Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

sábado, 28 de septiembre de 2013

Jessyca Sarango: “Mi mayor éxito lo escribo a diario”

Es auténtica y original por donde se la mire, su creatividad no conoce límites y derrocha buena vibra en todo momento. Podríamos seguir describiendo el alma de la cantautora Jessyca Sarango, pero esta introducción no tendría cuándo acabar, mejor entonces, les contamos que millones conocen su voz y sus canciones gracias a los temas centrales de telenovelas que arrasaron en audiencia en el mundo, y no solo eso, es la compositora predilecta de ídolos de la música hispanoamericana.
 Está cumpliendo 26 años de carrera artística, y el secreto de su éxito es que no tiene ningún reparo en divulgar que hace todas las cosas con amor y sin tomarse la vida tan en serio,  a lo que podemos agregar que es una mujer con gran una serenidad espiritual y que vive el
Le obsequiaron su primera guitarra a los tres años
ahora con intensidad, ¿hemos dado en el clavo?
Desde pequeña he sido muy curiosa con absolutamente todo, y la religión y sus dogmas no fueron excepción. Nací en una familia de corazón, pensamiento y mente muy amplia con respecto a los sentimientos y pensamientos, pero católica por tradición, así que fui educadora dentro de este credo. Me eduqué en colegios de monjas toda mi vida, pero siempre viví con muchas preguntas y el catolicismo no logró jamás dar una respuesta que me convenciera. Por esa y por otras muchas razones— unas explicables y otras, no—, mi espiritualidad empezó a buscar dentro de mí esas respuestas que no encontró fuera, y un día se tropezó con la filosofía budista y se identificó casi al cien y por ciento con ella. No soy budista, no tengo religión, simplemente soy un ser humano que vive siguiendo lo que le dicta el corazón.
 Asegura que es una persona con mucha suerte, y que se siente realmente feliz de haber encontrado su camino profesional desde muy jovencita. Fue algo realmente excepcional (y poco común en un niño o adolescente)  estar completamente convencido de qué hacer con su vida, y para más bendición que se abran todas las puertas para conseguirlo. Teniendo en cuenta su historia suponemos que cree en el destino, la buena estrella o como prefiera llamar a ‘esa fuerza’ que la ha acompañado hasta ahora.
 La suerte es un término relativo, por tanto, pienso, más bien, que los seres humanos vivimos experiencias que necesitamos vivir porque son parte de nuestra formación. Las cosas buenas o no tan buenas que nos suceden son para formar nuestro carácter: o nos fortalecen o nos debilitan; o nos hacen seres brillantes o, por el contrario, nos sumergen en la sombra de la amargura. Creo que el carácter, la actitud y la voluntad determinan nuestro camino en este mundo. Si soy la persona que soy ahora es gracias a todo lo que he vivido y la forma en que asumí esas situaciones. Soy afortunada porque me enseñaron a construir sentimientos y pensamientos positivos, bonitos y poderosos frente a cualquier adversidad. Creo que ese es el secreto de mi felicidad.
Con su amiga y compañera de toda la vida 
¿Fue una niña sociable o pertenecía, quizá, al grupo de las retraídas?  ¿Era de las participaba activamente en las actuaciones de colegio o formaba grupos musicales con sus amigas?
Fui una niña sociable, pero disfrutaba mucho más de mis juegos en solitario, tocar mi guitarra, inventar mis juegos, crear mis historias...era muy popular en el colegio, extremadamente inquieta y distraída, pero simpática, aunque un poco controladora y perfeccionista.  Por eso después de un rato ya no quería jugar con nadie que no me siguiera el paso (risas). Nunca formé grupos con nadie, siempre hice mis juegos musicales sola.
¿En qué momento aparece la oportunidad de oro y ve que sus sueños van tomando forma?  ¿Primero fue el canto o la composición?
