Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

sábado, 8 de junio de 2013

Mayo Gucoray: “En nuestras vidas es importante poder expresarnos con libertad”

Tres mujeres se han unido para dar a conocer su especial visión del mundo a través de sus escritos y su arte. En sus obras no solo hay ideas y colores, sino emociones, sentimientos, y unas ganas tremendas de reivindicar al ser humano, su espiritualidad y su conexión con su universo.
Los invito a conocer a Pilar Bau, María Jesús Franco y María Guallart, quienes juntas y comprometidas bajo el seudónimo “Mayo Gucoray” han dado a luz su primera obra literaria que lleva el título “Relatos de la mesa roja”.

Forman parte “Mayo Gucoray” ¿cómo se conocieron, cuándo acordaron unirse a escribir y por qué  escogieron dicho seudónimo para autodenominarse?

PB: Hace cinco años coincidimos en un centro de terapias naturales, donde una de nosotras trabajaba. Viendo que nuestras inquietudes eran similares, iniciamos una etapa dedicada al arte. En concreto unimos pintura, escultura y diseño de moda. Decidimos llamarnos “Grupo Mayo”. De ahí viene el parte del seudónimo, y para complementarlo hemos jugado con sílabas de nuestros apellidos.
MG: Empezamos a trabajar como un grupo de arte multidisciplinario (“Grupo Mayo”), en 2008 y aunque nos movíamos en un ámbito de cultura distinto al de las letras, siempre estuvo en nuestra mente escribir, pues era una afición que las tres compartíamos. La ilusión por materializarlo fue creciendo hasta el punto, que sin dejar de pintar, ni de esculpir, ni de diseñar, fuimos dejando hueco para plasmar por escrito todos aquellos relatos que iban brotando de nuestra imaginación
MJ: Mayo fue el mes que abrió nuestra primera exposición, y en el que comenzamos nuestra andadura juntas.
Pilar Bau manifiesta que el nexo que une a  "Mayo Gucoray"
no es sólo artístico. 

Manifiestan que sólo se reunían para escribir como una forma de diversión hasta que las tres dijeron “¡por qué no convertirlo en un libro!” y  así compartir sus fantasías e ilusiones con otros, ¿después de cuánto tiempo transcurrido y de cuántos relatos se les ocurre pensar en una publicación?

PB: Prácticamente desde la misma época en que empezamos a exponer, empezamos a escribir pero, estando inmersas en los proyectos expositivos, no le dedicamos más atención que a una distracción, un juego interesante más por cuanto que descubrimos que, en esta faceta literaria, también coincidíamos. En un  inicio fueron microrrelatos, notas sueltas, que poco a poco fueron desembocando en pequeñas historias.
MG: Sí, empezó como una diversión, contábamos historias, sueños, situaciones surrealistas, cosas para las que querríamos haber tenido respuesta, y en fin, todo aquello que en un momento dado, pueden angustiarte o hacerte reír, y nos dimos cuenta de que eran preocupaciones universales, aspiraciones y preguntas inherentes al ser humano. Fue entonces cuando el juego pasó a ser algo, que sin dejar de divertirnos, se convirtió en libro. Bastaron tres relatos para decidir que “Los relatos de la mesa roja” verían la luz.
MJ: Íbamos realizando nuestras exposiciones e íbamos escribiendo. Cuando vimos que aquello adquiría un peso importante decidimos tomarlo en serio. La literatura nos imponía mucho respeto, nos lo pensamos bien, e hicimos muchos borradores, pero cuando tuvimos la estructura de dos o tres relatos, empezamos  a trabajar en el libro.

El entorno familiar y los círculos de amigos desarrollaron un papel importante para terminar de decidirse, ¿qué tanto peso le atribuyeron a sus críticas y comentarios?

