Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

sábado, 25 de febrero de 2012

Mimi Alonso: “Cuando hay ganas se saca energía hasta debajo de las piedras”

Nació princesa, pero carece de estirpe real, sangre azul y no luce corona. Ni falta que le hacen, pues lo suyo es un estilo de vida más que una colección de títulos nobiliarios y privilegios. Sostiene que hay muchas como ella en este mundo terrenal y cotidiano, y las podemos ver simplemente poniendo atención plena en las mujeres que forman parte de nuestro entorno. Las podemos hallar en todas partes: en las calles, oficinas, hogares, etc. Allí están las princesas y son aquellas que tienen la capacidad de soñar, ser feliz con las pequeñas cosas  y se atreven a sonreír a quienes pretenden menospreciar su particular forma de entender la vida.
Miriam, Mimi o Pandora es la trilogía que habita en su ser, sin embargo, en esta ocasión hemos charlado con Mimi Alonso, la autora valenciana que escribe relatos y novelas, colabora en blogs, participa en talleres de lectura, realiza entrevistas para varias publicaciones, diseña ropa y complementos, y pasa las largas horas ‘en diálogo musical’ con su violín.

Se presenta como princesa a tiempo completo. ¿Qué significa serlo en estos tiempos? ¿No es acaso una figura en desuso?  O quizá, hemos entendido mal, y es usted una princesa literaria. Estoy confusa, ¿qué tal si me aclara este pequeño dilema?

Ser princesa es un estilo de vida. No creo que sea una figura en desuso. Con echar un vistazo a supermercados, oficinas, colegios, hogares de tu misma ciudad, encuentras una cantidad ingente de princesas. No hace falta tener una corona para serlo. Es suficiente con soñar, ser asquerosamente feliz con las pequeñas cosas y sonreír al que increpa  dedicándole un “me da exactamente igual lo que pienses de mí” antes de continuar por tu camino real. A grandes rasgos, para mí, eso significa ser de la realeza. 

Escribe a tiempo completo e incluso a veces compulsivamente, según ha expresado en público muchas veces, ¿cómo combina sus labores de princesa con las de escritora?

Como buenamente puedo. Desafortunadamente no dedico ocho horas diarias a escribir, así que hay que hacer malabares con los horarios y acostarse a horas tempestuosas para forjar los sueños.

¿Es una autora que vive refugiada en su mundo de ficción o es de aquellas que hacen visitas frecuentes al mundo real?

El mundo de ficción tiene su punto, pero también una gran pega: que es mentira. Vivo en el mundo real, con un trabajo real y un coche que me pide diésel real. Eso sí, practico el arte de la evasión de vez en cuando. Vivir en un mundo ficticio, a largo plazo, produce una insatisfacción terrible.

Su madre y su hermana tuvieron mucho que ver en su vocación literaria, ¿en qué medida la ayudaron a hallar su camino?

Recuerdo a mi madre contándome que siendo niña leía hasta tres novelas por semana. Pensarla así, sumergida en libros, maravillada con ellos, me animó a probarlo  también. Una tarde entré al dormitorio de mi hermana y ella guardó algo que escribía en un cajón. Cuando le pregunté qué era respondió: “algo que no puedes leer”. Lógicamente, al irse ella de casa lo primero que hice fue abrir ese cajón y descubrir que estaba construyendo una historia preciosa. Confesé mi pecado. La recuerdo también dejando libritos de cuentos infantiles en la cama. Cada noche antes de acostarme, metía la mano debajo de la almohada y me maravillaba al topar con semejantes tesoros. Luego ella me leía los cuentos. (Gracias H.)

Una mujer que siempre va con la verdad
por delante
¿Cuándo se dijo a sí misma soy una escritora y voy a dedicarme a la tarea de contar historias?

Creo que surge. Llega un momento en que descubres que escribir no es algo que te guste como te puede gustar cantar mientras vas conduciendo. Es que resulta que no puedes imaginarte si no escribieras.
Recuerda ¿de qué trató su primer relato? ¿Con quién compartió esa creación?

Trataba de un libro mágico que arrastraba a niñas hasta un laberinto… Todavía sigo influenciada por esa peli. Compartí mi versión de la historia con las dos citadas unas preguntas más arriba.

Escribe desde los ocho años, aproximadamente, por ende, se deduce que es autodidacta.

No tengo estudios universitarios. Considero que cuando fue el momento de comenzarlos  no había alcanzado el punto de madurez necesario para emprenderlos. No descarto hacerlo en un futuro, pero sinceramente no es una de mis prioridades.

¿De dónde saca sus historias y personajes? ¿Son producto de su entera imaginación o se inspira en gente de carne y hueso y en hechos pertenecientes a la realidad?

En ocasiones de la vida cotidiana. Otras veces, como dices, conoces a alguien que encaja perfectamente con tu personaje y sirve de inspiración para crear la historia.

¿Su creatividad es siempre un manantial inagotable o, quizá, alguna vez, sintió que sus aguas escaseaban? ¿Experimentó momentos de sequía?

Todos tenemos momentos donde la inspiración flaquea. Creo que lo importante cuando ocurren estas cosas es pensar que son eso: momentos. La musa viaja y tiene que visitar otras casas, pero si se le trata bien siempre vuelve.

¿Sigue algún ritual antes de sentarse a escribir?  ¿Qué elementos no deben faltar para sentirse cómoda?

Una estilográfica y a ser posible papel A4 blanco o con cuadrícula. Pero no le hago ascos a los bolígrafos publicitarios y al papel “de segunda mano”.

¿Pertenece al grupo de escritores que envía su obra recién terminada a medio mundo con la finalidad de que respalden su valor literario?   ¿Qué nos dice de su obra? Una vez terminada, ¿queda  conforme con el resultado? 

Pertenecí a ese grupo de escritores hasta que me di cuenta del error que cometía. Los únicos que impulsan el envío precipitado de una obra son el ego del autor y la prisa. No suelo quedar conforme, todavía le falta la corrección, y eso es duro. Hay gente que nunca deja de corregir sus trabajos, pero creo que llega un punto en que obra y autor empiezan a sentirse incómodos uno en mano del otro, y es ahí cuando hay que soltarla.

¿En su trabajo es fácil distinguir la influencia de los autores que admira?

Me alegra pensar que pese a las influencias logro trabajar mis textos desde una perspectiva innovadora. No baso mi trabajo en ideas de otros.  

Junto a sus amigos de siempre
¿Una escritora como usted de tiene vacaciones? Es decir, ¿tras el término de una obra sobreviene el descanso, o tal vez,  se lanza entusiasmada a otro proyecto?
Sobreviene el descanso, pero en él siempre surgen ideas para un nuevo proyecto.

Es prolífica en su producción, y tengo entendido que cuenta con ocho obras terminadas y listas para publicar, ¿cuándo será el momento de que salgan a la luz?

Cuando nos empecemos a desquerer. Hay manuscritos escritos compulsivamente, hay otros todavía en proceso de corrección, siempre hay mucho que mejorar. Lo que no hay es prisa. Esto es un constante aprendizaje.

Hace mucho dio el salto a la novela y en este momento, se encuentra escribiendo una nueva obra, ¿nos puede adelantar algo de su contenido?