 A los 11 años me presenté por primera vez ante un grupo de más de 300 personas, luego de hacer eso me di cuenta de que el escenario no me daba temor. Creo que compuse y canté al mismo tiempo. Desde antes de saber escribir ya había creado varias canciones.
Junto a Jon Secada, su gran amigo, y para
quien ha compuesto un sinfín de canciones
Su carrera fue vertiginosa en su natal Lima (Perú), y casi no había telenovela a la que no le pusiera la banda sonora, luego vinieron sus participaciones gloriosas en el afamado Festival de Viña del Mar (Chile). Sin embargo, de pronto hizo maletas y se marchó a Miami. ¿Se sintió abrumada de tanto éxito? O tal vez, ¿pensó que había hecho todo lo que quería y podía en su tierra?
Nunca he sentido el éxito como algo abrumador. Mi carrera,  al menos como yo la veo, es un camino de crecimiento y aprendizaje. Mi país ha sido para mí la mayor escuela para comenzar a descubrir la fuerza que tengo para sobresalir, luchar y crear una vida alrededor de la música, pero fue dejar la comodidad de Perú lo que realmente me demostró a mí misma que las capacidades de un ser humano son ilimitadas e infinitas.
El tema de la telenovela “Milagros” que usted compuso ¿fue su mayor éxito?  Lo digo porque no había quien no la cantara por aquí y por allá, y por el éxito que tuvo más allá de las fronteras nacionales.
Pienso que mi canción “El Milagro de Amar” de la telenovela “Milagros” fue la más popular. Mi mayor éxito lo escribo a diario: cada vez que abro los ojos, cada mañana, cada tarde, cada noche....
Uno de sus primeros trabajos de corte internacional, fue para el popular grupo juvenil “Menudo”, que por el año 1993 cumplía 15 años,  y usted contaba con 19 añitos, ¿cómo recibió la propuesta?
Componiendo al lado de Gian Rodríguez, hermano del
famoso cantautor Luis Fonsi
Escribir para “Menudo” fue una súper experiencia, aprendí mucho de lo que puede hacer la "moda" y lo populares que pueden hacerse las canciones en voces de niños bonitos. Eso aprendí, pero lo más importante es que gracias a “Menudo” conocí a uno de mis mejores amigos en la vida: Ashley Ruiz, un ser humano maravilloso que continuará en mi vida para siempre.
Partió a Miami y una vez allí, poco o nada tuvo que esperar, pues llamó a su puerta el consagrado productor Alejandro Campos, artífice de éxitos para cantantes de la talla de Olga Tañón, Fonseca, entre otros, ¿quién le habló de usted y cómo fue ese encuentro?
Alejandro Campos un amigo entrañable, mentor y además un músico como existen pocos. Es un músico del alma. No me canso de aprender de su arte, y disfrutar creando con él, es un deleite total. Lo admiro mucho como artista. Hemos escrito muchas canciones juntos.  Las alas que posee en sus manos de pianista son maravillosas. Le pone distintos colores a mi pluma. Amo hacer música con él.
Ha formado equipo muchas veces con Ángel Arce y Taura
Lennox, compositores estrella de cantantes de la talla de
Olga Tañón, Reik, entre otros
Compone para muchos cantantes, pero hay uno que es  su preferido,  y al que le une una estrecha amistad, ¿qué significa para usted, Jon Secada?
Mencionar a  Jon Secada es hablar de un ícono del cross over hispano. Es uno de los artistas más importantes de la música hispana en los Estados Unidos.  Mi amistad con él surgió como todo lo maravilloso que tengo en la vida, gracias a la música. Jon es un maestro, es una persona con mucha experiencia y sencillez, disfruta ver el nacimiento de una canción y respeta muchísimo la mano del creador. Me dio la libertad de crear para él lo que mi alma quiso darle, y solo los grandes en la industria de la música hacen eso en estos días. Lo respeto y lo quiero por haberme dado libertad.
Pero a usted también le interesan otros temas, como por ejemplo, la educación, los valores, el
El deporte forma parte de su día a día
cuidado del medio ambiente, entre otros, comparta con los lectores qué la motivó a fundar Merlin Castle Group, y cuál es el  papel juega “Henry” en todo esto.