PB: Dimos a leer a familiares y amigos nuestros pequeños intentos literarios, algunos parecían bien, otros no gustaban. En general hubo buenas críticas, lo que nos animó a seguir. También es cierto que somos muy cabezotas y, aunque se nos hubiera criticado negativamente, hubiéramos seguido en nuestro empeño.
MG: El entorno familiar y los amigos, nos apoyaron en todo momento, no sin sorpresa por su parte, pues teníamos asignado el rol de grupo de arte. Pero siempre vieron en nosotras gran interés por la cultura en todos sus campos, y también gran parte de nuestro grupo más cercano conocía nuestra afición por escribir. En cuanto a las críticas, fuimos muy arriesgadas, pues el libro no fue leído por nadie de nuestro círculo íntimo, hasta su publicación. Aun así estábamos decididas a seguir con este sueño. Cierto es que somos tres y que nuestra capacidad crítica es elevada, jamás dudamos en aceptar una sugerencia propuesta por alguna de nosotras, pues esto, pese a nuestra individualidad, ha sido una puesta en escena de un solo ser: “Mayo Gucoray”.
MJ: La verdad es que confiábamos plenamente en el criterio de las compañeras. Hubo correcciones y cambios en las formas, pero no se modificó la esencia de ninguna historia.

Las tres poseen profesiones diferentes, sin embargo las une el arte, y ahora la literatura, cuénteles a los lectores cómo mujeres tan distintas se ven identificadas con esta realidad literaria.

PB: Como suele decirse “Dios los crea y ellos(as) se juntan”. Desde que nos conocimos tuvimos muy claro que nuestro nexo no era solamente el arte, entendido  como creatividad, sino que la línea que une la realidad con la ilusión puede dar lugar a creaciones maravillosas. Esperamos, por lo menos, haberla rozado.
MG: Desde niñas nos hemos dejado llevar por la lectura, y también cada una de nosotras ha escrito borradores y relatos de distintos tipos, tal vez sólo por placer, o por necesidad de plasmar alguna idea. Es curioso que la vida nos uniera por otros motivos (dentro del ámbito de la cultura), y descubriéramos que podíamos hacer juntas, más cosas, pues teníamos mucho más en común.
MJ: En realidad pertenecer a profesiones diferentes, fue un aliciente más que un inconveniente en sí. En nuestra primera exposición conjunta (hace ahora cinco años) la idea, era reunir varias disciplinas artísticas (pintura, escultura y diseño), pero también hemos variado la temática en las exposiciones y disciplinas según hemos ido evolucionando. En principió no pensamos en la literatura, fue algo que surgió de manera espontánea, al igual que las anteriores ideas. En el fondo nos apasiona cualquier manifestación creativa.
 “Relatos de la mesa roja” no solamente es el título de la obra, sino el hilo conductor a través del
María Jesús Franco manifiesta que al grupo
le apasiona cualquier manifestación
creativa 
cual se vinculan 16 historias, ¿fue complicado seleccionar los relatos?, ¿bajo qué criterios se hizo?

PB: No fue una programación a priori, por otra parte cada quien tenía, en su mente, aquello acerca de lo que quería escribir. La ventaja fue que, al no haber previsto de antemano  los temas, tampoco nos habíamos condicionado a un resultado concreto. En esto quizá radica la diversidad de la obra,  lo sorprendente y lo que la aleja de un efecto aburrido.
MG: No fue complicado, únicamente debía pasar el visto bueno de las tres, debía ser un tema interesante, o controvertido, o bien tratar de aquello que nos preocupa a todos de forma reconocida o no. Los relatos fluyeron, creo que había mucho que contar. Y ahí quedan los relatos, sin dar respuestas a preguntas de siempre, pero habiendo abierto nuevas vías y perspectivas, para que cada lector profundice hasta donde le apetezca, para que cada uno saque sus propias conclusiones en función de las preguntas que se formule. O sencillamente quede en un relato sin ir más allá.
MJ: La única condición era la aparición de la mesa roja en cada uno de ellos. Por lo demás tuvimos completa libertad para contar las diferentes historias. Cada una de nosotras confió en la visión de sus compañeras a la hora de proyectarlas.

¿Cómo se hace para que tres estilos diferentes compatibilicen en una publicación? 

