Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

martes, 10 de diciembre de 2013

Dolores Redondo: “El éxito cuando llega siempre es sorprendente”

A muy pocos no les marea el éxito, y ese es el caso de la escritora Dolores Redondo que tras una lucha intensa por hacerse un lugar en el mundo literario logra su objetivo a lo grande y por partida doble, pues no solo disfruta viendo como la segunda parte de su Trilogía del Baztán se vende como pan caliente dentro y fuera de España, sino que también celebra ilusionada la noticia de que su novela “Legado en los huesos”, al igual que su primera entrega, será llevada al cine por el productor que adaptó la obra Millennium de Stieg Larsson.
Es poco frecuente alcanzar el éxito y el reconocimiento con el primer libro en casa, pero lo es más en el exterior, ¿ya se va adaptando a este nuevo estado de las cosas?
El éxito cuando llega siempre es sorprendente. No se debe esperar. Cuando aparece lo único que puedes hacer es disfrutar e intentar que no te levante mucho del suelo. Pero no debes racionalizarlo porque no hay manera de percibir de dónde puede venir. Lo intento llevar con la máxima normalidad. Vivirlo como algo precioso que ha ocurrido. Sobre todo celebrarlo y, a la vez,  tomando conciencia del peso que supone que hay detrás. Esto es la gente, pues hay miles acompañando este éxito, por lo que se contrae una deuda con todos y cada uno de ellos. Lo asumo con mucha responsabilidad porque en la actualidad la compra de un libro origina un desembolso importante. Y lo es más cuando pudiendo elegir algún otro, opta por el mío.
Su primera obra con una editorial pequeña
¿Qué le disgusta del éxito?  ¿Tiene quizá que ver con la sobreexposición o la invasión de la privacidad?
Por suerte las cosas llegan a veces en el momento más adecuado, y esto era algo que venía buscando hace mucho tiempo por lo que de cierta forma estaba preparada. Con las vueltas que me ha dado la vida, sé de sobra lo que es importante. Buscaba una oportunidad para salir adelante en la literatura, y a estas alturas, reconozco perfectamente cuáles son mis prioridades y cómo manejar esta situación. El éxito es importante, y tenerlo en tu trabajo es, además, muy agradable, pero hay cosas inamovibles en mi vida. Para entenderlo es necesario verlo en perspectiva, vivo en una pequeña población que tiene 7 mil habitantes, habito la misma casa con mi marido y mis hijos, y mi día a día es la normalidad absoluta: me levanto muy temprano, preparo a mis niños para que vayan a la escuela, los despido, y me pongo a trabajar. Como sabes bien, la labor de escritor es solitaria, da mucho tiempo para pensar, moderarse, tranquilizarse. Hay períodos muy oscuros en la creatividad donde el esfuerzo que supone escribir, te pone en la tierra, y si tuvieras pajaritos en la cabeza, no podrías trabajar.  No tengo miedo a que se mueva mi mundo, porque hace mucho tiempo que se encuentra bien atado. Hay cosas que de ninguna manera voy a dejar que cambien
¿Y lo bonito, sin duda, es que su historia sea llevada a la gran pantalla, entre otras cosas?
Esto ha sido sorpresivo, pero no fue lo que más me emocionó. Es bonito y para muchos tiene un brillo especial porque se trata de cine y está involucrado un súper productor internacional, el que adaptó Millennium de Stieg Larsson. Estoy contenta porque compró los derechos de “El guardián invisible” y hace unos días atrás, también adquirió los de la segunda novela, “Legado en los huesos”, con lo cual el proyecto avanza muy bien, pero te puedo decir que me hizo mucho más ilusión firmar por primera vez con una gran editorial, y la razón es simple, yo no pertenezco al mundo del cine, soy escritora. Y tú sabes lo que significa eso para alguien que escribe. Entre que lleve mi historia a la gran pantalla Almodóvar o me publique Planeta, prefiero esto último definitivamente.
Tocó muchas puertas antes de alcanzar
el éxito
Pero a través del cine la va a conocer más gente.
Sí, pero para los autores siempre hay el temor de cómo va a quedar tu obra, pues en el momento que cedes los derechos puede ser transformada. Un director, un guionista, un actor son artistas, por lo que pueden aportar su granito o montaña de arena, y la obra se vea convertida en otra cosa totalmente distinta al original. Sin embargo, estoy contenta con este productor porque con las novelas de Stieg Larsson y Henning Mankell, por ejemplo, ha sido bastante fiel, pero ya te digo existe el riesgo de que sea otro producto, y solo podré responder de lo que he hecho.
