Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

sábado, 18 de febrero de 2012

José Ramón Martínez: “Incursionar en la novela es como participar en la champions league de la literatura”


Desde que hizo de la escritura creativa un método terapéutico para mantener a raya el estrés que le producía el desempeño de su profesión, no ha cesado de producir cuentos, relatos y microrrelatos, por lo que no sabe con exactitud cuándo se vio inmerso en el mundo de los escritores.
Hoy en día, el autor valenciano José Ramón Martínez está empeñado en culminar su primera novela, pero en paralelo colabora en varias publicaciones, oficia de comentarista en presentaciones de libros e incluso forma parte del jurado de numerosos concursos literarios.
Hacerse un espacio en el terreno de la literatura le ha costado José Ramón Martínez le ha costado-y le sigue costando-, pues publicar una obra sin el respaldo de una gran editorial, resulta un camino no exento de dificultades, frustraciones y hasta lágrimas. Quienes deciden hacer las cosas por su cuenta, deben asumir todos los gastos de su autopublicación, y luego ya con el libro en la mano, buscar lugares donde ponerlo a la venta e ingeniárselas para darlo a conocer al público. Esta experiencia la vivió en carne propia  junto a sus excolegas de Narrativa 5, grupo literario con el publicó el libro de microrrelatos Cuentagotas.
“La distribución de la obra resultó ser otra odisea de considerables proporciones, dado que los componentes del grupo Narrativa 5 tuvimos que realizar una peregrinación de feria en feria del libro y de librería en librería, para tratar de colocar algunos ejemplares que, al menos, costearan nuestra inversión. ¡Si alguien tiene curiosidad por saber, que nos pregunte a nosotros lo que cuesta promocionar un libro!”, asegura.

Hoy por hoy escribir es una actividad que ocupa gran parte de su tiempo, ¿en qué momento un economista y experto en legislación ambiental como es usted, se anima a dar rienda suelta a esa vena creativa y participar en concursos literarios, por cierto,  con gran éxito?

Yo le diría que en el ejercicio de mi profesión generalmente estaba sometido a una fuerte presión, pues de sobra es conocido lo que supone la economía para la empresa privada. Debido a ello busqué y, para mi bien halle en la escritura, la forma, no diría de evadirme, porque los problemas siempre subsisten alrededor de uno mismo hasta que se resuelven, sino más bien conseguí con la fórmula de escribir en mis ratos de ocio, neutralizar ese agobio cotidiano para mantenerlo a raya y que no sobrepasara los límites de lo racional; lo cual me produjo una excelente rentabilidad personal, metafóricamente hablando. En cuanto a mi participación en concursos literarios, yo diría que es un segundo paso: una vez  que te cautiva el oficio de escribidor, deseas someter a criterio de los demás la valoración de tu trabajo y ahí comienza todo.

Lo que se le da mejor, según sus lectores, son los relatos cortos y cuentos, ¿cómo concibe la idea para éstos y en cuánto tiempo les da forma?

Cuando no se dispone de mucho tiempo para dedicarlo a la escritura, como ha sido mi caso, pretendes utilizar el poco de que dispones para plasmar en negro sobre blanco las percepciones que captas de la propia vida cotidiana, y tratas de resumirlas en un pequeño relato. El tiempo empleado no es determinante, suele variar en cada narración, según venga la inspiración o vayas cuadrando las ideas. Al final lo importante es que la resultante sea de tu agrado, pues si no eres el primer convencido difícilmente conseguirás la aprobación de los lectores.

Cuando el estrés laboral lo agobiaba se refugiaba
en la escritura creativa
Sabemos que caminar es uno de sus deportes favoritos, y que lo hace acompañado de sus amigos todos los miércoles, seguramente la inspiración lo ha visitado en más de una ocasión en dicha práctica, ¿no es así?

Bueno, lo que practico junto a mi grupo de amigos no es más que un mero ejercicio; muy bueno, eso sí, para contrarrestar el sedentarismo que produce el estar sentado frente al ordenador durante varias horas al día. Lo recomiendo muy convencido, pues además de resultar beneficioso para la salud, es una buena terapia social y ¿porqué no? una fuente inagotable de anécdotas de donde se pueden extraer argumentos que, en ocasiones, traslado a mis relatos.

¿Algún relato o cuento se le ha resistido, viéndose obligado a abandonar temporal o definitivamente?

En muchas ocasiones. En cuyo caso mejor no flagelarse buscando la solución que pretendes y no hallas para ese relato y dejarlo dormir junto a otro montón de “no natos”. Con el discurrir del tiempo, rebuscando en ese fondo de armario donde duermen el sueño de los justos los trabajos no alumbrados, a veces encuentras excelentes historias que puedes recuperar y para las que te surgen nuevas ideas, incluso distintas al enfoque que pretendiste darles en el primer momento, con lo cual la narración da un giro y prácticamente se resuelve sola.    