Merlin Castle Group y la colección de cuentos “Los Libros de Merlin” son el proyecto más importante que he empezado. Tener la oportunidad de compartir con los niños, el crecimiento, descubrimiento, aprendizaje, conocimiento del ser y del mundo que me rodea a través de la música es un privilegio para mí, un regalo. Siento la necesidad de abrir sus mentes, sus almas, sus corazones, sus conciencias a través de mis relatos, de mis personajes, de sus mensajes y su música. “Henry, el camioncito verde” es la voz de muchos seres humanos que buscamos la forma de decirle al mundo que aún somos capaces de salvarnos, salvando nuestro planeta vivo, rescatando el amor a la naturaleza, pero nuestra única esperanza es sembrar esa filosofía en los seres humanos que nos precederán, los niños. Esa es la misión de Henry y de toda la colección verde de los Libros de Merlin. Además “Henry, el camioncito verde” me regaló mi primera nominación a los Grammy Latinos 2011. La colección de cuentos "Los Libros de Merlin" cuenta con muchos audiolibros que iré publicando poco a poco, en la medida en que mi compañía Merlin Castle Group logre editarlos.
Su empresa tiene un compromiso social y ecológico
Le encanta el deporte, ¿cuál es el lugar que ocupa en su día a día?
El deporte como la música son mis dos pulmones, sin ellos no podría respirar. Los dos son mi vida.
Nos consta que es una mujer exenta de prejuicios, y por eso, se ha atrevido a decir su edad en las redes sociales, ¿cómo evalúa su presente y futuro alguien que llega a base cuatro con tanto éxito?
Mi presente es este momento y mi futuro es este momento. Tengo mucho que crear, mucho que imaginar, mucho que reír, mucho que cantar, mucho que soñar, mucho de todo.
En resumen, ¿quién es Jessyca Sarango?
Jessyca Sarango es una niña grande, que aprende cada segundo y que vive cada segundo, como si fuera el primero y el único.
Si desean saber más de la cantautora
y /o su obra pueden pinchar
en los siguiente enlaces:
http://www.jessycasarango.com
http://www.myspace.com/jessycasarango
http://www.youtube.com/jessycasarango
http://www.itunes.com/jessycasarango
http://www.amazon.com/jessycasarango
http://www.iartgroup.com








viernes, 20 de septiembre de 2013

Javier Cordero y María José Boscá: “La vida profesional es un torbellino que devora todo tu tiempo”