PB: Nuestras experiencias en los proyectos que hemos expuesto ya nos confirmaban que compatibilizamos bien.  Y esto, el aunar estilos en la faceta literaria, ha sido un campo más en el que trabajar juntas. Además, después de releer y corregir todos y cada uno de los relato en común, toda la obra participa de una esencia común.
MG: Se hizo lecturas a tres, procurando cada una de nosotras leer los relatos ajenos, en voz alta y rectificando aquello (previa voluntad de la autora) que creíamos. No hubo mucho que cambiar, nos gustó la espontaneidad con la que fluían las historias, le daba un aire fresco a algunos relatos duros, desdramatizaba aquello que de por sí, era dramático, o por el contrario daba seriedad a temas que pasamos por alto en el día a día, y que merecían ser protagonistas.
MJ: Es curioso, pero en multitud de ocasiones nos parece compartir una sola mente en tres cuerpos diferentes a la hora de recolectar ideas o de pensar en una historia. La diferencia de estilos por supuesto existe, pero al alternar los relatos, supuso un aliciente más que un contratiempo. Encontramos que de ese modo se agilizaba la lectura y se tornaba más amena desde el punto de vista del potencial lector.



Pilar Bau y María Guallart poniéndose de acuerdo
sobre el contenido de un texto 
¿Hay una líder en el grupo? ¿Quién lleva la voz cantante?

PB: No existe ningún tipo de liderazgo. Las decisiones son tomadas entre las tres.
MG: Nunca hubo una líder en esta formación y tal vez ese sea el secreto del éxito como grupo. Somos tres personas muy diferentes en nuestra vida cotidiana, y sin embargo, como bien queda reflejado en el libro, nos interesan temas comunes. Nuestra esencia es la misma aunque nuestros caminos de búsqueda sean diferentes. Eso es lo que lo hace atractivo y eso nos ha permitido trabajar juntas durante cinco años.
MJ: No se puede decir que exista una líder conceptual. Es claro que en todo grupo las diferentes personalidades aportan conceptos y matices enriqueciendo el conjunto. Creo que coordinamos bien porque nos gusta y nos divierte lo que hacemos. Nos respetamos profundamente y disfrutamos estando juntas.

¿Necesariamente hay que poseer alma de niño (a) para escribir relatos fantásticos?  ¿Por qué con el tiempo dejamos de creer en la  fantasía, en los sueños, etc.?  Tiene muchas desventajas ser adulto en ese sentido, ¿no les parece?

PB: Tal como aparece definido en la introducción del libro, lo llamado mito, o leyenda, puede ser en realidad parte de una historia dotada de antigüedad, pero no por ello deja de ser real. También es inevitable hablar del concepto “magia”. ¿Qué es la magia?, ¿acaso la televisión, o el microscopio, no serían considerados objetos mágicos en la edad media? O, ¿acaso nos no nos parecería cuestión mágica conceptos actuales, por ejemplo, aquellos sobre el cerebro holográfico, que científicos como Karl Pribram defienden?
MG: Si entendemos que tener alma de niño es fantasear y dejar volar la imaginación, sí, poseemos alma de niña. Pero sólo en ese sentido porque los relatos pueden ser muy duros o muy adultos, según se quiera hacer la lectura. También es cierto que pueden ser leídos como meros relatos, sin profundizar. Yo creo que este libro permite a cada uno ver lo que quiera, incluso un mismo relato leído por la misma persona en momentos diferentes de su vida, en los que sus prioridades o sus deseos hayan cambiado, le hará ver cosas diferentes
MJ: Tiene la desventaja de que hay que compatibilizarlo con muchas más obligaciones. Sin embargo los momentos de inspiración se aprovechan al máximo y se recuperan fantasías de la juventud y de la infancia casi sin darse cuenta. Es como entrar en trance.
María Guallart asegura que el secreto del
éxito del grupo es que no existe una líder

Dado que muchos de sus personajes saltaron de una historias a otra y casi formaron parte de su cotidianidad, ¿no les asaltó la idea de cualquier día hallarlos en la calle convertidos en seres de carne y hueso? Eso da un poco de miedo, ¿no lo creen así?

