Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

Poética

Body maps

(nuevo poemario)



"Los poemas de Body Maps son musicales, frescos y honestos. Es asimismo introspectivo, un viaje de satisfacción al reflexionar. Refleja diferentes momentos de la vida de una mujer: soledad, lucha, alegría, un ver hacia dentro con un resultado positivo".

Álvaro Torres Calderón
(Traductor)





"The discovery and re-discovery of the senses of love of understanding of fear an search within and
without; there is fear in recognizing who we really are when face to face in front of others. What we want does not have anything with what we really want; there is passion and desire obscuring our reason; there is reason and fear obscuring our desires.
Body maps is the acceptance of the adventure into the discovery of our own horizon; here, Elga opens herself and the reader into the rivers and streams, the roads and mountains, the ups and downs of our body and our souls intermingled forever.

Alvaro Torres Calderon has captured the essence and the soul of Elga Reátegui’s poetry with a masterful, well-crafted translation, in it he shows us its sensibility as a poet".

Miguel López Lemus

(Editor)



Body maps de venta en:

Barnes & Noble


Amazon



Chicago Market








Desde Lima y Valencia: “EN MI PIEL” de Elga Reátegui

Por Jorge Zavaleta Alegre.-Cambio16. Madrid.-



En las dos últimas décadas el Perú y varios países de América  Latina, las mujeres  aparecen con una producción poética ascendente de exploración del lenguaje, con contenido social  e  individual, destacan varias editoriales ibéricas.
Elga Reátegui Zumaeta,  acaba de publicar  “En mi piel”, en  el Grupo Arteidea,  “un conjunto de poemas que revela las emociones y las sensaciones más intensas que una mujer pueda experimentar, desde el dolor espiritual hasta las huellas que deja el contacto mágico de los cuerpos”:
 Heridas: “El alma tiene  hoyos profundos/ heridas insaturables/ marcas  de anomalías irreversibles/…
 Decisión: Si quisieras venir/ la noche se extenderá/ libre, plena/ y  no tiene final/ ganas de irse….
 “Elga Reátegui refresca y enriquece de la mejor manera la expresión poética femenina en el concierto de las letras hispanas”, destaca Jorge Luis Roncal, del Grupo  Arteidea, editorial que  antes publicó  a Elga, su  novela “El  Santo  Cura”
 “En mi piel”, es una selección de sus anteriores poemarios (“Ventana opuesta”, “Entre dos polos”, “Alas de acero”, “Etérea” y “En mi piel”). La carátula  e ilustraciones de  Asun Perea Ferrer.
 La reciente publicación de 64 pp,  aparece  en el  formato impreso  o Kindle Store,   rompiendo, gracias a la tecnología,  el enclaustramiento forzado o de antologías  arbitrarias.
 Elga Reátegui Zumaeta, escritora y periodista,  nació en Lima, reside en Valencia, incursionó en la literatura con el poemario “Ventana Opuesta”,  “Entre dos polos”,  “Alas de acero”, “Etérea” y  “En mi piel”  en 2005.
 Junto al escritor y decimista, Pedro Rivarola (ya fallecido) publicó  los epistolarios “Correo de Locumba” y “Violación de correspondencia”, además de la plaqueta de poesía “Madera y fuego” y el CD “Abrazados”
 En octubre de 2012, presentó  desde Estados Unidos,  su novela “De ternura y sexo” en bibliotecas y otros  recintos culturales. Participó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara.  Su tercera novela está prevista para inicios del 2014, y toda su  obra será traducida al inglés.
 Ella, ejerce una comprometida labor de promoción de las letras, mediante entrevistas a  personajes del ámbito cultural, artístico y de las comunicaciones, siguiendo la lección  de González Vigil, quien con su antología de 90 poetas peruanas, el crítico literario presenta una selección de figuras femeninas de la poesía peruana,  desde los versos de Amarilis hasta la renovación poética de los 80.
 “Ya era tiempo de vindicar el arte en la palabra de la mujer peruana. Expurgar con tenacidad y mimo sus versos, extrayéndolos algunas veces casi del anonimato para mostrar un panorama coherente, aunque no siempre parejo, pero de todas maneras vibrante y novedoso. Un aporte  en este horizonte es la selección de  90 Poetas peruanas de antología (Mascaypacha, 2009, 663 pp.)” coinciden varios comentarios sobre la labor  del académico, crítico y poeta Ricardo González Vigil,  escritor peruano,  reconocido por su amplitud en el oficio de antólogo más versado y prolijo de nuestras letras. Además de figura internacional  en el estudio de Vallejo, Arguedas y el Inca Garcilaso.
 En el Perú, se juntan las voces piadosas del Virreinato con la única palabra que deslumbra, la de Amarilis. Entre las costumbristas y satíricas y las del Romanticismo al Modernismo hay de todo, pero es en el apartado del Vanguardismo a la Generación del 70 donde surgen poetas como Magda Portal y Blanca Varela.
 “El auge poético, desde  los años 80 hay cerca de medio centenar, en actual producción y crecimiento. Visionarias, desinhibidas, descubridoras de su cuerpo, golosas de la vida, orfebres del verso y ávidas de cantar el mundo sin fronteras de sexo ni pensamiento”.
En otros países de la Región,  también destaca esta producción femenina, aunque con menos intensidad, teniendo como símbolos  a Gabriela Mistral, en Chile;  en México a Sor Juana; y en España a Gloria Fuertes o Rosalía de Castro, señala Mascaypacha Editores, que presenta la  edición de 663 pp, libro que  contó con el auspicio de la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo y el diseño gráfico de Alberto Escalante.
 Otro aporte es la Antología  de Poesía Perú – Ecuador 1998 – 2008, producción de 40 poetas, con la presentación de  Karina Marín, Quito, 1978  y Carlos  Villacorta, Lima 1976, edición que el diplomático ecuatoriano  Diego Ribadeneira,  titula:  “Dos literaturas para un solo horizonte”.