Esta obra pertenece a un género nuevo para mí. Es un experimento que se basa en un filtro de información y conocimientos, mentiras que se tienen por verdades y en todas esas cosas que creemos, pero descubrimos no son ciertas. Habrá humor que no buscará la carcajada. Grandes dosis de absurdo, lógica, caos y filosofía.

Sus proyectos son muchos y disímiles entre sí, en especial, me ha llamado mucho la atención el libreto operístico en que está trabajando, el que, por cierto,  una vez listo, será interpretado en el Conservatorio de Salamanca. Todo un reto.

Lo cierto es que sí. Me encantó la idea y decidí aceptar la proposición al momento. Estoy escuchando más ópera en estos meses que en toda mi vida.

Dicen que quienes se dedican a escribir consiguen aniquilar más rápido los demonios que llevan dentro, ¿usted ya los mandó a mejor vida o está en proceso de hacerlo?

Sigo en proceso. Hay un pulso entre los demonios y las ganas de expulsarlos de nosotros. A veces justifican la comodidad, la excusa, y eso, en ocasiones, viene realmente bien.

Es sabido que no pocos autores de renombre han utilizado la literatura para vengar viejas afrentas, ¿ha tenido la oportunidad de hacerlo?

No considero que la literatura fuera creada a tal fin, lo que menos pretendo es escribir para vengar nada. Dedicarle un esfuerzo a uno de estos temas implicaría seguir dándole importancia a algo que obviamente estorba.

No le pregunto si cree en los concursos, pues sabemos que ha ganado varios, cuéntenos su experiencia en dichos certámenes.

El certamen Max Aub supuso un impulso, descubrí que las cosas que escribía podían convertirse en algo más que papel garabateado. “Sonrisa de gato” fue muy emotivo. El relato escrito está dedicado a mi gatito que murió ese mismo año. Me sentí muy emocionada al tener el libro que se confeccionó entre mis manos, y ver que gracias a él Neo seguiría vivo para siempre. 

Considera que su blog es un 'territorio comanche'
Colabora en varias publicaciones culturales y en algunos blogs, pero asimismo participa en numerosas redes sociales, ¿qué le anima a estar presente en estos medios?

Diversión principalmente.

Su blog “El estante olvidado” representa mucho para usted y lo curioso es que lo define como un ‘territorio comanche’, díganos, las razones.

“El estante olvidado” es un lugar ideado para el disfrute propio y de quien tenga a bien pasar por allí. Me refiero a él como dices, porque intento que en mi blog se traten temas diversos, una vez buscando la divulgación y otras, sencillamente, que el lector “se parta la caja” que decimos por aquí. El estante mola, señores...
 
Otras de sus inquietudes son los cuentacuentos, el teatro y los clubes de lectura. Es usted, por donde se la mire,  infatigable, ¿de dónde saca tanta energía?

De la tostada y el zumito que tomo al desayuno. No, en serio. Cuando hay ganas se saca energía hasta debajo de las piedras.

La música es una de sus pasiones, y el violín su instrumento preferido, ¿desde cuándo lo toma como otro medio de expresión?

Empecé a tocarlo hace unos cinco años. El violín es un amigo íntimo y como tal no pretende que le haga sonar perfectamente bien ni me juzga si no lo toco. Es lo que tienen los buenos amigos.

El periodismo no le es ajeno, y sabemos que también ejerce de entrevistadora, ¿se prepara con antelación o es espontánea al momento de formular las preguntas?

Las preparo. Me gusta saber del entrevistado (o su obra) antes de liarme con las  preguntas. De ahí que mis entrevistas se publiquen a cuentagotas.

Los idiomas también forman parte de su amplio bagaje cultural. Habla el español, obviamente, pero también, el valenciano, inglés, portugués, francés y algo de griego, ¿ha intentado escribir o,  quizá, ya ha escrito obras en alguna de esas lenguas?

Inglés, francés, portugués y griego son idiomas chapurreados graciosamente por mi persona. No tengo el nivel necesario para escribir en otro idioma, aunque no lo descarto para cuando lo consiga.

A  estas alturas, nuestros lectores saben de sobra que su amor por el arte y la literatura es intenso y absoluto, sin embargo me falta agregar que su talento creativo se manifiesta también a través del diseño. Junto a una amiga suya montó “Cáctus cadáver”, una tienda on line donde ofrecen al público vuestras creaciones: artículos de moda, complementos y ropa hecha a mano. ¿De esto podemos deducir que es una fashion victim?

En absoluto. Me doy mis caprichos como todo el mundo y tengo mis diseñadores fetiche, pero no invierto grandes cantidades en ello. Lo que más me llama la atención del mundo de la moda es diseñar prendas y complementos (me encantan los complementos), hacer combinaciones con ellos y materializar los que sean viables. Me divierto mucho.


"Vivir en un mundo ficticio, a largo plazo, produce
una insatisfacción terrible",asegura


Asegura que le encantan  los proyectos imposibles, ¿nos puede explicar por qué?  Y, en ese sentido, ¿hay alguno que, para tristeza suya, se haya tornado posible?

Son retos. No me provoca tristeza que se vuelvan posibles, al contrario. Mi tercera novela, un embarazo que duró cerca de tres años, pasó de ser una idea peregrina a un tremendo cisco, para después transformarse en la que considero mi ópera prima.

Se presenta con frecuencia como Pandora. ¿Cuándo deja de ser Mimi Alonso para convertirse en ella? ¿Qué representa Pandora en su vida?  ¿Hasta que punto este personaje es real?

Pandora, Miriam y Mimi se complementan. No podría decir en qué punto empiezan unas y acaban otras.

Una creadora como usted que ha hecho suyas muchas áreas del arte y la literatura, ¿está en condiciones de gritar a los cuatro vientos que se ha encontrado a sí misma en todo sentido? ¿Se siente realizada? 

Realmente no busco la realización, busco la aventura. Hay un mundo por descubrir y muchas cosas interesantes en las que internarse. Procuro ser feliz haciendo lo que hago y eso me satisface.

Dada la agitada vida que lleva es comprensible que le dedique algún tiempo a las prácticas de relajación, ¿meditar y nadar la ayudan a aquietar la mente?

Muchísimo. Recomiendo la meditación a todo aquel que tema volverse loco. Nadar es una actividad reciente, relajante a la par que agotadora. Genial para dormir largo y tendido. También cien por cien recomendable. 

Sostiene que se siente orgullosa de haber descubierto que la vida no sea lo que muestran los telediarios, nos puede decir, ¿cómo llegó a esa conclusión?