PB: No. Este universo, en el que vivimos, es tan sorprendente que eso llamado locura quizás puede se reestructurado como vivencias en varios planos de existencia. Es algo a debatir.
MG: Pese a lo que pueda parecer por aquello del apellido “fantástico”, son seres muy reales de los que todos los días nos cruzamos por la calle sin tan siquiera mirarnos. Solo que en el libro no aparecen ellos físicamente, sino sus almas, sus anhelos, sus aspiraciones, sus preocupaciones…. ¿Miedo? Sólo para aquellos que nunca se formulan preguntas y de pronto tropiezan con algo que siempre estuvo ahí.
MJ: Algunos guardan características de seres de carne y hueso. El frutero de tu barrio, el profesor de tu hija o la jubilada del tercero, pueden convertirse en personajes de novela con un pequeño retoque. Otros nacen de la imaginación más pura y dura. Sería maravilloso creer que únicamente han existido en tu imaginación y un buen día topártelos en el metro.

¿Qué se siente ser el dios o diosa del destino de los seres que crearon? Es decir, de poder decidir las penas y alegrías de un personaje e incluso su muerte. ¿No es demasiado tener tanto poder?

PB: No creo poseer tal poder. Al contrario, sinceramente, me siento muy agradecida por el hecho de que, estos personajes, me hayan mostrado sus vivencias para poder narrarlas.
MG: Bueno, es un destino que a todos nos espera, y que ninguno decidimos, la muerte, ¿por qué no aceptarlo o hablar de ello sin dramatismo? Lo mismo ocurre con las penas y las alegría, forman parte de nuestra vida y a veces tampoco nosotros podemos decidir cuándo tenerlas y cuándo no. Yo no me sentí diosa decidiendo el destino de los protagonistas, parecía que ellos lo hubieran elegido, solo les comprendí y les escuché. En ese sentido, si fueron de carne y hueso.
MJ: Verdaderamente en ocasiones logras encarnarte tanto en tus historias que llegas a disfrutar e incluso a sufrir por ellos. Es emocionante poder decidir un destino, un amor o incluso la muerte de un personaje, pero nunca como un Dios omnipotente. A veces es el propio personaje quien guía la historia y se adueña de tu voluntad. Siempre inconscientemente, intentas llevarles a "buen puerto”. Enviar mensajes luminosos o al menos esperanzadores.
.
Está aceptado que las leyendas y mitos están basados en sucesos reales, ¿qué tanto de verdad y fantasía existen o coexisten en sus relatos?

PB: En algunos relatos aparecen datos concernientes a civilizaciones pasadas, en otros los protagonistas son seres que han existido y, partir de estos hechos y personajes, se ha creado la fabula. Y aun existen aquellos en los que, hechos y protagonistas, son pura ficción.
MG: Absolutamente el 100 por ciento todo es verdad y fantástico a la vez. Es decir, todo lo que se relata en el libro tiene su base real, ya sea vivida o sencillamente meditada y pensada en profundidad. Otra cosa es el desenlace, aquí es donde interviene el enfoque más o menos fantástico, o como poco, sorprendente.
MJ: Hay un 75 por ciento de fantasía en la mayoría de ellos, aunque algunos tienen por contra un 75 por ciento de realidad.
María Guallart y María Jesús Franco expresan que su labor
al interior de "Mayo Gurocay" es un disfrute espiritual 

¿El trabajo de creación lo hacían juntas o por separado?

PB Por separado, luego se imponía la puesta en común, el trabajo de lectura y corrección.
MG: Se creó de forma individual, pero hubo puestas en común.
MJ: Se escribían por separado, pero obviamente, nos reuníamos cada cierto tiempo para poner en común los relatos individuales. Resultaba muy estimulante esperar esos días para desvelar la intriga que suscitaban los relatos de las compañeras.

¿Eran permeables a las críticas entre unas y otras?