Usted que es tan ordenado y disciplinado en su vida cotidiana, a decir de sus allegados,  ¿de qué manera tiene organizada su labor literaria? ¿Es más estricto con ella?

Me resulta difícil  responder a esta pregunta, pues si bien procuro ser organizado en todos los órdenes de mi quehacer, o tal vez por ello, en lo relativo a la escritura aplico un principio que, generalmente, se vuelve en mi contra, ya que sólo soy capaz de enfrentarme a la página en blanco cuando he dejado resueltos, o al menos cercados, los problemas domésticos o de otra índole que me agobian cotidianamente, como a todo hijo de vecino, y es a partir de ese momento cuando comienzo a escribir, indudablemente robándole horas al sueño. Yo no sé hacerlo de otro modo, aunque reconozco: no es un ejemplo a imitar.

Conocemos a una autora que para no aburrirse, escribe en simultáneo dos obras, ¿alguna vez lo ha intentado? ¿Es esto posible?

Yo no suelo aplicar esa fórmula, aunque sí aparco en ocasiones un relato para centrarme en otro, generalmente porque me he atascado y cambiando de escenario encuentro el estímulo necesario para seguir dándole a la tecla. Más tarde suelo volver sobre el anterior, pues aunque lo haya dejado momentáneamente, el subconsciente sigue trabajando en paralelo y te proporciona alternativas o puntos de vista que al principio no había uno considerado.

¿Qué autores y libros ocupan un lugar especial en su biblioteca?  ¿Hay alguno que haya dejado honda huella en usted?

Tengo debilidad por toda la obra del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez, al que considero gran cuentista (sin peyorativos) y narrador costumbrista, como pocos. Además de sus novelas conozco gran parte de su bibliografía y muchas anécdotas relativas al personaje y a su andadura como periodista, político e incluso terrateniente/aventurero, con asentamientos agrícolas en nuestra hermana nación de Argentina. De todas sus novelas yo me quedaría con La Barraca, seguramente por su realismo mágico y porque la leí cuando mi formación estaba en ciernes y su relato impregnó mi influenciable personalidad de mozalbete.


Junto a sus excompañeros de "Narrativa 5"

A la hora de adquirir un libro, ¿se deja llevar por la publicidad de los Best Sellers, el anuncio de quienes ganaron tal o cual premio o, quizá siempre apuesta por su preferencia literaria?

No me considero excesivamente selectivo a la hora de leer un libro, pues parte de mi biblioteca se nutre con los regalos de familiares o amigos, y en ese caso lógico es entender que ellos se inclinen por los más publicitados. En cuanto a los que yo adquiero, mis preferencias giran alrededor de los libros de historia pues, para mí, contienen el mismo encanto que cualquier otro género y además suplen muchas de mis carencias en esa materia

¿En qué momento y por qué incursiona en los microrrelatos? ¿Es cierto que, pocos logran dominar la técnica?  ¿Cuál fue su experiencia?

Aunque yo comencé como escritor autodidacta, en los dos cursos de asistencia a las clases de la academia de narrativa Espaciarte, practicamos mucho la escritura del cuento corto o microrrelato, entre otras razones por cuestión de tiempo, pues se trataba de clases semanales de tan solo dos horas. Ello nos proporcionó ciertos conocimientos relativos al tema, motivo por el que los compañeros de curso decidimos profundizar y seguir perfeccionando este estilo que, si bien considero técnicamente difícil de dominar, -ya que se trata de relatos que por norma no pueden superar las 400 palabras- sí que me produce disfrute su mera práctica.

Usted que asistió a un taller literario, ¿considera lo aprendido en sus aulas fue de vital importancia para enriquecer su trabajo creativo? ¿Nos puede establecer las ventajas y desventajas de éstos?

Por lo comentado a raíz de la pregunta anterior, se desprende mi opinión favorable a todo lo que suponga una enseñanza metódica, y un taller literario lo es. Allí acudimos los aspirantes a escritor con nuestro caudal de inquietudes, lógicamente a tropel, sin ordenar, pero siguiendo la metodología de su programa, llegas a adquirir unos conocimientos mínimos que te permiten manejar ordenadamente los tiempos de la narración y, al menos, estructurar la historia adecuadamente, en función del género literario que hayas elegido. Otra cosa es el nivel literario de cada cual, pues como sucede en muchas otras disciplinas: “El hábito no hace al monje”. Las desventajas a mi entender son más bien pocas, en todo caso, tener la precaución de no mimetizarte con la figura del profesor, al que tendemos a imitar, pues en ese caso pasarías a ser su clon, en lugar de ser tú mismo.