Esta pregunta es complicada, sobre todo en estos días donde vemos a los antidisturbios arrasando con todo lo que hay de por medio... Pero la vida es algo más, es creación, arte, música, sentimiento. Trabajo y disfrute a partes iguales, una mañana fría, una taza de té humeando junto a papel blanco listo para albergar una historia. Sentarse en el césped, nadar desnudo en la playa, escuchar pájaros, cantar a gritos  mientras bailas borracha como una mona. Familia, amigos, amor, alegría, seducción, disfrute... Eso, señores míos, será lo único que nos llevemos. No nos lo podrá quitar nadie, por más que se empeñen.
Si desean saber sobre la autora y su obra pueden pinchar:
http://pandoracc.blogspot.com/

sábado, 18 de febrero de 2012

José Ramón Martínez: “Incursionar en la novela es como participar en la champions league de la literatura”


Desde que hizo de la escritura creativa un método terapéutico para mantener a raya el estrés que le producía el desempeño de su profesión, no ha cesado de producir cuentos, relatos y microrrelatos, por lo que no sabe con exactitud cuándo se vio inmerso en el mundo de los escritores.
Hoy en día, el autor valenciano José Ramón Martínez está empeñado en culminar su primera novela, pero en paralelo colabora en varias publicaciones, oficia de comentarista en presentaciones de libros e incluso forma parte del jurado de numerosos concursos literarios.
Hacerse un espacio en el terreno de la literatura le ha costado José Ramón Martínez le ha costado-y le sigue costando-, pues publicar una obra sin el respaldo de una gran editorial, resulta un camino no exento de dificultades, frustraciones y hasta lágrimas. Quienes deciden hacer las cosas por su cuenta, deben asumir todos los gastos de su autopublicación, y luego ya con el libro en la mano, buscar lugares donde ponerlo a la venta e ingeniárselas para darlo a conocer al público. Esta experiencia la vivió en carne propia  junto a sus excolegas de Narrativa 5, grupo literario con el publicó el libro de microrrelatos Cuentagotas.
“La distribución de la obra resultó ser otra odisea de considerables proporciones, dado que los componentes del grupo Narrativa 5 tuvimos que realizar una peregrinación de feria en feria del libro y de librería en librería, para tratar de colocar algunos ejemplares que, al menos, costearan nuestra inversión. ¡Si alguien tiene curiosidad por saber, que nos pregunte a nosotros lo que cuesta promocionar un libro!”, asegura.

Hoy por hoy escribir es una actividad que ocupa gran parte de su tiempo, ¿en qué momento un economista y experto en legislación ambiental como es usted, se anima a dar rienda suelta a esa vena creativa y participar en concursos literarios, por cierto,  con gran éxito?

Yo le diría que en el ejercicio de mi profesión generalmente estaba sometido a una fuerte presión, pues de sobra es conocido lo que supone la economía para la empresa privada. Debido a ello busqué y, para mi bien halle en la escritura, la forma, no diría de evadirme, porque los problemas siempre subsisten alrededor de uno mismo hasta que se resuelven, sino más bien conseguí con la fórmula de escribir en mis ratos de ocio, neutralizar ese agobio cotidiano para mantenerlo a raya y que no sobrepasara los límites de lo racional; lo cual me produjo una excelente rentabilidad personal, metafóricamente hablando. En cuanto a mi participación en concursos literarios, yo diría que es un segundo paso: una vez  que te cautiva el oficio de escribidor, deseas someter a criterio de los demás la valoración de tu trabajo y ahí comienza todo.

Lo que se le da mejor, según sus lectores, son los relatos cortos y cuentos, ¿cómo concibe la idea para éstos y en cuánto tiempo les da forma?

Cuando no se dispone de mucho tiempo para dedicarlo a la escritura, como ha sido mi caso, pretendes utilizar el poco de que dispones para plasmar en negro sobre blanco las percepciones que captas de la propia vida cotidiana, y tratas de resumirlas en un pequeño relato. El tiempo empleado no es determinante, suele variar en cada narración, según venga la inspiración o vayas cuadrando las ideas. Al final lo importante es que la resultante sea de tu agrado, pues si no eres el primer convencido difícilmente conseguirás la aprobación de los lectores.

Cuando el estrés laboral lo agobiaba se refugiaba
en la escritura creativa
Sabemos que caminar es uno de sus deportes favoritos, y que lo hace acompañado de sus amigos todos los miércoles, seguramente la inspiración lo ha visitado en más de una ocasión en dicha práctica, ¿no es así?

Bueno, lo que practico junto a mi grupo de amigos no es más que un mero ejercicio; muy bueno, eso sí, para contrarrestar el sedentarismo que produce el estar sentado frente al ordenador durante varias horas al día. Lo recomiendo muy convencido, pues además de resultar beneficioso para la salud, es una buena terapia social y ¿porqué no? una fuente inagotable de anécdotas de donde se pueden extraer argumentos que, en ocasiones, traslado a mis relatos.

¿Algún relato o cuento se le ha resistido, viéndose obligado a abandonar temporal o definitivamente?

En muchas ocasiones. En cuyo caso mejor no flagelarse buscando la solución que pretendes y no hallas para ese relato y dejarlo dormir junto a otro montón de “no natos”. Con el discurrir del tiempo, rebuscando en ese fondo de armario donde duermen el sueño de los justos los trabajos no alumbrados, a veces encuentras excelentes historias que puedes recuperar y para las que te surgen nuevas ideas, incluso distintas al enfoque que pretendiste darles en el primer momento, con lo cual la narración da un giro y prácticamente se resuelve sola.    

Usted que es tan ordenado y disciplinado en su vida cotidiana, a decir de sus allegados,  ¿de qué manera tiene organizada su labor literaria? ¿Es más estricto con ella?

Me resulta difícil  responder a esta pregunta, pues si bien procuro ser organizado en todos los órdenes de mi quehacer, o tal vez por ello, en lo relativo a la escritura aplico un principio que, generalmente, se vuelve en mi contra, ya que sólo soy capaz de enfrentarme a la página en blanco cuando he dejado resueltos, o al menos cercados, los problemas domésticos o de otra índole que me agobian cotidianamente, como a todo hijo de vecino, y es a partir de ese momento cuando comienzo a escribir, indudablemente robándole horas al sueño. Yo no sé hacerlo de otro modo, aunque reconozco: no es un ejemplo a imitar.

Conocemos a una autora que para no aburrirse, escribe en simultáneo dos obras, ¿alguna vez lo ha intentado? ¿Es esto posible?

Yo no suelo aplicar esa fórmula, aunque sí aparco en ocasiones un relato para centrarme en otro, generalmente porque me he atascado y cambiando de escenario encuentro el estímulo necesario para seguir dándole a la tecla. Más tarde suelo volver sobre el anterior, pues aunque lo haya dejado momentáneamente, el subconsciente sigue trabajando en paralelo y te proporciona alternativas o puntos de vista que al principio no había uno considerado.

¿Qué autores y libros ocupan un lugar especial en su biblioteca?  ¿Hay alguno que haya dejado honda huella en usted?

Tengo debilidad por toda la obra del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez, al que considero gran cuentista (sin peyorativos) y narrador costumbrista, como pocos. Además de sus novelas conozco gran parte de su bibliografía y muchas anécdotas relativas al personaje y a su andadura como periodista, político e incluso terrateniente/aventurero, con asentamientos agrícolas en nuestra hermana nación de Argentina. De todas sus novelas yo me quedaría con La Barraca, seguramente por su realismo mágico y porque la leí cuando mi formación estaba en ciernes y su relato impregnó mi influenciable personalidad de mozalbete.


Junto a sus excompañeros de "Narrativa 5"

A la hora de adquirir un libro, ¿se deja llevar por la publicidad de los Best Sellers, el anuncio de quienes ganaron tal o cual premio o, quizá siempre apuesta por su preferencia literaria?