PB: Totalmente, es una de las bases de la coherencia en los relatos.
MG: Por supuesto, era nuestro único salvoconducto. Teníamos fe ciega en la opinión de las demás, aunque sólo se cambiaba algo si la autora daba su consentimiento. Cuando hablo de cambiar, me refiero al estilo, a la forma de expresarlo, porque ninguna historia fue rectificada en su esencia, cada una contó lo que quiso.
MJ: Creo que otro de los secretos del funcionamiento del grupo, es la consigna de mantener sinceridad absoluta entre nosotras.
"Mayo Gurocay" cree que el trabajo de comunicación es
vital para que una sociedad avance

Cuéntenos sobre la portada y el símbolo celta que ostenta. ¿Qué mensaje nos quieren alcanzar con esa imagen?

PB, MG, MJ: Nos pareció oportuno puesto que afirma la imagen del grupo, una triada. El símbolo es el llamado La Triqueta, es celta y data de unos cinco mil años de antigüedad. Tiene significados tan variados como muerte, vida, renacimiento, haciendo mención a la reencarnación. La Triqueta es la representación de la parte femenina del universo y de las tres fuerzas de la naturaleza tierra, agua y aire. Además representa a la divinidad, a la diosa, en sus tres facetas de doncella, madre y anciana. También representa los tres planos de existencia, físico, mental, espiritual o emocional. En este sentido sería una alusión al equilibrio, ese equilibrio al que todos aspiramos. El símbolo está enmarcado por el círculo, eterna alegoría al infinito, a la eternidad.
MG: Nada nos pareció más representativo que éste símbolo para dar idea de lo que se iba a encontrar el lector en este libro. Ni tampoco encontramos algo mejor para definir a sus tres autoras, que en esta obra, son sólo una. ¿Símbolo de luz o de oscuridad? Y ¿por qué elegir si todo y todos tenemos ambas partes? Así son los relatos que aquí se cuentan, con el claroscuro propio de la vida y de la fantasía. Eso sí, cada cual será libre para moverse por el espectro de colores que va del blanco al negro, pudiendo ser un relato para unos rojo y para otros verde, su complementario, y aun así hablar del mismo relato. Esa es la gran maravilla, la libertad que nos proporciona la imaginación. La Triqueta es un símbolo cargado de significados opuestos y complementarios a la vez. Necesarios los unos para los otros, si lo que nos interesa es completar un todo, cerrar un círculo. Eso son nuestras vidas, círculos. Su representación más antigua habla de la parte femenina del universo como dadora de vida y también de muerte. También representaba los tres elementos de la naturaleza para la cultura celta, agua (inframundo), tierra (mundo) y aire (supramundo), conceptos estrechamente relacionados con la vida, la muerte y el renacimiento. Y por último, pero no menos importante, simboliza la eternidad, la igualdad y la indivisibilidad de todo lo que forma parte del universo. Cada relato de este libro, tiene un poco de todo ello, de todo lo que simboliza la Triqueta.

Han conformado el grupo “Mayo” y llevan organizando varias actividades ¿Cuál es la misión de esta agrupación y qué actos han llevado a cabo?

PB, MJ: Como Grupo Mayo hemos llevado a cabo los siguientes proyectos:
Exposiciones
2008:
- “Diosas”. La Casona, lugar de eventos culturales. Benimaclet,  Valencia.
-“Deesses”. Sala de exposiciones Giner, sociedad coral El  Micalet, Valencia.
-“Cambio Climático”. Galería Asociación difusora de las artes, Valencia
-“Diosas”. Consellería de cultura, semana cultural falla Ausías March.
2009:
-“Cambio Climático”. Sala dependiente del Ayuntamiento de Valencia, Biblioteca  Azorín.
-“Los Cinco Elementos”. Les Coves del Bata, Ayuntamiento de Paterna,       Valencia.
-“Cambio Climático”. Casa de la cultura de Xirivella, Valencia
-“Natural”. La Claca, Valencia.
-“Cambio Climático”. UIMP (Universidad Internacional Menéndez y Pelayo),  Palacio de Pineda, Valencia.
-“Vitalia”. Ayuntamiento de Lliria, Valencia.
2010:  
-“Vitalia”. Fundación Pintor José Manaut, Valencia
2012:  
-“Mediterránea”. La Gramola, Valencia.
-“Básico”. Casa del libro, Valencia                                            
  Bibliografía
En los albores del siglo XXI. Autores: Lorenzo Berenguer, Beatriz Vázquez.
MJ: La misión principal es el placer de poder crear y a su vez divertirse. Hacer lo que nos apasiona pese a las dificultades. También desearíamos remarcar el papel creativo y cultural de la mujer y su proyección social. Creo que las mujeres tienen mucho que aportar en numerosos campos y poseen una sensibilidad especial y una visión particular a la hora de reflejar las cosas. Hasta ahora todos nuestros trabajos habían ido más enfocados a las artes plásticas, eran más visuales. Pintura, escultura, diseño. También hubo exposiciones con un toque más reivindicativo."Cambio climático", etc. Pero en realidad estamos abiertas a todas las áreas de expresión y no descartamos investigar en otras.
"Mayo Gurocay"  se funda  para dar a conocer
una nueva forma de ver y asumir el arte
y la literatura 