¿Participará en la producción de la película de su novela?
Este verano estuvimos Peter Naderman y yo en Baztán, en el escenario de la novela, y él ha decidido rodar allí. Me ha pedido participar, pero como el director no ha sido elegido y todo va a depender de quién sea, todavía no hay nada dicho.
Quizá tenga la oportunidad de hacer algún cameo...
Algo puede ser. En todo caso, mi participación seguramente estará por el lado de ayudar a los actores a meterse en la historia y en la piel de los personajes. Como fuere, estaré allí para echarles una mano en lo que pueda, pues aunque llegue a ser otra cosa, no dejará de ser mi criatura y deseo que salga lo mejor que pueda.
La primera entrega de la
Trilogía del Baztán
Llegó a la novela y le introdujo un nuevo elemento: la mitología, pero no cualquiera, sino la que tiene que ver con su tierra, con sus raíces.
Por la elección del lugar. Como elegí escribir sobre el Valle del Baztán tenía que hablar de su clima, su naturaleza o su historia. Esta mitología no son leyendas sin más. Está basada en las creencias que existieron antes de la llegada del Cristianismo, que convivieron en simultáneo por muchos años con éste  hasta llegó la Inquisición. Navarra fue la más castigada por brujería en España. Mujeres y hombres fueron condenados a la hoguera por practicarla. Perdieron la vida salvajemente por las sentencias de un tribunal que veía demonios por todas partes. Esta huella ha quedado por el modo en que el valle está enclavado en las montañas, el clima, entre otras condiciones que han hecho que el carácter del poblador sea más reservado de lo normal y haya conservado estos ritos y tradiciones.
Pero vayamos a sus inicios, usted compaginaba trabajos disímiles como el Derecho y la Gastronomía con la escritura, pero ¿cuándo es que el imperativo de hacer literatura vence y abandona todo lo demás?
La decisión de dedicarse enteramente a la literatura siempre está presente, pero a veces no se puede. Querer ser escritor es una decisión absoluta y te sientes como tal todo el tiempo, sin embargo, todos sabemos que es un mundo muy difícil, y con los pies en la tierra debes buscar una manera de ganarte la vida. Al respecto dice una buena amiga mía: “Como tenemos la mala costumbre de comer cada día”, pues tienes que llenar el plato dedicándote a algo. Empecé con el Derecho, pero lo dejé porque si no me salía lo de escritora, por lo menos, quería dedicarme algo que me gustase. La creación en la cocina me encanta, y hoy en día lo hago para mi familia y amigos. ¿Cuándo me gana realmente la escritura? Pues cuando explota mi novela “El guardián invisible” y reclaman mi presencia aquí y allá. Cuando se llena ese plato de lentejas con algo que has buscado, es cuando abandonas todo lo demás para dedicarte por completo a lo tuyo.
Pese al éxito es una mujer con los pies
bien puestos en la tierra
¿Por qué se decantó por la novela negra? ¿Hay algo en especial que le atrae de ésta?
Yo siempre he sido de cuentos oscuros. De hecho todos mis relatos primeros son así: bastante tétricos, por tanto, mi primera novela también lo es. Esto también forma parte del proceso del escritor, de la etapa de aprendizaje. Luego una vez probadas varias cosas es cuando decides dónde quedarte. Si no me decantaba por la novela negra, seguramente, lo iba a hacer por la de terror.
Cuéntenos un poco sobre cómo se dio el proceso de su novela, es decir ¿la escribió y una vez terminada tocó las puertas de las editoriales en busca de una oportunidad para su historia o es que ésta la encontró?
Yo tenía la experiencia de presentarme a concursos con muchos cuentos, y ya sabía, que el camino no estaba por allí. También lo intenté enviando mis relatos a editoriales, y conseguí que una pequeña editorial me publicara una novelita (“Los privilegios del ángel”, 2009), pero me di cuenta que con una escasa distribución tampoco iba a llegar tan lejos. Cuando escribí “El guardián invisible” supe que tenía que intentar otra cosa, y el punto de inflexión se dio cuando un agente decidió representarme. Lo hizo pero me pintó un panorama negro. Me advirtió de los inconvenientes, sin embargo, puso manos a la obra. Llevó el libro a la Feria del Libro de  Frankfurt y grande fue nuestra sorpresa que lo compra Destino del Grupo Planeta. Y no quedó allí, a partir de eso, lo adquiere Italia, Francia, Alemania, Holanda y Brasil. De un momento a otro, pasé de nada a todo.