No me considero excesivamente selectivo a la hora de leer un libro, pues parte de mi biblioteca se nutre con los regalos de familiares o amigos, y en ese caso lógico es entender que ellos se inclinen por los más publicitados. En cuanto a los que yo adquiero, mis preferencias giran alrededor de los libros de historia pues, para mí, contienen el mismo encanto que cualquier otro género y además suplen muchas de mis carencias en esa materia

¿En qué momento y por qué incursiona en los microrrelatos? ¿Es cierto que, pocos logran dominar la técnica?  ¿Cuál fue su experiencia?

Aunque yo comencé como escritor autodidacta, en los dos cursos de asistencia a las clases de la academia de narrativa Espaciarte, practicamos mucho la escritura del cuento corto o microrrelato, entre otras razones por cuestión de tiempo, pues se trataba de clases semanales de tan solo dos horas. Ello nos proporcionó ciertos conocimientos relativos al tema, motivo por el que los compañeros de curso decidimos profundizar y seguir perfeccionando este estilo que, si bien considero técnicamente difícil de dominar, -ya que se trata de relatos que por norma no pueden superar las 400 palabras- sí que me produce disfrute su mera práctica.

Usted que asistió a un taller literario, ¿considera lo aprendido en sus aulas fue de vital importancia para enriquecer su trabajo creativo? ¿Nos puede establecer las ventajas y desventajas de éstos?

Por lo comentado a raíz de la pregunta anterior, se desprende mi opinión favorable a todo lo que suponga una enseñanza metódica, y un taller literario lo es. Allí acudimos los aspirantes a escritor con nuestro caudal de inquietudes, lógicamente a tropel, sin ordenar, pero siguiendo la metodología de su programa, llegas a adquirir unos conocimientos mínimos que te permiten manejar ordenadamente los tiempos de la narración y, al menos, estructurar la historia adecuadamente, en función del género literario que hayas elegido. Otra cosa es el nivel literario de cada cual, pues como sucede en muchas otras disciplinas: “El hábito no hace al monje”. Las desventajas a mi entender son más bien pocas, en todo caso, tener la precaución de no mimetizarte con la figura del profesor, al que tendemos a imitar, pues en ese caso pasarías a ser su clon, en lugar de ser tú mismo.

¿Qué significó en su vida el grupo literario Narrativa 5  y el libro de relatos Cuentagotas?

El grupo literario Narrativa5 nació de nuestra convivencia en la academia y significó el espaldarazo definitivo para propiciar la edición de nuestra obra conjunta de microrrelatos titulada Cuentagotas, pues a nadie se le escapa la dificultad de publicar obra a los escritores noveles, cual era nuestro caso, pero gracias al empeño de todos los componentes y fundamentalmente a la iniciativa de nuestro compañero Fernando Villarreal, que por motivo de su profesión y nacionalidad disponía de contactos con editoriales peruanas, pudimos llevar a cabo lo que para nosotros era una utopía en aquellos difíciles momentos iniciales y, sobre todo, resultó un punto de partida para iniciar nuevos caminos. Ahora cada cual  va en solitario.

Durante una firma de libros
¿Es cierto que para  editar, publicar y difundir Cuentagotas padecieron dificultades de toda índole?

Para que una obra literaria llegue a las manos del lector hay que “quemar” distintas etapas. La edición es la más compleja de todas ellas pero, al final, si el propio escritor, en este caso escritores, tienen capacidad económica para financiarla, el asunto se limita a realizar el trabajo de seguimiento para que la misma entre a las máquinas de impresión con el mejor formato de presentación que sea posible. En nuestro caso, a fin de abaratar costes, tuvimos que encargar la edición a la Editorial Chirre, de Lima (Perú), con el hándicap de las diferencias idiomáticas existentes entre dos pueblos que hablan un mismo idioma, pero en los que existen los matices propios del localismo de cada lengua. Luego, los libros hubieron de seguir una interminable ruta de puerto en puerto, hasta llegar a Valencia, vía Rotterdam, pues en un momento dado llegaron a insinuarnos en la aduana que los paquetes, por su apariencia daban la impresión de contener alucinógenos ‘distintos’ a la literatura (que ya es tener imaginación), sufrieron el olfateo de media docena de perros adiestrados, hasta que finalmente conseguimos vía libre para su desembarco. La distribución de la obra resultó ser otra odisea de considerables proporciones, dado que los componentes del grupo Narrativa5 tuvimos que realizar una peregrinación de feria en feria del libro y de librería en librería, para tratar de colocar algunos ejemplares que, al menos, costearan nuestra inversión. ¡Si alguien tiene curiosidad por saber, que nos pregunte a nosotros lo que cuesta promocionar un libro!
                                                                                                                            
Actualmente, prepara el segundo tomo de su libro de anécdotas Caminando con amigos, cuéntenos ¿qué hechos simpáticos podemos encontrar entre sus páginas?

Sí, prácticamente ya he concluido esta pequeña obra, escrita para disfrute de compañeros y simpatizantes, pues en ella recojo lo más destacado de cada museo, iglesia, monumento o pedanía agrícola, de las visitadas en nuestras correrías semanales por los lugares emblemáticos de la Valencia más castiza. En cuanto a sus anécdotas, las subrayo en cada capítulo, mediante una sección de ocurrencias cómicas, que titulo La frase del día.

Usted que ha experimentado en primera persona  lo complicado que es poner al alcance del público una nueva obra,  comparta con nuestros lectores algún suceso significativo que grafique los avatares de la promoción y difusión de un escritor desconocido y al que no le respalda ninguna gran editorial.

 Nosotros, al ser un grupo de escritores, no hemos sufrido en su grado máximo lo que se denomina “La soledad del corredor de fondo”, pues nos hemos apoyado mutuamente y en todo momento. De cualquier modo, en nuestro periplo promocional hemos disfrutado también de grandes satisfacciones. La primera de ellas al tomar en nuestras manos el primer ejemplar de Cuentagotas que nos llegó vía aérea desde Lima. Luego, en nuestra puesta de largo en el magnífico salón de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), donde vendimos y firmamos en un solo acto 40 ejemplares. Recuerdo especialmente otra bonita anécdota que considero digna de mención, pues habiendo solicitado participar en la Feria del libro de Rocafort, a nuestra llegada nos encontramos con el pueblo empapelado (a nivel de establecimientos y centros oficiales) con la carátula de Cuentagotas y con un tríptico de distribución manual, donde se recogían nuestras biografías y una amplia descripción del libro que, lógicamente, habría leído previamente el concejal de cultura. Posteriormente, el alcalde nos hizo una emotiva presentación y nos cedió su distinguida poltrona para que desde ella pudiéramos dirigirnos al público asistente a la feria. Aunque, a decir verdad, la mayor satisfacción de todas, la obtuvimos el día que nuestros compañeros Santiago y Mónika, le entregaron personalmente a Mario Vargas Llosa un ejemplar de Cuentagotas, en su visita al Instituto Cervantes de Varsovia, donde la pareja reside actualmente. Son pequeñas alegrías que para cualquier escritor, por modestas que sean, le insuflan la suficiente energía como para seguir escribiendo por el resto de su vida.

Con la gente que le inspiró "Caminando con amigos"
¿Usted que es valenciano tiene la intención de escribir, en alguna oportunidad,  en dicha lengua?

Ya me gustaría, pero yo, que soy hijo del período franquista, no recibí ningún tipo de instrucción para poder escribir en mi lengua vernácula; a lo más que he llegado es a practicarla verbalmente, gracias a lo que aprendí de ella en la calle. Ahora me resulta difícil el distraer tiempo para su aprendizaje, pues debería restarlo del poco de que dispongo para escribir en castellano. 

