Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

miércoles, 1 de agosto de 2018

Marisol Sales:“Para mí escribir es una necesidad, publicar no”




Marisol Sales logró varias proezas: conseguir que una gran masa de jóvenes lectores leyeran su primer libro, que se prendaran de sus historias y la acompañaran a lo largo de las cuatro obras que comprende su saga Las crónicas del ángel.  Ha trabajado mucho, sin descanso. Y con una responsabilidad y entusiasmo sin límites. Hoy culmina una etapa de su vida presentando En su nombre, título de la cuarta entrega con la que cierra toda una aventura literaria que inició siendo una adolescente, durante el instituto, y sin contar con experiencia alguna en la escritura.  Se atrevió y hoy aún no se cree nada de lo que le ha sucedido.  Su éxito es indiscutible. Es la princesa de la ficción juvenil. Sin embargo prestando oídos a su madurez considera que es el momento de parar. Marisol ha crecido y requiere tiempo para descansar y estar consigo misma.  Hasta su vuelta sigan disfrutando de sus libros, y quienes no los conozcan, hoy es su día de suerte: acudan a  la librería más cercana y adquieran alguno de su colección. 

Acabas de poner punto final a una etapa, que se inició a tus doce años, la cual fue en sí misma un descubrimiento y una revelación, como has dicho, ¿aún te cuesta asimilar todo lo que sucedió en estos casi cinco años?
A día de hoy todavía me cuesta asimilar cosas o ser consciente de ellas ya que han marcado toda mi vida y han construido parte de quien soy y lo que quiero ser. He conocido a personas que admiraba desde pequeña, y he hecho amigos dentro de todo este mundo. No cambiaría ni un solo segundo de todo lo que he vivido gracias a esto, y eso cuesta de creérselo.
Un trabajo escolar la condujo a un rotundo éxito literario
Revelaste, sin temor alguno,  que antes del trabajo escolar que te cambió la vida, la lectura no formaba parte de tu vida, tu interés por ella era nula, en otras palabras, no te gustaba leer, ¿cómo explicas, entonces, el hecho de escribir de buenas a primeras con tanta soltura sin haber tenido un pasado de lectora?
Cierto es que aborrecía la lectura por la falsa creencia de que es algo aburrido. Antes de escribir La noche roja solo había leído por gusto la saga Rubí. La soltura, como bien dices, creo que viene de la propia naturalidad y seguridad que tenía a la hora de escribir y más creyendo que eso jamás nadie lo leería.
Tu madre fue quien te dio la confianza necesaria  para lanzarte de lleno a la escritura y dejarte llevar por ese camino que se abría ante tus ojos, ¿qué te dijo exactamente para que te llenaras de valor y asumieras ese reto?
Cuando ya llevaba escritos seis capítulos le pedí a mi madre que los leyese. Mientras leía yo la observaba y por sus caras sabía si lo estaba haciendo bien o no y para mi sorpresa vi que aquello que quería transmitir se dibujaba en su rostro. Cuando terminó me dijo que la había dejado con la intriga y que por favor continuara.
El libro que le cambió la vida
De allí en adelante, ¿cómo fue el proceso para publicar? ¿Recibiste muchos no por respuesta o a la primera conseguiste editorial?
Afortunadamente no obtuve  un “no” por respuesta. A la primera editorial a la que mandamos el manuscrito (Bohodón Ediciones) dijo que sí. Una vez dentro de este mundo descubrí que mi caso no era el usual y me sentí aún más agradecida y realizada si cabía.
¿Estabas totalmente convencida de querer hacerlo? ¿Hubo miedo o dudas en ti?
No tuve dudas porque para mí era un sueño que podía cumplirse. El hecho que mis historias pudiesen llegar a las manos de todo el que lo desease.
Sin mal no recuerdo,  solo estando en el proceso de creación de tu  primera novela ya  te asumías como escritora, tanto así que sin ningún pudor, al comienzo de una clase abordaste a un profesor y te presentaste como tal, ¿recuerdas cómo se dio esa situación?
La verdad es que no lo recuerdo pero desde siempre me he asumido como escritora porque desde el minuto uno he sentido mis letras, he pensado, reído y llorado como mis personajes.  Me he deshecho  por dentro y  he roto a llorar cada vez que he terminado una novela. Esa es mi definición de escribir, a grandes rasgos.
¿Imaginaste el éxito que ibas a tener? ¿Lo soñaste o quizá deseaste que así fuera?
Nunca lo imaginé y menos tan joven. Cuando eres pequeña te hacen creer que los sueños no se cumplen, que es algo que te hace avanzar pero que son inalcanzables y, que si eres un afortunado que lo consigue, lo harás siendo mayor. Toda esta creencia también contribuyó en el hecho de que no pudiera creer lo que me estaba pasando.
¿Desde el primer libro sabías que ibas a hacer una saga de cuatro entregas?  ¿Tenías todo planificado o las historias para las siguientes novelas se fueron dando progresivamente?
Sí que lo sabía y lo único que tenía claro era el título y el antagonista de cada libro.
Admite que de pequeña la lectura no era una de sus pasiones
Has dicho hace poco que al comienzo creías que tus personajes nada tenían que ver contigo, pero con el correr de los tiempos, te has dado cuenta, por ejemplo, que Javi, Natalia y Ángel    están basados en ti. ¿Cómo llegaste a esta conclusión?  ¿Qué comparten estos protagonistas contigo?