Poemario En mi piel



Es un lugar común señalar la ascendente producción bibliográfica correspondiente a la poesía de mujeres en el Perú en las dos últimas décadas, y que éstas oscilan entre la audacia en la exploración del lenguaje erótico y la introspección en el mundo individual marcado por la experiencia de género. Sin embargo, pocas veces como "En mi piel", se entrelazan de manera notable todos los mundos que pueda vivir una mujer, desde el dolor sentimental y social, hasta las huellas de la comunión de los cuerpos, revelados por un lenguaje pleno de equilibrio y control, que al tiempo que deslumbra, conmueve y enaltece la condición humana. Así, con esta entrega, Elga Reátegui refresca y enriquece de la mejor manera la expresión poética femenina en el concierto de las letras hispanas.
Jorge Luis Roncal
Editor y escritor

La mirada de Elga  (publicada en Ágora Digital)
Por Amparo Andrés (escritora y promotora cultural)


Elga es poeta y escribe poesía con esa pureza y cadencia del lenguaje que aún se conserva en Latinoamérica. Todo en ella es suavidad, pero, no por ello exenta de pasión y fuego que deja una impronta en sus letras. Versos que curan el alma y la envuelven en una atmósfera de calidez y profundidad, lograda por los efectos de refuerzo que producen los epítetos utilizados para componer sus versos, todo ello aderezado con unas breves pinceladas de sensualidad y erotismo entrañable. En la piel de Elga reside el encanto de la poesía sin estridencias, pero que va directamente al fondo del corazón.

Comentario del periodista mexicano José Luis Castillejos Ambrocio


Hoy recibí un excelente regalo: 32 poemas escritos de manos de Elga Reátegui (Lima Perú, 1967), una escritora y periodista que reside en Valencia, España, quien ha publicado "En mi piel" y "El Santo Cura". Y en ese placer de coincidir y tender lazos de amistad, como ella me los dedica afectuosamente me deleité con "la intimidad de la noche/con la suavidad de un perfume/ o la inquietud de un encuentro. Su prosa es limpia, mágicamente llevada en el dérmico campo de la flora apasionada y enciende la arena del cuerpo, siembra las parcelas, sube y baja las alturas y pinta Elga sobre la transparencia del mar donde delinea en cada ola la posibilidad de un camino.
Me quedo con toda su poesía porque escribe sobre agua, con sus dedos en húmeda pizarra y dibuja sobre el viento, traduce los tormentos, llora por dentro, una y otra vez y retorna al silencio.
Elga Reátegui se deja explorar su accidentada geografía, sus regiones, sus desiertos no son tan silenciosos ni estériles más bien precavidos que esconden valiosos tesoros.
La poetisa acude a la cita sin más compañía que su conciencia, sin más tranquilidad que su tristeza escondida. Y pide dejarla ir aunque veces habla de su eterno retorno, de reciclar los cuerpos y reestrenar fantasmas. Huye a veces y deja que los pájaros encuentren su camino de retorno y combina los hilos de la ausencia de su tierra con el suave y mágico vuelo de las gaviotas de su patria querida: Perú.
Elga no se siente culpable de nada, de haber sido como todas, de haber sido humana, de tener la piel sensible al deseo de ser forastera en labios ajenos.
Tiene razón. No es culpable de que hayan atizado las furiosas llamas de la pasión y deja transmitir en su poesía la ternura convertida en lágrima, el beso lleno de paisaje, la luz de sus ojos vivarachos buscando la ternura del horizonte.
No entra en contradicciones ni en suposiciones. Es tal cual. No se inventa. Es tal cual, rebelde, de costumbres humanas, de ilusión hecha mujer, leño crepitante, piel con códigos, turbulencia humana que cambia el romance por la circunstancia.
Su poesía es sensitiva. Es íntima. Sensual y fusiona las inmensidades del corazón como mujer en plegaria constante.
Es a fin de cuentas una mujer que lleva la poesía a flor de piel y de allí el placer de leerla con entrega y pasión. Hasta pronto Elga por ese lazo de amistad que nació en la poesía y que abren mágicamente las compuertas de tu etérea dimensión.

Mi primer poemario: "Ventana opuesta"
(Primera edición 1993, segunda edición 2000)


“Entre dos polos”
(Primera edición 1994, segunda edición 2000)

“Alas de acero”
(Edición 2001)

“Etérea”
(Edición 2005)

“En mi piel”
(Edición 2006)

Junto al poeta Pedro Rivarola
“Correo de Locumba”
(Edición 2002)

“Violación de correspondencia”
(Edición 2003)

“Madera y fuego”
(Edición 2002)

“Abrazados (CD poético)”
(Edición 2003)