En breve, publicará su primera novela, la que por cierto, tocará el tema del fútbol. ¿En qué momento se anima a cambiar de género? ¿Fue complicado el paso a la novela?

El escritor vocacional, se plantea dar pasos más largos cada día en su andadura por el arco literario, y se aventura en proyectos que lo comprometen literariamente, frente así mismo y ante los demás. El pasar del cuento o microrrelato a la novela es un reto o desafío al que ningún escritor que se precie puede volver la cara. Es como participar en la Champions League de la literatura, a la que todos desean concurrir, aunque al final pierdas por goleada. La decisión, en cualquier caso, debe ser meditada, pues la estructura de una novela es muy diferente a un relato corto, donde a partir del propio título ya estás definiendo prácticamente su desenlace final. Para escribir novela la técnica, capacidad del escritor, sus conocimientos y también su memoria, han de someterse a un grado de exigencia equiparable al producto que se pretende ofrecer.

A propósito, son pocos los autores que han abordado el tema futbolístico en sus obras, ¿nos puede adelantar algo?

Efectivamente este género literario no ha sido muy prolífico. La mayoría de lo escrito hasta ahora versa sobre la táctica y la técnica del juego, y en algunos casos, se refiere a la exaltación gloriosa de los clubes o a la consecución del mundial por parte de la selección española. En mi obra, acometo la tarea de mostrar el lado oscuro de este deporte; los entresijos internos generalmente desconocidos para el aficionado, que suele fijarse exclusivamente en la magia del balón rodando sobre el césped, pero sin disponer de información ni elementos de juicio para entender las decisiones extradeportivas que se adoptan por los directivos en los despachos.       

Anímese a autopromocionarse, y díganos, ¿qué de novedoso podemos hallar en la producción literaria de José Ramón Martínez?

No soy el más adecuado para enjuiciarme, pues lo más probable es que si realizara mi propia fotografía ésta saliera desenfocada. Únicamente me atrevo a ofrecer una declaración de intenciones y expresar mi propósito de brindar un trabajo honesto, elaborado, que sirva de entretenimiento para el lector, dentro de la peculiaridad (que cada cual tenemos) como escritor y para cualquiera de los géneros de la fabulación narrativa. A ustedes, los críticos,  es a quienes toca opinar…
Si desean contactar con el autor no duden en escribirle a:
soymonmar@terra.es

domingo, 12 de febrero de 2012

Leonor Quichiz Manchego: “Soy conquistadora absoluta de mi territorio profesional”

Cada mañana su voz dulce y cálida se escucha a través de las ondas de Radio Fórmula Hit Castellón, pero España entera conoce de su talento hace 11 años.
Leonor Quichiz Manchego llegó a la península y de inmediato, fue contratada para conducir un acto de premiación en una afamada discoteca madrileña. Pese a su faringitis tuvo que cumplir, e hizo bien, pues a los días era llamada para trabajar en Radio Getafe (Cadena COPE Madrid).
Ingresó al mundo de la radiodifusión con 17 años cuando resultó ganadora de un casting que buscaba la voz en off de un programa infantil. Desde allí, no ha parado de trabajar y hacerse de un prestigio como locutora  e incluso como reportera formó parte del equipo de varios programas deportivos en un tiempo en que las chicas no eran admitidas. La eficiencia en su labor quedó demostrada al conseguir en exclusiva una entrevista con el futbolista Diego Armando Maradona, hecho que la llevó a ser respetada por sus colegas varones.
Para mí no ha sido ningún problema trabajar con hombres, sino todo lo contrario. Mi actual labor se la debo a ese tremendo equipo de profesionales que estuvo comandado por el recordado don  Óscar Artacho Murgado,  y  también, por supuesto, a Miguelito de los Reyes.  Estos profesionales fueron mis primeros maestros del periodismo y la locución radial”, asegura.
Puede considerarse que es una profesional con suerte,  pues ni bien pisó tierra española, le ofrecieron un puesto en lo suyo.  Algo que muy pocas veces ocurre con alguien que viene de fuera, ¿cual es su impresión?
Nunca mejor dicho: ¡Suerte! La tuve a los 17 años. Ocurrió en mis inicios, cuando me seleccionaron en un casting para Canal 7 -Radio TV Peruana. Fue mi primer trabajo en un personaje creado para mi llamado “Noni, la voz galáctica”. En ese momento,  descubrí mi verdadera vocación.
Ni bien llegué a España sufrí un tremendo resfriado acompañado de faringitis y a los cuatro días me ofrecieron presentar el evento de una galardonada agencia de viajes en una famosa discoteca madrileña; aún en ese estado, cumplí con aquella presentación. Era muy importante porque además del compromiso había invitados tales como diplomáticos, empresarios, artistas y por supuesto el público en general.
Gracias a mi experiencia procuré disimular mi afonía. Días después mi móvil sonaba. Era José Sánchez Mejías,  Director de “Tu Revista”,  quien me ofrecía mi primer programa en España para Radio Getafe (Cadena COPE Madrid).
A sus 18 añitos en Radio Selecta
Desde que llegó se ha desempeñado como comunicadora en el más amplio sentido de palabra. Radio, TV, impresos ¿cuénteme en qué medios tuvo la oportunidad de trabajar? ¿Cómo la recibieron sus compañeros de profesión?, ¿hubo rivalidades? ¿Es muy diferente la forma de trabajar de los españoles?
Tanto en Perú como en España he desarrollado mi labor en medios de primer nivel y con gente muy profesional por quienes siempre me he sentido querida e incluso arropada.
Puedo decir que he tenido la fortuna de trabajar en emisoras importantes como Radio Getafe, Radio Tentación en Madrid, Radio 7  y en Radio Futura Latina. Asimismo, tuve  a oportunidad de laborar  en  Castalia TV y  “Tu Revista” como medio escrito. Ahora mismo, estoy contenta de estar frente a los micrófonos de Radio Fórmula Hit Castellón.
Fue la primera locutora de una radio latina en Castellón e incluso su voz identificaba  a la emisora. Todo un logro, ¿cómo lo asumió?
Lo asumí como un halago.  Mi género y estilo no se ubican  precisamente en lo tropical y quizás eso hacía que al público en Castellón le gustase  más escuchar esta nueva opción de radio.  Actualmente, esa emisora continúa emitiendo jingles con mi voz.
Empezó a los 17 años haciendo voz en off mientras realizaba sus estudios en  la Universidad  Jaime Bausate y Meza ¿cómo organizaba su tiempo? ¿Había oportunidad para la diversión?
¡Qué buena pregunta! Siempre hay oportunidad para la diversión. Es cuestión aprender a priorizar y establecer una buena organización. Este sistema  me  permitió compatibilizar mis estudios con mi trabajo. Así tuve el  tiempo necesario para salir con mis compañeros; con quienes mantengo contacto y una gran amistad.
Meses después formó parte del legendario programa “Pregón deportivo” y fue el único elemento femenino dentro de un plantel compuesto en su mayoría por hombres ¿Le fue difícil desenvolverse en este ambiente?
He de indicarte que antes que reportera fui locutora. Tuve la suerte de ganar el concurso “Buscando voces nuevas para Radio Selecta 2000”. Como resultado me ofrecieron conducir el programa “Hola juventud” de lunes a viernes y “Buenas tardes buena música”,  este último para el fin de semana.
La oportunidad en “Pregón Deportivo” surgió cuando faltó uno de los periodistas para trasmitir el IV Campeonato latinoamericano de billar a tres bandas.   Me escuchó don Óscar Artacho y me ofreció la oportunidad de trabajar con ellos.  Al poco tiempo, se presentó la oportunidad de hacer entrevistas como reportera. Estoy muy orgullosa de haber sido la primera mujer en participar en un programa de la importancia de “Pregón Deportivo” y conseguir abrir el camino a otras colegas que,  posteriormente, formaron parte del equipo.
Para mí no ha sido ningún problema trabajar con hombres, sino todo lo contrario. Mi actual labor se la debo a ese tremendo equipo de profesionales que estuvo comandado por el recordado don  Óscar Artacho Murgado,  y  también, por supuesto, a Miguelito de los Reyes.  Estos profesionales fueron mis primeros maestros del periodismo y la locución radial. 