Hay gente que se crece ante las adversidades, se reinventa y busca una nueva filosofía en los ojos de sus seres queridos. Esto es lo que les ha pasado a Javier Cordero y María José Boscá que, a raíz de la crisis económica imperante en España, perdieron sus empleos y tuvieron que comenzar de cero.
Los esposos Cordero han vuelto apostando por un negocio vinculado a la cultura denominado “Mamushka”. Creen en él. Y hoy por hoy han logrado compatibilizar trabajo y familia.
Los invito a conocer su historia.
No solo son una pareja que se lleva bien, sino además son socios y conforman un equipo de trabajo que se entiende y que casi siempre está de acuerdo en todo, ¿quién convenció a quién para llevar a  cabo el proyecto "Mamushka" café cultural?
El primer paso lo dio Majo; los demás siempre han sido pasos al unísono, naturales y relajados. Primero en pareja y luego formando un trío. Cuando se tienen las ideas claras y hay diálogo: nadie convence a nadie.
¿Cómo un restaurador se recicla en un empresario cultural?  ¿Le fue difícil abandonar  su
Javier Cordero está llevando a cabo
su sueño
carrera y apostarlo todo por algo que nunca había hecho?
Dos fueron las circunstancias que nos empujaron a esta nueva vida. La crisis de la restauración de obras de arte; ‘Papá Estado’ ha cerrado el grifo hasta nuevo aviso, en primera instancia. La segunda causa: nuestra paternidad. La vida profesional es casi siempre un torbellino que devora todo tu tiempo. Tus hijos crecen y crecen y no te esperan. No queríamos seguir perdiéndonos sus cambios. Ambas circunstancias son tan “intensas”, por esa razón, no nos ha resultado difícil dar el cambio.
Teníamos un sueño: trabajo, familia, niños, arte y cultura.  Todo en uno. ¿Era posible?  Tenemos un cóctel. El tiempo nos dirá si está bien formula
Y usted, María José, ¿en qué momento dice hay que emprender algo nuevo porque esto no da para más?  ¿Tuvo miedo de los obstáculos que podría encontrar en el camino?
Mientras uno de los dos tuvo estabilidad laboral no me planteé la urgencia de emprender un proyecto nuevo, al menos a corto plazo. Pero cuando perdimos el trabajo ambos, se agudizó la necesidad de buscar una alternativa: siempre que se cumplieran las premisas de trabajar en la localidad donde vivimos y que el proyecto en cuestión nos permitiera compatibilizar la vida laboral y la familiar. Miedos he tenido y sigo teniendo cada día, a que no dé el resultado esperado, a no hacerlo bien, a la responsabilidad de tener un negocio propio y no contar con una nómina fija a final de mes. Pero tenemos ilusión y esperanza para suplir ese miedo.
¿Quién era hasta hace poco Javier Cordero y cómo se ve en su nuevo de rol?  ¿Detecta
María José ha aprendido a arriesgar
diferencias entre el hombre de ayer y el de hoy?
¿Diferencia? Mucha. Antes me sentía como un niño en un mundo de mayores. Todos los días me disfrazaba de adulto, hablaba como ellos; no podían descubrirme. Ahora ni me disfrazo, ni disimulo.
¿María José siente que ha perdido algo importante dejando de lado su carrera?  ¿Qué ha aprendido de esta su nueva faceta?
En parte siento haber perdido muchos años de formación y experiencia laboral para comenzar casi de cero en un sector que no domino, aunque si esto sale adelante merece la pena sobradamente.
He aprendido que para obtener algo a veces hay que arriesgar, aunque para ello haya tenido que dejarme llevar por la pasión de Javier, pues yo suelo ser más comedida y prudente.
¿Cómo es pasar de restaurar la portada románica de la Catedral de Valencia asumir una nueva tarea para la cual no estaba preparada?
Los cambios siempre descolocan al alma. Pero teniendo a mi familia y amigos a mi lado, y la pasión como denominador común, todo es más fácil.
Tras veinte años de llevar su vida en una maleta restaurando catedrales, bienes eclesiásticos a lo largo y ancho de España, deciden buscar una actividad que les estableciera en un lugar y echar raíces, ¿qué extrañan de esa vida y por qué escogen Valencia como residencia?  ¿Qué hallaron en esta ciudad?
¿Que se extraña de la infancia, de la adolescencia, de la juventud? Todo lo bueno que ya no puedes tener. Y nada, si eres consecuente con el presente. Valencia es la ciudad donde ha vivido siempre Majo y donde nos conocimos. Es una buena tierra. Hallamos “tierra para arraigar”.