¿Qué significó en su vida el grupo literario Narrativa 5  y el libro de relatos Cuentagotas?

El grupo literario Narrativa5 nació de nuestra convivencia en la academia y significó el espaldarazo definitivo para propiciar la edición de nuestra obra conjunta de microrrelatos titulada Cuentagotas, pues a nadie se le escapa la dificultad de publicar obra a los escritores noveles, cual era nuestro caso, pero gracias al empeño de todos los componentes y fundamentalmente a la iniciativa de nuestro compañero Fernando Villarreal, que por motivo de su profesión y nacionalidad disponía de contactos con editoriales peruanas, pudimos llevar a cabo lo que para nosotros era una utopía en aquellos difíciles momentos iniciales y, sobre todo, resultó un punto de partida para iniciar nuevos caminos. Ahora cada cual  va en solitario.

Durante una firma de libros
¿Es cierto que para  editar, publicar y difundir Cuentagotas padecieron dificultades de toda índole?

Para que una obra literaria llegue a las manos del lector hay que “quemar” distintas etapas. La edición es la más compleja de todas ellas pero, al final, si el propio escritor, en este caso escritores, tienen capacidad económica para financiarla, el asunto se limita a realizar el trabajo de seguimiento para que la misma entre a las máquinas de impresión con el mejor formato de presentación que sea posible. En nuestro caso, a fin de abaratar costes, tuvimos que encargar la edición a la Editorial Chirre, de Lima (Perú), con el hándicap de las diferencias idiomáticas existentes entre dos pueblos que hablan un mismo idioma, pero en los que existen los matices propios del localismo de cada lengua. Luego, los libros hubieron de seguir una interminable ruta de puerto en puerto, hasta llegar a Valencia, vía Rotterdam, pues en un momento dado llegaron a insinuarnos en la aduana que los paquetes, por su apariencia daban la impresión de contener alucinógenos ‘distintos’ a la literatura (que ya es tener imaginación), sufrieron el olfateo de media docena de perros adiestrados, hasta que finalmente conseguimos vía libre para su desembarco. La distribución de la obra resultó ser otra odisea de considerables proporciones, dado que los componentes del grupo Narrativa5 tuvimos que realizar una peregrinación de feria en feria del libro y de librería en librería, para tratar de colocar algunos ejemplares que, al menos, costearan nuestra inversión. ¡Si alguien tiene curiosidad por saber, que nos pregunte a nosotros lo que cuesta promocionar un libro!
                                                                                                                            
Actualmente, prepara el segundo tomo de su libro de anécdotas Caminando con amigos, cuéntenos ¿qué hechos simpáticos podemos encontrar entre sus páginas?

Sí, prácticamente ya he concluido esta pequeña obra, escrita para disfrute de compañeros y simpatizantes, pues en ella recojo lo más destacado de cada museo, iglesia, monumento o pedanía agrícola, de las visitadas en nuestras correrías semanales por los lugares emblemáticos de la Valencia más castiza. En cuanto a sus anécdotas, las subrayo en cada capítulo, mediante una sección de ocurrencias cómicas, que titulo La frase del día.

Usted que ha experimentado en primera persona  lo complicado que es poner al alcance del público una nueva obra,  comparta con nuestros lectores algún suceso significativo que grafique los avatares de la promoción y difusión de un escritor desconocido y al que no le respalda ninguna gran editorial.

 Nosotros, al ser un grupo de escritores, no hemos sufrido en su grado máximo lo que se denomina “La soledad del corredor de fondo”, pues nos hemos apoyado mutuamente y en todo momento. De cualquier modo, en nuestro periplo promocional hemos disfrutado también de grandes satisfacciones. La primera de ellas al tomar en nuestras manos el primer ejemplar de Cuentagotas que nos llegó vía aérea desde Lima. Luego, en nuestra puesta de largo en el magnífico salón de la SGAE (Sociedad General de Autores y Editores), donde vendimos y firmamos en un solo acto 40 ejemplares. Recuerdo especialmente otra bonita anécdota que considero digna de mención, pues habiendo solicitado participar en la Feria del libro de Rocafort, a nuestra llegada nos encontramos con el pueblo empapelado (a nivel de establecimientos y centros oficiales) con la carátula de Cuentagotas y con un tríptico de distribución manual, donde se recogían nuestras biografías y una amplia descripción del libro que, lógicamente, habría leído previamente el concejal de cultura. Posteriormente, el alcalde nos hizo una emotiva presentación y nos cedió su distinguida poltrona para que desde ella pudiéramos dirigirnos al público asistente a la feria. Aunque, a decir verdad, la mayor satisfacción de todas, la obtuvimos el día que nuestros compañeros Santiago y Mónika, le entregaron personalmente a Mario Vargas Llosa un ejemplar de Cuentagotas, en su visita al Instituto Cervantes de Varsovia, donde la pareja reside actualmente. Son pequeñas alegrías que para cualquier escritor, por modestas que sean, le insuflan la suficiente energía como para seguir escribiendo por el resto de su vida.