En Radio Getafe, el medio que le abrió las puertas en España
No tardaron en llegar los premios.  En el año 1990, su programa  “Rodajas de naranja”  obtuvo el galardón al mejor espacio radial de la década en Arequipa, ¿Se lo esperaba?
La verdad es que no me lo esperé, aunque tengo que aclarar que fue un reconocimiento a través de un artículo  periodístico.  Fue un crítico de radio que hizo una nota en un diario arequipeño. Arequipa (departamento al sur de Lima) es cuna de grandes locutores y una gran escuela de oradores, políticos, y cuna de voces microfónicas.  Por lo que me lo tomé como un premio por el reconocimiento que se le otorgó a mi programa y la importancia que se le dio al artículo.
Si bien sus oyentes nunca conocieron tu rostro, su voz era ampliamente conocida por la cantidad veces que la prestó  para anuncios, menciones, etc. Alguna vez le preguntaron al escucharla: "¿Eres la chica de tal o cual producto?" ¿Alguna anécdota al respecto?
Fue al terminar una  actuación con el grupo lírico y de zarzuela “Glizar” en el ICPNA  (Instituto Cultural Peruano Norteamericano) cuando un técnico de sonido se me acercó y me dijo que mi voz ya la había escuchado antes. Le pregunté si había podido ser en otra presentación del grupo y él me contestó: “No,  te he escuchado en el anuncio de  Pirata Surf”. Línea de ropa que no hacía mucho se escuchaba en radio y se veía en la televisión
Curiosamente en España me han reconocido la voz varias veces, una de ellas fue una mujer peruana en el metro de Madrid, y la que hasta el momento me ha dejado más impresionada ha sido en Castellón: una muchacha  que al escucharme hablar me dijo: “Tú eres la chica de Hola Juventud”.  Hoy por hoy ella y yo mantenemos una gran amistad
Hay oyentes que llegan a enamorarse de su locutor preferido e incluso le envían cartas y flores.  ¿Le ha pasado algo semejante?
Tengo fieles oyentes.  A veces me llaman o me envían algún detalle como flores. Tengo el grato recuerdo de un joven que me llamaba todos los días al mediodía a Radio Selecta y decidió después de dos años ir a la radio a visitarme y yo muy contenta le dije, que me encantaba la idea. El día que vino la secretaria de la radio me avisó y autoricé que lo dejara pasar a la cabina. Mi sorpresa fue enorme cuándo descubrí que aquel muchacho era invidente. Ese día me confesó que yo era su alegría de  la mañana. Yo sólo tenía 20 años, y procuré que no captara en mi voz lo impactada que estaba, pero aún así, sentía que ésta se quebraba de la emoción. En ese instante,  comprendí la importancia de saber llegar con la voz al espíritu de otros.Gracias a esta persona siempre estoy atenta a mantener una comunicación abierta y no sólo llegar por ser una locutora de voz bonita. Quiero ser algo más que una voz. Quiero ser una amiga al otro lado del receptor.
¿Cuidas su voz como lo hacen los cantantes? Es decir ¿evita los alimentos picantes o las bebidas frías?
Realmente lo intento, pero vivo en Levante y la humedad y el clima me afectan. No puedo evitar comer picante y lo que sí procuro es practicar algo de solfeo acompañado de los calentamientos de voz aprendidos con el maestro Mazzini (pianista) y con Eugenio Troullier Civitate (director y actor de tv y teatro) en el tiempo que fui actriz y cantante del coro del grupo “Glizar”.

A punto de salir a escena con el grupo "Glizar"
¿Qué nos puede decir sobre su programa “Espabila por la mañana” que se emite vía Fórmula Hit  Castellón”?  ¿De qué va su programa?
 Ahora se  llama “Leonor y sus rodajas de naranja”. Es un programa que se emite de lunes a viernes, entre las   10 a 13 horas. Contiene diferentes temáticas; contamos con espacios culturales, taurinos, deportivos, y  de entrevistas. Entre ellos tenemos “La historia de la música” con Christopher Ignat y “Ráfaga Taurina” a cargo  Julián Agulla López.  También  cuenta con colaboradores de la talla de don Mariano de Souza,  encargado de “Hablando de cine y algo más”,  y para informarnos  sobre deporte al ex ciclista y actual  director de “Tu Revista” y, además periodista de Radio Marca, José Sánchez Mejías.
Obviamente, le lleva mucho tiempo organizar su día a día. Más  aún, cuando la esperan niños en casa, ¿no es así?
Como ya te indique anteriormente lo importante es la organización.  Ten en cuenta que en casa: Todos tenemos obligaciones,  incluido el más pequeño. Al final de la jornada,  rescatamos  tiempo para nosotros. Nos gusta gozar de nuestra familia y nuestro círculo privado. Como ya sabes,  mis hijos y yo somos el mejor equipo. Estamos muy unidos. Tanto que así que mi hija  mayor que vive en Madrid, hace un hueco en su agenda y nos visita durante sus vacaciones. Ese es el mejor momento del año; cuando todos disfrutamos del calor de hogar.
Ha tenido oportunidad de conocer a personajes muy importantes. ¿Alguno le ha impactado favorablemente?
Sí, por supuesto. Hay que me dejaron una gran impresión. Muchos son políticos, artistas, escritores, deportistas, etc. Entre los que te puedo destacar  figuran: Joselito, Juan Bau, Eva Ayllón, el gran Rubén Flórez, Manolo Otero, Valdano, Luque, Brown (los dos últimos futbolistas argentinos),  entre otros.He de reconocer que las entrevistas que me dan seriedad son las relacionadas a temas políticos o sociales donde he podido entrevistar a Carlos Fabra, Alberto Fabra, Jaime Mayor Oreja, Federico Trillo,  Juan Costa y su hermano Ricardo Costa, quien además me permitió realizarle una entrevista en un delicado momento de su carrera política; detalle que agradezco y valoro. Todos y cada uno de ellos merecen mi respeto.
En el rubro deportivo, en  mis inicios en  Lima,  conseguí una entrevista en exclusiva para el programa “Súper Deporte” de Radio Unión con un joven y tímido Diego Armando Maradona. Me costó pero lo logré. En aquella época el futbolista tenía pactada una entrevista con “Gigante Deportivo”, y lo que tú llamas suerte…nuevamente me significó un reconocimiento por  parte el director del programa,  Raúl Maraví Ayala.
El recuerdo más bonito que tengo es con Teófilo Cubillas. Yo tenía 18 años y él acababa de llegar de Estados Unidos donde era entrenador,  y tuve la oportunidad de realizar el programa junto a él.
El tema taurino me apasiona he entrevistado a estupendas y grandes figuras de la tauromaquia.
Durante un reencuentro con Rodolfo Rey "Cachirulo"
y el  director de teatro Eugenio Troullier
¿Cuál es la fórmula de su éxito?
 ¿La fórmula? Trabajo, esfuerzo y sacrificio.  No hay otra fórmula. Nací con la voz que Dios me dio y sólo quiero llegar a la gente con respeto; lo demás es producto del trabajo en equipo.
¿Cuáles son sus planes a corto o mediano plazo?
Por el momento, quiero que Fórmula Hit Castellón sea la emisora del público castellonense.
¿Añora el medio radial peruano? ¿Volvería si le ofrecieran algún proyecto?
Siempre se extraña el suelo que nos vio nacer. Es algo que siempre se ama y yo amo al Perú. Aunque he de reconocer que mi corazón está dividido entre Lima, Arequipa, Madrid y como no,  Castellón. En cuanto a si volvería ante alguna propuesta. Todo se puede valorar
¿Cree que ha conquistado parte de España con tu talento? ¿Se siente satisfecha con lo obtenido?
Creo que tengo una responsabilidad y gente que cree en mí hace ya 11 años; un gran equipo de comunicadores españoles que apostaron por mi trabajo. Soy conquistadora absoluta de mi territorio profesional,  una mujer que avanza sin mirar atrás. Me siento contenta conmigo misma,  pero no descuido mis lados flacos. Sobre todo y ante todo,  está mi familia y dentro de ella,  están mis oyentes.
Si desean escuchar el programa de Leonor Quichiz pueden pinchar:
http://www.formulahitcastellon.com/