La pareja tuvo que replantear su vida profesional
¿La crisis económica puede resultar un aliciente para replantearse la vida con miras a algo mejor?
Una poderosa razón, sin duda. La “seguridad” colectiva adormece tus estímulos. Cuando la crisis económica afecta a tus vecinos, lo primero que piensas es: ¿me tocará a mí? El miedo y la responsabilidad por los tuyos, te obliga a replantearte toda esa seguridad. Así cuando te llega: estás preparado.
¿Muchos recomiendan no asociarse con la familia mucho menos con la pareja? ¿Qué le pueden contestar a esa gente que discrepa en cuanto a este tema?
El título de familia viene impuesto; no lo eliges. Sin embargo, el de compañera (o) y/o amiga (o) hay que ganárselo. Nosotros exigimos a quienes  nos rodean (sean parejas, madres, socios, trabajadores, etc.) que tengan el título de amigo. Teniéndolo, se puede hacer cualquier cosa con esa persona.
¿Qué filosofía trae consigo “Mamushka”? ¿A quién se le ocurrió el nombre?
Familia. Ocio. Entretener por igual al adulto como al niño. Entretener al niño que lleva dentro el adulto. Enseñar al niño a ser adulto. Jugar a ser adulto. Jugar a ser niño. Se le ocurrió al más listo del grupo, como no podía ser de otra manera.
¿A quién está dirigido este café cultural y qué de nuevo podemos hallar en sus actividades?
Completa el grupo de trabajo Paz Onaindia
“Mamushka” es un nuevo concepto de ocio cultural para todas las edades.
“Mamushka” básicamente es una cafetería. Como en cualquier otra, entras, te sientas y te tomas algo, pero la diferencia que posee tres enfoques añadidos:
1.- Familia: Es un local donde buscamos, que si entras con tu familia….te sientas tan cómodo como en tu propia casa, ya que tenemos más sofás que sillas. Donde los padres podéis tomar algo o conversar con otros amigos, con WiFi gratuito, mientras vuestros peques juegan con una monitora, leen cuentos, dibujan, bailan, se disfrazan, hacen las tareas del cole y hacen amigos.
En los bares/cafés tradicionales los adultos disfrutamos pero los pequeñajos se aburren y molestan. En las ludotecas son ellos los que disfrutan y los adultos permanecemos en una salita de espera. “Mamushka” pretende que ambas partes del equipo disfrute.
2.- Cultura: Tenemos una sala donde se realizan talleres para adultos, niños y bebés, actividades variadas, charlas temáticas para adultos, exposiciones, presentaciones de libros, mercadillos, ferias de trueque y acústicos.
Semanalmente os propondremos docenas de actividades: gratuitas o de pago. Realizadas por el equipo de “Mamushka” o por colaboradores; para todos los gustos.
Si das a “me gusta” en esta página de Facebook, siempre estarás informado.
3.- Eventos: Y si te gusta el local, puedes celebrar cumpleaños, fiestas familiares, o cualquier otro tipo de reunión.
Han encontrado su nueva filosofía de vida en los
ojos inocentes de sus perqueñas
¿Qué representa en vuestras vidas Paz Onaindia?
Una gran amiga y una rueda de este triciclo.
La vida da muchas vueltas, ¿cómo asumen su presente?  ¿Se sienten más fuertes para enfrentar todo lo que se venga?
“Serás feliz dijo— una vez la vida—, pero primero te enseñaré a ser fuerte”.
Estamos en ello.
¿Cuál es su vuestra filosofía existencial?
No lo tenemos claro. Espera, voy a buscar la respuesta en los ojos de nuestras hijas.
¿Cómo ven el panorama cultural valenciano?  ¿Cuál piensan va a ser su aporte con “Mamushka”?
Creo que la cultura estaba demasiada patrocinada por el estado. Ahora que ‘Papá Estado’ no tiene ni para charangas, se iniciará una etapa de luz. Habrá pocas bombillas, pero muy brillantes.
¿Nuestro aporte? Pretencioso responder esto. El tiempo será el que conteste.
¿Cuándo les mencionan la palabra paro qué es lo primero que les viene a la cabeza?  ¿Ahora tiene un significado especial?
Ahora tenemos mucho trabajo. Cuando ‘paremos’, pensaremos en una respuesta.
Si desean saber más de este nuevo espacio
de cultura y entretenimiento
pueden pinchar:
www.mamushkaleliana.com
"Mamushka" Café Cultural
esta ubicado en:
Carrer Valencia, 29
La Eliana
Comunidad Valenciana