Baztán: el lugar mágico que ahora está en boca de todos
¿En esto obró la persistencia o la buena suerte?
Pienso que la suma de ambas, pero antes de que llegara este momento tuve que pasar por experiencias de todo tipo. No fue algo que se diera de la noche a la mañana. E incluso para conseguir un agente que me representara tuve que escribir a muchos y esperar respuestas que cuando llegaban eran negativas.  
¿Es autodidacta o fue alumna de algún taller de escritura?  ¿Qué opinión le merecen estos?
Cada quien tiene que buscar su manera, y los vehículos para la creatividad son infinitos. En lo que a mí respecta soy partidaria del “lee, lee y lee”, y también del “escribe, escribe, escribe, si quieres ser escritor”. En un taller se pueden conseguir pautas significativas, pero que nadie crea que por asistir a uno ya todo está hecho. También te pueden ayudar a moverte en el mundo literario y orientarte hacia dónde dirigir tu trabajo. Esto es tan importante que quizá alguien podría hacer un taller que diga algo así como “Qué hacer con tu manuscrito ahora que lo tienes listo”.
Su irrupción en el mundo del thriller con la primera entrega de la Trilogía del Baztán fue contundente, ya lo sabemos, pero ¿cómo plantea esta segunda parte, “Legado en los huesos”,  a sus lectores?  ¿Se le romperá más la cabeza a la inspectora Salazar?
Así debe ser, pero tengo que ser humilde al respecto y aclarar que estas novelas son para divertirse, para pasárselo bien y poco más. Yo espero que el lector las devore, y cuando llegue al final diga: “¡Qué pena que no hay más!”. Tiene que quedarles este buen gusto. Ese es mi deseo.
La autora se mostró sencilla y locuaz durante la entrevista
¿Qué tanto hay de usted en la inspectora Amaia Salazar?  ¿Algunas heridas por sanar, muchos miedos por vencer?
En la inspectora Salazar hay muchas cosas mías y de otras mujeres. Contiene aquello que admiro en ellas, esa mezcla de fuerza y fragilidad. Por otro lado, quise profundizar en el carácter de los personajes, ir a la raíz de su personalidad o manera de ser o comportarse, porque es algo que había quedado huérfano en novelas de este género. Es probable que tenga que ver con la curiosidad femenina o quizá sea algo de cotilleo, pero siempre he querido saber aspectos de la vida personal de los protagonistas cuando he leído una historia, y sé que a los lectores también les apetece conocer esos detalles.
¿Escribió de golpe la trilogía o fue poco a poco?  ¿Cómo se desarrollo esta labor de creación? 
Cuando comencé a escribir la primera novela me di cuenta que la historia comenzaba a crecer, por lo que supe que no iba a quedar ahí, así que comencé a delinear el esquema de lo que se venía. En cada novela hay un asesino que se identifica con un monstruo mitológico, y tenía que ser así, en tres pasos, de allí la razón de la trilogía. Pese a que son historias que forman parte de un todo, se pueden leer de forma independiente, sin embargo, contienen un tema de fondo que el lector se perdería si no leyera los otros.
Luego de la Trilogía del Baztán, ¿qué vendrá?
Le seguirá una novela negra con otro tema y otros protagonistas, pero no descarto la vuelta de la inspectora Salazar en algún momento. Pero lo que está claro en lo que se refiere a la trilogía es que debe hacerse un paréntesis tras la última entrega. No se debe alargar algo de manera artificial, y el lector debe entender que la trilogía termina.
 
Si desean saber más de la autora
o su obra
pueden pinchar
en el siguiente enlace:
http://www.doloresredondomeira.com/
El booktrailer de la novela "El legado en los huesos"
http://www.youtube.com/watch?v=LBZmG6dd0a8


7 comentarios:

  1. Hola Elguita,me encanta la vision de vida que tiene Dolores Redondo,saludos,Carlo Bedoya

    ResponderEliminar
  2. Sí, Carlo, es una mujer con mucha vida interior. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. A ver si hacemos un grupo, y nos vamos a conocer Baztán. Cariños Ricardo.

    ResponderEliminar
  4. Una entrevista fascinante a una escritora con las ideas muy claras, que sabe lo importante que son las pequeñas cosas, la familia frente al éxito. Alguien que ya asoma esos periodos oscuros de la creatividad, la soledad del escritor, merece todos mis respetos. Le deseo mucha suerte y mi enhorabuena, Elga.

    ResponderEliminar