sábado, 4 de febrero de 2012

Leo Zelada: “Soy un murciélago que ansía volar a la luz”

A los 14 años conoció a su padre, descubrió su descendencia inca y aprendió a amar su cultura. Le costó defender su legado, sobre todo, su nombre: Tupaj Amaru en un entorno prejuicioso y racista. Sin embargo, lo peor fue luchar contra su familia materna que se resistía a llamarlo así y renegaba al ver su apellido junto a ese “nombre de indios y cholos”.
Pero Braulio Rubén Tupaj Amaru Grajeda Fuentes, supo encarar su realidad, unir sus dos sangres y asumir su nuevo yo, pues ya llevaba dentro de sí la semilla del poeta Leo Zelada, ese espíritu apasionado que a los cinco años le dedicó sus primeros versos al mar.
Zelada es un hombre al que preocupa su autoconocimiento, se halla en constante cuestionamiento y le interesa estar conectado a su esencia creadora. Estas razones lo motivaron a emprender un viaje que duró cinco largos años. Mochila al hombro recorrió buena parte de Sudamérica, América Central hasta llegar a Los Ángeles. Destacamos que tuvo sortear la Cordillera de Los Andes, la selva amazónica e incluso la zona peligrosa de Chiapas. De esa aventura nacería la novela American death of life (Ediciones Altazor, 2004).
Les presentamos a este vate que no se calla nada, ama profundamente Madrid, es dueño de una  editorial, escribe Haikus, está en contra de los Best Sellers y que considera que la mejor literatura del mundo es la que se hace en castellano. 

Desciende por línea paterna de la dinastía inca, ¿cuándo lo supo qué pensó? ¿Se sintió diferente, especial o con una gran responsabilidad a cuestas?

Yo fui educado por vía materna en una familia de cultura criolla en Lima, por ello, el conocer a mi padre a los 14 años supuso un choque cultural para mí. Él durante toda su vida difundió el idioma de los incas que es el quechua, aunque le gustaba llamarlo “Runa simi”. Mi padre me hizo ver la realidad de la cultura andina y enorgullecerme de mi pasado. Me dijo que éramos una de las pocas familias que descendíamos de la estirpe inca, y que nuestro primer ancestro fue el general Cosme Damián de Grajeda, quien se casó con una princesa inca, llamada Rosa Huamantika. Desde ese momento, llamarme Tupaj Amaru no significó un motivo de vergüenza, sino de orgullo. Todos sabemos que el Perú, aparte de ser un país clasista, tiene una sociedad donde se ejerce con impunidad el racismo. Desde niño, pese a que era bajito y delgado, tuve que defender la herencia de mi nombre; me vi obligado a pelearme cotidianamente a puño limpio en un barrio marginal del puerto de El Callao. Me enfrentaba con  los intolerantes para que no me humillaran y aprendieran a respetarme. Sin embargo, al mismo tiempo también tenía que luchar contra los miembros de mi familia criolla. Esos que querían borrarme un nombre tan feo de sus apellidos. “Un nombre de indios y cholos”, decían. Porque lo hacían-según ellos- por mi bien.

¿De qué manera o cómo se manifiestan sus raíces incas a la hora escribir?

A diferencia de mi padre y todos mis hermanos de rama paterna que se comunican en  quechua, yo me crié en un ambiente donde se hablaba el castellano, así que más que en la lengua, la influencia se da, en mi forma de sentir el mundo. Mi comunión con la naturaleza del campo y la ciudad. Mi amor por la tierra, las montañas, los árboles, el mar; el sentirlos no como objetos, sino como hermanos. Es largo de explicar.

"No creo en generaciones, grupos
 o nacionalidades", expresa.
¿En qué momento sintió el llamado de la poesía? ¿Recuerda qué fue lo que le inspiró la primera vez?

Fue mi primer encuentro con el mar, cuando tenía cinco años, lo que me motivó a escribir unos versos, que luego metí en una botella y lancé a las aguas de Cantolao. Conocer el mar me hizo no sentirme solo. Por ello, como agradecimiento,  le dediqué mi primer poema.

¿Qué autores le conmovieron en sus inicios?  Y hoy en día, ¿qué poetas y escritores son de su agrado?

En mis inicios me fascinaban Vallejo, Rimbaud, Ginsberg, Blake, pero ahora me gusta sorprenderme con autores como Tomas Transtormer, Yunus Emre, Eunice Odio, Ibn Zaydun. Pero los que consulto casi como oráculos son Baudelaire, Santoka y Keats.

La prensa de Latinoamérica lo ha llamado ‘el último poeta maldito’, puede explicarnos ¿por qué?

No sólo en Latinoamérica. Para mi sorpresa esa afirmación se está volviendo un tópico en algunas entrevistas que me hacen en España y Estados Unidos. De joven quería ser un poeta maldito. Lo veía como algo puro y radical. Pero pasado el tiempo, soy un  murciélago que ansía volar a la luz.

Sus adeptos manifiestan que es un escritor que no se calla nada y que siempre resulta polémico a la hora de opinar o expresar una crítica, ¿está de acuerdo?

Yo sólo soy como soy. Digo lo que pienso. En esta época ser sincero se ha vuelto un defecto y no una virtud.

A propósito, ¿encaja de buen agrado los comentarios adversos respecto a su obra?