sábado, 7 de septiembre de 2013

Santiago Posteguillo: “Lo que más sufro es el arranque para escribir cada día”



Es un escritor que mantiene los pies en la tierra pese a que es uno de los que más vende en España. Sin ir muy lejos, su última novela “Círculo Máximo” ha arrasado en ventas apenas vio la calle. No es complicado entender este fenómeno, pues la sencillez del profesor Santiago Posteguillo es su sello personal, lo que nos conduce a pensar que precisamente en ella radica la esencia de su éxito, pues es ante todo es un buen hombre y, por añadidura, un autor comprometido con su trabajo.

Lo suyo realmente es en verdad algo sorprendente, acaba de publicar su novela “Circo Máximo” ― para ser exacta el pasado 29 de agosto― y ya es un best seller, y no solo eso, que ya va en su tercera edición. ¿Cómo explica que sus lectores hayan corrido a las librerías a adquirir su libro?  ¿Nos puede desvelar su secreto?

Cuando algo funciona muy bien sé que el factor suerte puede influir, pero normalmente también suele haber un gran trabajo o mucho trabajo detrás. Yo he trabajado creo que mucho en estas novelas, más de dos años en cada una,  y quizá haya encontrado una forma o, he conectado de una manera especial con los lectores al combinar un lenguaje ágil y sencillo, muy propio de la literatura norteamericana actual, con una atención al  rigor que es más europeo cuando se trata de literatura histórica. Esa combinación, quizá, esté resultando muy atractiva.

Ciertos autores están imitando su estilo, pero el escritor
no se atreve a decir que hay  una tendencia "Posteguillo"
¿Podemos ya hablar de un estilo o escuela Posteguillo? 

No sé. Creo que no podría  atreverme a decir que se esté dando algo así.  Pero sí me ha parecido percibir en libros recientes algo de lo que yo hago en algunos momentos. Me parece perfecto porque si las hago es porque me gusta, y no me importa verlos en otros. Pero no me atrevo a caer en el egocentrismo de pensar que esas cosas están ahí necesariamente  por mí. Pienso que muchas más personas pueden llegar a contar las historias de esta forma por sus propios medios.

¿Cómo organiza su trabajo?  ¿Espera que venga la inspiración?

Hay que trabajar. En mi caso, no puedo escribir todos los días porque también imparto clases en la universidad. Estoy sujeto a los días que tengo más disponibilidad, y cuando se presentan, aprovecho para escribir más. Es necesaria la autodisciplina, y hace falta mucha para escribir novelas de mil 200 páginas. Siempre que tengo esa oportunidad ocupo el tiempo al máximo y  me entrego por completo a la novela.

¿Tiene o necesita de un lugar especial a la hora de escribir?

He escrito en aeropuertos, trenes de cercanías, en metros, en muchos sitios, pero es cierto que cuando tengo que escribir  escenas de particular intensidad necesito silencio y estar en mi despacho. Pero cuando se trata de ciertos diálogos que no requieren rigor o los tengo más o menos, claros, puedo hacerlo en cualquier lugar.

Esta novela fue su carta de
presentación 
¿Práctica algún ritual al momento de la creación?

Ritual como tal, no. Solo que al ser novela histórica cuando estoy en el despacho puedo rodearme de todo cuanto requiero en un determinado momento. Por ejemplo, si necesito ciertos datos: consulto biografías, gráficos, mapas, reviso fotos, etc. Y cuando esto ocurre, tras una sesión de dos, tres o cuatro horas, se arma un follón en el despacho que luego me cuesta recoger, ja,ja,ja…

¿Pero no requiere de un ambiente con una temperatura especial o tal vez música, de esas exquisiteces que a veces tiene el escritor?

No, aunque es verdad que alguna música puede resultar motivadora. Una pieza clásica en particular. Por ejemplo, “La Sinfonía del Nuevo Mundo” de Dvorak. La música me gusta tenerla de fondo cuando estoy documentándome, haciendo gráficos, revisando, etc., pero en la propia labor de escritura el silencio es lo mejor para mí.

¿Cómo realiza su labor de recolección de datos, de investigación, y en qué momento se halla listo para iniciar la redacción?