¿Cuál objetivo de vida que quieren cumplir como grupo y de manera individual?

PB: Como grupo aspiramos a dar a conocer una manera de ver el mundo, la nuestra. Evidentemente cualquier obra, ya sea plástica o literaria, lleva implícito un mensaje. El ser humano nunca realiza un trabajo, y lo muestra luego a la comunidad, sólo para gozo de sí mismo. Su misión, lo reconozca  o no, es comunicar, compartir, y experimentar el efecto que su  labor tiene en los demás, sea de complacencia o de rechazo. Y eso es parte fundamental del trabajo de comunicación que permite que una sociedad avance.
Nuestras individualidades coinciden en expresar emociones, sentimientos, descubrimientos, y darlos a conocer, de forma parecida, por unos caminos y modos similares, sino los pequeños frutos que estamos obteniendo no hubieran sido posibles. En nuestras vidas es importante poder expresarnos con libertad.
MG: Seguir trabajando, ahora más que nunca. Esta sociedad donde parece que la cultura es lo menos importante, para nosotras es una prioridad, es aquello que nos hace evolucionar y no anclarnos en la sensación de desasosiego y desesperanza generalizada. Este es el momento de reivindicar la cultura, en cualquiera de sus variantes, ahora es cuando hay trabajar con la imaginación y el ingenio, sobre todo si eso es un placer, como en nuestro caso.
MJ: Básicamente disfrutar de nuestro trabajo, madurar más proyectos. Seguir creciendo e investigando como grupo e individualmente. Nos encantaría aportar nuestro granito de arena en el indispensable y devaluado mundo de la creatividad y de la cultura (tan dejada de la mano de Dios últimamente).Sólo la cultura y el crecimiento humano, en cualquier ámbito pueden otorgar la llave indispensable para abrir una nueva sociedad, más ecuánime y más justa.
Si quieren conocer más del libro
pueden pinchar en:
 Pero si desean comunicarse con las autoras 
pueden hacerlo a los siguientes correos: 






5 comentarios:

  1. felicitaciones para las autoras...tienen muy en claro que cada obra que hacen teniendo el corazón,la mente,el cuerpo y el alma conectados es sinónimo de felicidad....que genial que las obras que han hecho es para satisfacciones personales y no centrarse si es que le gusta a los demás...que sigan los éxitos y emprendan nuevos proyectos,saludos Carlo bedoya

    ResponderEliminar
  2. felicitaciones para las autoras...tienen muy en claro que cada obra que hacen teniendo el corazón,la mente,el cuerpo y el alma conectados es sinónimo de felicidad....que genial que las obras que han hecho es para satisfacciones personales y no centrarse si es que le gusta a los demás...que sigan los éxitos y emprendan nuevos proyectos,saludos Carlo bedoya

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado la entrevista, con el añadido de que soy fan del género breve. Deseo que estos relatos lleguen al mejor público así como muchos éxitos, todo un ejemplo de que tres no son multitud sino un equipo si hay voluntad. Suerte Mayo Gucoray.
    Enhorabuena Elga.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Jorge Ampuero. Saludos.

    ResponderEliminar