Estoy seguro de lo que hago. Me he ganado mis galones a pulso. Me molesta la hipocresía: gente que habla mal y luego te pide favores. Cada quien tiene la libertad de decir lo que piensa, pero también la de ignorar lo escuchado.

Realizó estudios de Filosofía en la Universidad Mayor de San Marcos en Lima, ¿hay lugar en este mundo para los filósofos?  Y ¿para los poetas?

El mundo no tiene un lugar para los poetas y pensadores, pero el mundo sin poesía no es mundo. Esa es la paradoja de nuestra especie.

Fue miembro del  Grupo poético Neón de notable presencia en los años 90 ¿qué recuerdos tiene de esa época?

Buenas y malas sensaciones. Afirmé mi vocación para escribir cuando fundé Neón. Pero a su vez, entendí que el camino solitario es la ruta irremediable del creador. No creo en generaciones, grupos o nacionalidades.

¿Cuándo se decide crear el Taller de Narrativa y Poesía Carpe Diem? ¿Es cierto que en la actualidad se dicta por Internet?

Empezó en la Casa Museo José Carlos Mariátegui en Perú, y fue a solicitud de algunos amigos que me pidieron realizar un taller de creación literaria. También  he dictado talleres similares en Costa Rica y España. Y sí, es verdad, ahora también lo realizo vía Internet.

Durante uno de sus paseos
nocturnos por las calles de Madrid
Del año 1993 al 1998 realizó toda una aventura mochila al hombro atravesando América del Sur, Central hasta llegar a Los Ángeles. Resaltamos que tuvo que sortear la Cordillera de los  Andes, la selva amazónica e incluso la zona peligrosa de Chiapas. Esas experiencias están plasmadas en su novela  American death of life, ¿qué lo condujo a embarcarse en eso que algunos denominarían ‘locura’?

Quería ser como Rimbaud, Gauguin y los Beatnick. Pero en ese viaje- que me pasó de todo- entendí que no hay lugares vírgenes, que en la aldea indígena más remota de la selva amazónica hay una radio o un pastor evangélico destruyendo sus mitos ancestrales. Quería demostrarme que no era como cualquier otro jovencito universitario que quería ser un poeta vanguardista de salón o de ciudad, quería probar la aventura pura, sin simulaciones, sin pausas, sin dinero, sin saber donde  dormir, sin conocer a nadie, sin saber cuanto tiempo quedarme en un lugar;  solitario, ‘mochileando’ cuatro años seguidos, sin marcha atrás. Fue una locura, verdad. Me salvé muchas veces de la muerte. Fue tan maravilloso e infernal a la vez, que casi no hablo de ese viaje. Por eso, para quitármelo de la mente, escribí esa novela.

Dijo en una oportunidad que "La literatura escrita en castellano es la más importante del mundo", ¿se reafirma en esa aseveración? Si es así, ¿en qué lugar ubica a la que se cultiva en Perú?

Mantengo mi opinión que la literatura escrita en castellano es la mejor del mundo y agregaría que Madrid es su metrópolis. Más aún, después del 15M, que me parece el poema más bello que he visto en el siglo XXI.

A ese respecto, ¿qué poetas y narradores jóvenes peruanos podrían hacerse de un lugar importante en la escena literaria mundial?

No creo en la literatura peruana, como no creo en ninguna literatura nacional. No soy de dar consejos, pero puestos en el tema, sólo les diría que viajen y se preocupen más en encontrar su voz que el reconocimiento.

Es compilador de la Antología de la Poesía Peruana Contemporánea y de la Antología de la Nueva Poesía Hispanoamericana, ¿con qué criterio hizo la selección? ¿Hubo alguien que quedó fuera y reclamó?

Toda antología es un poco arbitraria y se basa en el criterio y gusto de su compilador, más allá de la falsa objetividad que se pretender vender con este tipo de publicaciones. Los poemas seleccionados son los que hablan de la calidad de estas antologías.

¿Cómo ve el futuro de los escritores que se autoeditan? ¿Existe un camino al triunfo literario sin una editorial poderosa?

Estamos en una era de crisis y eso afecta el mundo editorial. Por lo tanto, no hay apuestas por autores jóvenes, sino por libros que vendan, salvo honrosas excepciones. En ese sentido que autores se autopubliquen, no me parece mal. Es más, la utopía sería que todos los autores que quieren publicar y no tienen oportunidades, se autoediten. Así se acabaría de una vez con el universo elitista literario. En cierta manera, eso ya está pasando con los blogs y e-books.

Departiendo con el director de cine,
 Pedro Almodóvar
¿Cuándo funda  Lord Byron Editores?  Tenemos entendido que están publicando a escritores españoles y latinoamericanos bajo su colección Prometeo desencadenado.

Sí, es un proyecto que se afianza con el tiempo. Soy un poeta que lleva una editorial. Quizás, por eso, no me siento poco cómodo hablando como editor.

Escribe también Haikus, ¿en qué momento se interesó por esta forma de poesía tradicional japonesa?

Me interesó desde que leí a Bashio. Han pasado 20 años. Hasta ahora sigo aprendiendo.


Hace poco se pronunció en contra de los autores de Best Sellers como Coelho, Larsson, Ruiz Zafón o Auster manifestando que carecen de ‘calidad literaria’. Pero fue más allá, y también se refirió a los escritores de culto como Enrique Vila-Matas o Michel Houellebecq, de quienes dijo ‘su literatura es aburrida y poco original’, ¿tan ingenuos son los lectores que no se dan cuenta?  ¿Son impresionables o se dejan llevar por la publicidad? O simplemente, ¿debemos aceptar que hay para todos los gustos?

La literatura se ha vuelto un nuevo nicho de entretenimiento. Se va al supermercado y a la par de adquirir tomates, se compra un libro que da la casualidad no es Virgilio o Novalis, sino una novela que buscar hacerte pasar el rato levemente. La literatura se ha vuelto circo y esos autores de Best Sellers son víctimas de ese mercado insaciable.
Por otro lado, están los  autores que se asumen cultos y quieren diferenciarse. Por tanto, creen en la estupidez que mientras más oscura es su obra, más interesante es. Esto esconde un problema de fondo: su poco talento para expresarse. En la complejidad de lo simple, está la gran literatura.

Minimal poética es su último poemario publicado, y, según tenemos noticias,  los ejemplares se agotaron en un abrir y cerrar de ojos.

Estoy contento de haber publicado en una editorial como Vaso Roto, al lado de grandes maestros de la poesía clásica y contemporánea. Me emocioné como un pequeño cuando se presentó dentro del museo Reina Sofía, donde se exponen las obras de Picasso. Minimal poética ha sido y es, un punto de inflexión en mi vida como poeta.

Declaró para una publicación de Miami que se siente más madrileño que limeño, esto puede sentarle muy mal a sus compatriotas, ¿no?

No deben sentirse mal. Yo amo el centro de Lima, pero tu ciudad es donde está la gente que quieres. Y mis amigos, están ahora en Madrid. Por eso es que me siento madrileño.

Sin embargo, a la hora hablar y escribir es muy latinoamericano (ya no digo peruano), ¿llegará al día que se exprese como un español?

El futuro es una patria sin fronteras. El futuro es un lenguaje híbrido. El futuro lo veo como un arco iris.

Si desean saber más del autor o su obra pueden pinchar:
http://leozeladabrauliograjeda.blogspot.com/