Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

viernes, 29 de junio de 2012

Neo Coslado. “Un buen escritor debe saber cuando no escribir”


La radio es su hábitat natural y admite que no podría estar lejos de un micrófono. Neo Coslado ha hecho de todo en el mundo de la radiodifusión y hasta hoy el éxito le ha sonreído de oreja a oreja, sin embargo, hoy da un paso un más y se reta a sí mismo anunciando su incursión en el mundo de la literatura. “Ashia, la niña somalí” es una novela no sólo esperada por su autor, sino por el grueso de oyentes que el locutor tiene y mantiene a través de sus años de comunicador.
Conozcamos a este hombre de radio que presenta los programas “La linterna en la Sierra” (informativo)  y  “Así son las mañanas” (magazine cultural) dentro de la Cadena COPE,  confiesa que el rock es la música que más le gusta, sostiene que nunca se ha topado con un mal libro y que revela que se puso a escribir a raíz de una señal que recibió de la Madre Teresa de Calcuta a través de Google.

Su pasión por la radio lo convirtió en un locutor todoterreno ni bien inició su andadura y desde ese entonces, ha hecho todo tipo de programas: musicales, informativos, de concurso e incluso formó parte del departamento comercial y de marketing de una de las emisoras para la que trabajó, ¿qué recuerdo tiene de aquella primera vez que se puso frente al micrófono? ¿Tuvo que luchar mucho para demostrar su valía? ¿Qué estudios lo respaldaron? ¿Siempre tuvo la necesidad de aprender y vivir nuevas experiencias?

El ocho de agosto de 1987, me puse por primera vez delante de un micrófono. Desde ese momento no pude despegarme de él. Por aquél entonces, estaba al frente de un programa de Rock (es la música que siempre me ha gustado). Ese día estaba tan nervioso, que me temblaban hasta las pestañas. Nunca olvidaré la primera canción que puse en la radio: “Wild Frontier” de Gary Moore. El programa estuvo en antena, durante ocho años. Cada vez que celebraba un aniversario, empezaba con esta canción. Durante esta época, tuve la oportunidad de entrevistar a los grupos nacionales e internacionales, más representativos de la época. Después de ocho años, casi sin darme cuenta, me convertí en profesional de la comunicación. Me hubiese gustado siempre hacer este tipo de programa, pero a medida que iba creciendo en este mundo, me propusieron varios retos, no dudando ni un solo instante en ponerlos en marcha. Nunca que hay que cometer el error de creer que ya lo sabes todo, cada día hay algo que aprender.

¿Qué tanto le atrajo de la radio? ¿Por qué se identifica con ella?

La radio es mi vida, una vez que te metes en este mundo, ya no puedes salir. Necesito el micro para respirar, no concibo mi vida sin formar parte de este mundo.

¿Cómo es que un locutor de un programa que combinaba el rock y el pop, luego pasa a dar las noticias?  ¿Qué pensó cuando se lo plantearon? ¿Es un hombre de retos?

Nunca me han asustado los retos, al contrario, siempre me han motivado para vivir nuevas experiencias. En el momento que me proponían una nueva faceta, me faltaba tiempo para contestar positivamente.

Junto al destacado escritor madrileño
 Mario Escobar
Hoy por hoy conduce un programa de entrevistas de naturaleza literaria de notable éxito y hay que remarcar que por su cabina han desfilado autores de la talla de Matilde Asensi y Julia Navarro, entre otros, sin embargo, también da cabida a escritores poco conocidos o noveles. En ese sentido, ¿cuál es su reflexión en cuanto al poco apoyo que brindan el resto de medios de comunicación  a autores que publican con mucho esfuerzo y salen a promocionar su obra  huérfanos de agente literario?

He tenido la gran suerte de entrevistar a escritores totalmente consagrados. De todos ellos he aprendido mucho, con cada uno de ellos he tenido largas charlas, fuera del micro. Me he empapado de su sabiduría, sus consejos me han servido de mucho, a la hora de escribir mi primera novela. Con muchos de estos autores, guardo una gran amistad. En cuanto a los autores noveles, también he tenido la gran suerte de entrevistar a un gran número de ellos. Soy consciente del poco apoyo que reciben. Hay grandes obras que son desconocidas por el gran público. Es un gran error no apostar por escritores que con mucho esfuerzo han conseguido plasmar una historia, que en muchos casos tiene un gran rigor literario. Me apena mucho ver que sus esfuerzos por darse a conocer caen en saco roto. Tengo la esperanza de que esto va a cambiar.

Debería ser lo normal (y fundamental) que un entrevistador conozca la trayectoria y las características de su invitado, pero en la mayoría de casos no ocurre, sin embargo, notamos que usted es siempre responsable y respetuoso en ese aspecto, pues no sólo  está perfectamente informado de la obra que el autor está promocionando, sino que hasta nos atrevemos a decir que la ha leído, ¿qué parte de su tiempo le ocupa sumergirse en el mundo de su futuro entrevistado?

Es imprescindible conocer al autor y su obra, esto te facilita el camino, te ayuda a saber por donde dirigir una entrevista que conecte con el oyente. Yo nunca hago juicio de valor, con mis preguntas, intento darle las armas suficientes al escritor para que promocione su obra lo mejor posible.

Sabemos que su tiempo le resulta corto y que le gustaría que las horas duraran más, ¿cómo distribuye su trabajo periodístico y el que corresponde a su espacio literario con su nueva ocupación: escribir?  Y ¿su vida personal? ¿Qué opina su familia al respecto?