Siempre fui consciente que Javi y Natalia guardaban relación conmigo pero pensé que Ángel no. Fue en En su nombre que me di cuenta que Ángel era quien yo deseaba ser: fuerte, independiente y comprometida.
Te definiste desde el inicio  como una escritora de brújula, que carece de esquemas, que se deja llevar por la inspiración, y sigues siendo igual, que nunca fue importante para ti  el lugar ni el momento para escribir, y que incluso te vieron hacerlo en el aula en medio del bullicio de tus compañeros, eso sí ha cambiado.  El ‘dónde’ sí ha cambiado, ahora necesitas de ciertas condiciones, ¿qué ha pasado?
Sí, ahora necesito estar tranquila y sola. Lo que ha cambiado es que ahora soy consciente de mi responsabilidad como autora y que no todo es lo que cuentas sino también cómo lo cuentas, y para ello se necesita concentración.
Antes de comenzar a escribir, los títulos han ido por delante. Ha ocurrido invariablemente a lo largo de tus cuatro libros.   ¿Por qué hacerlo de esta forma, Marisol?
Sí, escribiendo La noche roja sabía que el resto serían La vindicta, El retorno y En su nombre. Para mí era necesario nombrarlos para saber cómo referirme a ellos y también una guía a la hora de escribir.
Registró un lleno total en uno de sus últimos actos en la Biblioteca Valenciana
Tus personajes están  dotados de superpoderes, ¿por qué estos y cómo los asignaste?  ¿Hay alguno que te hubiese gustado poseer?
Los superpoderes de los personajes los elegí inconscientemente para que su defecto ahora fuese su arma de defensa. Por ejemplo, Javi es despistado y tiene la fama de no enterarse de nada, con el poder de leer la mente no solo es que se entere, es que lo sabe todo.
Entiendo que al comienzo, para crear solías hacerte una serie de preguntas respecto a la historia y sus personajes, ¿era un método de tu invención? ¿Alguien te lo sugirió? ¿Lo sigues usando?
Nadie me lo sugirió porque poca gente sabía que escribía, fue un método que usé inconscientemente  y que es muy útil. Aún lo uso cuando me veo ante “la página en blanco”.
Fue condición de aquel trabajo escolar que hicieras un relato fantástico, está claro, pero tuviste la libertad de cambiar de registro luego, ¿por qué seguiste en este género? ¿Qué te aporta?
Aprendió a ver la vida con otros  ojos a través de sus personajes
Es un género en el que me encuentro a gusto y segura. Es el único género donde todo es posible, no cuenta con las barreras de lo real por lo que todo lo que imagino tiene cabida.
Sé que en la cuarta entrega te implicaste no solo como escritora sino también como persona, que se te volcaron muchas emociones, pues no solo culminabas una etapa en tu vida de escritora, sino porque descubrías una ruta nueva a transitar, ¿ya tienes claro lo quieres hacer cuando salgas del bachiller?
Desde que tengo uso de razón he querido ser periodista y este nuevo curso empezaré esta carrera en la Universidad Carlos III de Madrid.
Aseguras que has escrito los libros que te hubiese gustado leer, aquellos fundamentados en los valores que amas: igualdad, respeto por los animales y el medio ambiente, ¿continuarás su defensa en tu nueva carrera?
Por supuesto y cada vez con más fortaleza y empeño.
Has manifestado que seguirás siendo una escritora aunque no publiques, ¿esto quiere decir que te darás un largo descanso a este respecto o que simplemente sacar un nuevo libro no será una prioridad en tu nueva vida?
Fragmento de la entrevista que me concedió para Momentos en 2016
Para mí escribir es una necesidad, publicar no. Siempre tendré una historia entre manos o estaré en su búsqueda. Como he dicho antes, para mí escritor no es el que publica, sino el que siente lo que escribe.
Te molesta que se menosprecie a la generación de la tecnología, a la que perteneces. La has defendido diciendo que buena parte de lo dicen es mentira, por ejemplo, que no leen y solo paran pendientes de las redes sociales. En resumen que su vida es banal y despreocupada, concluyen. ¿En que se equivoca la gente? 
En que no tenemos interés por el mundo que nos rodea, que somos cómodos y no reivindicativos. Es necesario entender que hay un gran antes y después entre nuestra generación y la anterior: Internet. Tanto para bien como para mal. Y eso es algo que desconcierta y aterra de cara el futuro. Pero yo creo que Internet es una gran arma de revolución, reivindicación y de información. Nuestra generación es la primera del resto que vendrán, espero que aún más libres y bien informadas.
Has dejado entrever que estás inmersa en un nuevo proyecto que tiene que ver con la distopía, del cual no quiere dar detalles, sin embargo lo evidente es que seguirás en la línea de lo fantástico, pero abordando estructuras o políticas, por ahí va el asunto, ¿no?
Sí, en este caso no hay poderes ni son medio-ángeles estudiantes. Es un reflejo distorsionado de nuestra actualidad abordando la política, tecnología, medio ambiente, animales, la mujer, la orientación sexual, la identidad…
Hasta ahora tu vida no fue planificada, simplemente te dejaste llevar, sin embargo, en este momento estás haciendo planes y visualizas un futuro, ¿cómo te ves en él?
Mi futuro más cercano es mudarme a Madrid para estudiar periodismo y crecer como persona. Me veo escribiendo, sobre todo.

Si desean saber de la autora o su obra
pueden pinchar
los siguientes enlaces:
http://www.marisolsalesgimenez.com/
https://twitter.com/marisol_sales?lang=es
https://www.facebook.com/marisolsalesgimenez/