Necesito unos meses para conseguir una base documental, y una vez hecha la estructura de la novela, arranco con la escritura. Porque si no lo hago así, tengo la sensación de no comenzar nunca.  Porque, claro, intentar dominarlo todo de una época no es posible. Siempre hay nuevos datos, cosas para leer. Esto es como las tesis doctorales, y creo que haber sido asesor de éstas, me ayuda mucho, pues el error típico de todo doctorando es que nunca encuentra el momento de ponerse a escribir y deja pasar el tiempo: un año, dos de beca por estar a la expectativa de nuevos datos, de nueva información, y es cuando tienes que agarrar a los chavales de las solapas y obligarlos a empezar ya.

¿Se ha encontrado con frecuencia en situaciones de estar posponiendo el inicio?

Ocurre, y hay que luchar contra ellas…

¿Demoran?
La segunda entrega de su
trilogía

Procuro que no. Por ejemplo, ahora me siento inquieto porque estoy postergando lo de escribir, y encuentro con la cómoda excusa de que tengo muchas entrevistas, que estoy cansado, y  objetivamente es cierto, pero en el fondo hay un Pepito grillo que me reprocha diciendo. “¡Qué buen pretexto has encontrado, Santiago!”.

¿Le cuesta ponerse manos a la obra?

Lo que más sufro es el arranque para escribir cada día. Te gusta pero te cuesta. Es como cuando intentas meterte a una piscina, al comienzo no te decides, pero luego, cuando te atreves, qué gusto te da. Eso me pasa a mí cuando escribo. La primera página da guerra,  la segunda es la gloria, y las demás, ya ni te cuento. La satisfacción de ver lo hecho es inmensa. Me alegra el día, y eso mi mujer me lo nota. “Hoy has escrito a gusto, ¿no?”, resalta ella.  Sin embargo, cuando la faena no ha sido favorable, y no me han salido las cosas como he querido, pues estoy gruñón. El resultado de mi trabajo influye mucho en mi estado de ánimo.

¿Se queda gusto con lo escribe? ¿O es de los escritores que revisan y corrigen mucho?

Corrijo muy poco. Generalmente lo que escribo suele quedar muy próximo a la primera versión. Puedo repensar mucho lo que voy a escribir, pero no soy de los que le dan vuelta a lo que ya han escrito. Soy de escribir de tirón, y casi siempre estoy satisfecho con el resultado. Puede ocurrir que escriba dos o tres páginas, y luego diga: “¡Esto es una porquería!”, y lo arroje al basurero, pero nunca volvería a trabajar sobre ese mismo texto. Lo que se corrige son los errores de ortografía,  las palabras mal escritas, pero de eso se encarga mi editora

¿No es obsesivo en ese aspecto?

La obsesiva es mi editora. Para eso está, ja,ja,ja…Hace una gran labor, por cierto.

Con esta obra completaba
su primera saga de gran éxito
Dejó libros inconclusos, ¿estos tendrán alguna oportunidad de ver la luz?

No, porque toda literatura que hice antes de 30 años no satisfaría las expectativas de lo que la gente ahora espera de una novela mía. Entonces, ¿para qué?  Fueron necesarios como aprendizaje, y no me arrepiento de ellos, porque formaron parte de un proceso. Uno aprende las cosas haciéndolas.

¿Y la poesía?  ¿Volverá a ella?

No creo. Escribí poesía de joven, aunque no puedo decir de esta agua no beberé. No tengo claro que tenga buen dominio para hacer poesía. Respeto mucho a los poetas. En los talleres de literatura creativa que he impartido me doy enseguida de quien posee  este talento. Recuerdo mucho a una chica de nombre Elena a la que le dije en una ocasión: “Tú escribes poesía”. Ella respondió preguntando si el texto estaba mal, a lo que agregué que solo la persona que escribe bien poesía es capaz de encontrar los adjetivos exactos en cada momento, pues el que cultiva este género piensa mucho cada palabra, ocurre lo contrario con el novelista, que va más a la acción, a la interacción de los personajes, y creo que en eso, me desenvuelvo con más destreza. En ese sentido, sostengo que hay que aprender a identificar los talentos que posees y no darte cabezazos insistiendo con los que no se te dan bien. No creo que vaya por ahí.