Aprovecho al máximo cada segundo de mi vida, soy una persona muy activa. A veces me sorprendo de donde saco tanto tiempo para abarcar tanto. No dejo ni un solo hueco vacío, siempre hay algo con que rellenarlo. Tengo la gran suerte de que mi familia, me respalda y apoya en todo momento.


¿En qué momento recibe el llamado de la escritura?  ¿Es una vocación algo tardía o que se venía gestando desde hace mucho?  ¿Escribe por instinto o tuvo que asistir a algún taller?

Pronto, hará un año que empecé a escribir mi primera novela. Surgió de una manera totalmente espontánea. Me encontraba documentándome para una entrevista literaria, cuando sin yo pretenderlo, me saltó en Google, una noticia ocurrida en el año 2009. Me conmovió tanto, que me sentí impotente de no poder hacer nada al respecto. Estuve dándole vueltas durante un largo rato. Me pregunté: ¿Qué puedo hacer yo? Intentaba, pero no buscaba la respuesta adecuada. Fue entonces cuando me dispuse a salir de la página en la que estaba esa noticia, cuando, una vez más, sin yo buscarlo, Google me dio tan ansiada respuesta. En la pantalla de mi ordenador apareció como por arte de magia la siguiente frase de la Madre Teresa de Calcuta: “A veces sentimos que lo que hacemos es tan solo una gota en el mar, pero el mar sería menos si le faltara esa gota”.Nada más leer esto, comencé a escribir mi primera novela.

Flanqueado por  Daniel Hareg y Roser Herrera
sus agentes literarios
¿Es un escritor que contacta con las musas en cualquier momento o más bien, les pone días y horarios estrictos? ¿Los relatos suelen imponerse o es la prosa lírica la que se lleva la victoria siempre?

Soy de los que piensa, que un buen escritor, debe saber cuando no escribir. Yo tengo escrita una antología de relatos y prosa lírica, a ambos estilos les doy el mismo valor.

Tiene una envidiable relación con sus oyentes y seguidores de su blog, tanto así que los invita participar dentro de su labor de escritor. Es un hecho un tanto inédito, déjeme decirle.  Por ejemplo, solicitó que lo ayudaran a escoger un relato entre una nutrida terna con la finalidad de hallar el que sería convertido en una novela. ¿Qué tal la experiencia? ¿Todos quedaron contentos con el seleccionado?

La mayoría se decanto por un relato en concreto. En este caso coincido con las personas que participaron en esta iniciativa. Si todo sale bien, ese relato, será mi próxima novela.

¿Dio muchas vueltas antes de decidirse a publicar? ¿Lo consultó con otros o fue una decisión estrictamente suya? Completada esta primera etapa, ¿tuvo que tocar muchas puertas para conseguir editorial?  O quizá fue afortunado y,  como dicen por ahí “se le apareció la virgen y se dio el milagro”. Comparta, por favor,  con los lectores  sobre los pasos que dio en pos de la conquista de su sueño.

Afortunadamente, tuve la suerte de que dos agencias literarias, se pusieron en contacto conmigo. Desde un primer momento mostraron mucho interés en mi obra. Ambos consideraron que tenía mucho gancho. Después de largas conversaciones, tuve que tomar una decisión. Actualmente me representa la Agencia “Letras Propias”.

Su novela “Ashia, la niña somalí” está a punto de salir, y aparte de trabajarla a solas sin más ayuda que usted mismo, tiene parte del camino andado, pues usted día a día ha ido compartiendo con sus seguidores aspectos relativos a su redacción, edición y pronta salida. Es evidente su compromiso y entrega, pero la respuesta del mercado es siempre un misterio, al respecto: ¿es un hombre que se deja impresionar por el triunfo? Y, por el contrario,  ¿qué postura adopta ante la adversidad?

Soy un hombre que tiene la imperiosa necesidad de contar historias. No puedo ocultar mi interés por compartir lo que escribo con el mayor número de personas posible. Con trabajo y mucho esfuerzo, todo es posible.

Acompañado del escritor  Víctor Fernández Correas
¿Teme a las críticas?  ¿Le han llovido muchas durante su labor de comunicador?

Temo a no tener críticas, si no las tienes, significaría que tu trabajo pasa desapercibido.

Por el contrario, ¿qué tipo de crítico es usted?  ¿Fue duro con algún  escritor en público a través de las ondas radiales?

Como dije antes, no suelo hacer juicios de valor, dejo que el autor difunda su obra lo mejor posible.

¿Cree que existen realmente los malos libros?  Si es así, ¿les asiste el derecho a cualquiera incluidos los críticos a decirlo? Entonces, ¿dónde queda aquello de “todo libro encuentra su lector y viceversa”?

De momento no me he encontrado con un mal libro. Una cosa es que no me guste lo que lea. Esto es muy relativo.

¿Cuál considera usted que será el aporte de Neo Coslada a la literatura? ¿Dónde lo hallaremos en su estado puro: en el tema escogido o en su lenguaje?

Pronto se sabrá. Será el lector el que opine al respecto.

El tamaño del ego de un escritor o creador en general es considerable, ¿lo mantiene bajo control y no le produce mayores problemas o de cuando en cuando se dispara y mete la pata?

Humildad ante todo.

¿El Neo comunicador radial podrá vivir en armonía con el Neo escritor si el éxito lo obliga a dedicarle más tiempo?

Haremos buena pareja.

Si desean saber más sobre Neo Coslado con autor o comunicador
puedenpinchar en los siguientes enlaces:
http://entrevistasliterarias-neo.blogspot.com.es/
http://www.letraspropias.com/portfolio/neo-coslado/
http://www.cope.es/player/id=2012022218290001&activo=5



No hay comentarios:

Publicar un comentario