Con la gente que le inspiró "Caminando con amigos"
¿Usted que es valenciano tiene la intención de escribir, en alguna oportunidad,  en dicha lengua?

Ya me gustaría, pero yo, que soy hijo del período franquista, no recibí ningún tipo de instrucción para poder escribir en mi lengua vernácula; a lo más que he llegado es a practicarla verbalmente, gracias a lo que aprendí de ella en la calle. Ahora me resulta difícil el distraer tiempo para su aprendizaje, pues debería restarlo del poco de que dispongo para escribir en castellano. 

En breve, publicará su primera novela, la que por cierto, tocará el tema del fútbol. ¿En qué momento se anima a cambiar de género? ¿Fue complicado el paso a la novela?

El escritor vocacional, se plantea dar pasos más largos cada día en su andadura por el arco literario, y se aventura en proyectos que lo comprometen literariamente, frente así mismo y ante los demás. El pasar del cuento o microrrelato a la novela es un reto o desafío al que ningún escritor que se precie puede volver la cara. Es como participar en la Champions League de la literatura, a la que todos desean concurrir, aunque al final pierdas por goleada. La decisión, en cualquier caso, debe ser meditada, pues la estructura de una novela es muy diferente a un relato corto, donde a partir del propio título ya estás definiendo prácticamente su desenlace final. Para escribir novela la técnica, capacidad del escritor, sus conocimientos y también su memoria, han de someterse a un grado de exigencia equiparable al producto que se pretende ofrecer.

A propósito, son pocos los autores que han abordado el tema futbolístico en sus obras, ¿nos puede adelantar algo?

Efectivamente este género literario no ha sido muy prolífico. La mayoría de lo escrito hasta ahora versa sobre la táctica y la técnica del juego, y en algunos casos, se refiere a la exaltación gloriosa de los clubes o a la consecución del mundial por parte de la selección española. En mi obra, acometo la tarea de mostrar el lado oscuro de este deporte; los entresijos internos generalmente desconocidos para el aficionado, que suele fijarse exclusivamente en la magia del balón rodando sobre el césped, pero sin disponer de información ni elementos de juicio para entender las decisiones extradeportivas que se adoptan por los directivos en los despachos.       

Anímese a autopromocionarse, y díganos, ¿qué de novedoso podemos hallar en la producción literaria de José Ramón Martínez?

No soy el más adecuado para enjuiciarme, pues lo más probable es que si realizara mi propia fotografía ésta saliera desenfocada. Únicamente me atrevo a ofrecer una declaración de intenciones y expresar mi propósito de brindar un trabajo honesto, elaborado, que sirva de entretenimiento para el lector, dentro de la peculiaridad (que cada cual tenemos) como escritor y para cualquiera de los géneros de la fabulación narrativa. A ustedes, los críticos,  es a quienes toca opinar…
Si desean contactar con el autor no duden en escribirle a:
soymonmar@terra.es

5 comentarios:

  1. Amiga Elga, qué alegría me das esta semana al entrevistar a mi buen amigo José Ramón. Ha sido un placer leer y rememorar (también soy del grupo Narrativa5 juento a los mencionados Fernando, Satiago Monika e Isabel). Excelente entrevista como digo pero voy a ser un poco malo, espero que ambos me lo permitáis y allí donde José dijo Amsterdam, yo podria Rotterdam. Con suerte esta "microincidencia" nos hace coger fama y que nos llamen Planeta o Alfaguara. Creo que ni a él ni a mi nos importaría, ¿verdad?.
    Un saludo a ambos.

    ResponderEliminar
  2. Es cierto Ginés, tú también fuiste una pieza clave en "Narrativa 5". Sin duda alguna, dicha agrupación sirvió de inspiración a muchos de nosotros(as). He hecho la corrección respectiva. Y por supuesto, en algún momento, sonará la flauta para ambos. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Una alegría muy grande ver esta entrevista a un buen escritor y gran amigo.
    Ya llegará ese día en que podamos disfrutar de ese libro que está preparando José Ramón.
    Enhorabuena a ambos por esta entrevista!!!

    ResponderEliminar
  4. Estoy segura que muchos (as), al igual que nosotras, estamos esperando ansiosas la publicación de la novela de José Ramón. De seguro será un éxito. Se lo merece.
    Gracias por tus comentarios, querida Virginia.

    ResponderEliminar
  5. Gracias a todos por vuestros comentarios y espero no defraudaros si algún día publico la novela.
    José ramón

    ResponderEliminar