¿Por qué se decantó por la novela histórica romana dejando de lado la novela negra, que fue la que cultivó en un comienzo?

Me comenzaron a publicar novela histórica y son proyectos a largo plazo, por lo que no podría cambiar de registro de un momento a otro. Son trilogías que duran 12 años. La novela negra me gusta y no me negaría a tocarla en algún momento. Por ejemplo, en “Círculo Máximo” he hecho un híbrido, contiene una novela negra dentro de ella.  Hay relato de un juicio que se asemeja a esa película “Testigo de cargo”,  protagonizada por Marlene Dietrich y Charles Laughton, donde la pericia del abogado es vital. Como me apetecía escribir algo de eso, me la llevé a Roma. Es una forma de satisfacer ese interés. Lo único que he tenido que ser es congruente, por lo que tuve, lógicamente, que documentarme bien, y construirlo,  tal cual sería.

¿De dónde nace tanto interés por la novela histórica romana? ¿Por qué le apasiona tanto?

Tú y yo hablamos porque la lengua deriva del latín, muchas de nuestras leyes están sujetas al Derecho Romano, cuando dormimos la siesta es porque a la hora sexta los romanos descansaban, colocamos nuestros feriados en rojo porque ellos también lo hacían, etc. Están en muchísimos lados; más de lo que pensamos o pudiéramos creer. Y eso está bien. Roma es capaz de lo peor de lo mejor, como lo somos nosotros. Quizá es una forma de entendernos.

Usted es profeta en su tierra, y lo han distinguido de muchas formas. Por ejemplo, ha
El primer título de su segunda
trilogía 
sido un ungido como uno de los más destacados valencianistas para el siglo XXI. ¿Esto lo conduce a dar más de sí mismo? ¿Es una gran responsabilidad?

Intento agradecer ese reconocimiento. Es gratificante porque muchas veces en tu propia región o país no te hacen caso. Cuando voy por ahí siempre digo que soy profesor de la Universidad Jaume I de Castellón, y que me he doctorado en la Universidad de Valencia. Lo hago también cuando viajo a Latinoamérica. He ido muchas veces y funcionan muy bien mis novelas por allá. Conozco Chile y Colombia, y pronto, iré a México. Hay un montón de gente que comienza a valorar mi trabajo, por lo que aprovecho para decir, por ejemplo, que enseño en esta universidad pequeñita, que no conocerá nadie, pero es la forma que tengo de agradecer.   

¿Cómo es su relación con sus lectores?  ¿Hay retroalimentación?

Hay mucha gracias a las redes sociales. Tengo mi página web y twitter. No los llevo personalmente, sino una empresa, pero me mantengo al tanto de todo. Es un medio importante para saber que si lo estás haciendo gusta o no. Recibes opiniones y comentarios, con los cuales puedes o no estar de acuerdo, pero es un magnífico medio para enterarte de cómo están recibiendo la información que les brindas o pones a su alcance

¿Esos comentarios influyen en usted?

 A veces no los tomo en cuenta, pero debo admitir que en alguna ocasión, sí les he hecho caso y he modificado mi postura  

Con la autora de la nota
¿Qué enseñanza o moraleja, si la tiene, encierra su novela?

En el caso de Trajano destacaría su lucha contra la corrupción: obligaba a los corruptos a devolver el dinero. Eso está bien.

Es un mal que viene del pasado. Estamos inmersos en un círculo vicioso.

La naturaleza humana no la puedes cambiar, pero procuremos que no se desboquen algunas cosas. Es imposible que un país tenga un nivel cero de corrupción, pero podemos intentar bajarlo un poco.

¿Tenemos esperanzas, entonces?   

La obligación es tener esperanzas e intentar transmitir a los jóvenes que no tiren la toalla, y que sigan pensando que se puede cambiar lo que está mal.
 
Pueden conocer más del autor y su obra
pinchando los siguientes
enlaces:
http://www.santiagoposteguillo.es/
https://twitter.com/SPosteguillo