Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

miércoles, 30 de julio de 2014

Zahira: “La música es el pasaje más seguro para viajar a nuestras raíces”

Es la reina de la canción latinoamericana en Francia, y aunque no logra creérselo del todo, lleva el título con respeto y dignidad. Así es Zahira, una joven chilena que defiende los ritmos y el cancionero de su tierra y la patria grande en Europa o en donde le toque cantar.
Ella ha sabido interpretar los sentimientos de los inmigrantes, y es a través de su voz que su gente se siente de vuelta en casa aunque sea las pocas horas que dura un concierto.

Dice la prensa internacional que su voz se ha convertido en “el eco de la patria que llora por sus hijos desarraigados”. Es una gran responsabilidad, ¿no le parece?

 Sí,  es una gran responsabilidad. Agradezco el cariño y el respeto que me tienen  aquí, en Francia,  como persona y cantante. Cada vez que subo a un escenario lo hago con el corazón en la mano y entregando lo mejor de mí.

Cuando ella canta los corazones
latinoamericanos vuelven a casa
¿Se puede vencer la soledad y tristeza por la tierra lejana a través de la música?  ¿Es factible usarla como terapia?

Claro, la música es el pasaje más seguro para viajar a nuestras raíces. Cuántos de nosotros nos hemos sentidos ajenos a nuestro entorno y al entonar o escuchar nuestra música nos hemos sentido más cerquita de los nuestros. La música nos hace bailar, reír y sentir que  estamos orgullosos de quienes somos.

Si bien canta desde pequeña y llegó a hacerlo profesionalmente compitiendo en un sinnúmero de festivales en su natal Chile, es en París donde logra asentarse como cantante, ¿fueron duros sus comienzos artísticos?

Sí, fueron difíciles, y he aprendido mucho de mis primeras experiencias. Soy una mujer que ama lo que hace. La perseverancia y la confianza me han ayudado a seguir creciendo como artista. Cada día aprendo algo nuevo, y sin el apoyo de mi familia y amigos nunca hubiera llegado hasta aquí.

El amor la condujo a hacer las maletas y enrumbar hacia la Ciudad Luz, debió ser muy difícil tomar dicha decisión teniendo en cuenta que además tenía una carrera dentro de la radiodifusión de su país, ¿recuerda esos momentos?

La primera vez que vine a Europa efectivamente fue por amor, pero aún yo no incursionaba profesionalmente en la radio. Desarrollé mi actividad radial el año que regresé a  Chile, en 2009,  hasta finales del 2012, año en que un amor diferente, el  de una madre hacia su hija, me motiva a regresar nuevamente al Viejo Continente.

Aunque tiene dificultades con el idioma, ha sabido tender puentes de comunicación con su canto, y así lo aceptó el jurado de la octava versión del Festival de la Canción Latinoamericana de Saint Didier, donde resultó vencedora encandilando a latinos y franceses. Sin duda alguna, por ese y otros motivos el tema Cariño malo de Augusto Polo Campos significa mucho para usted.

Así es,  ha sido difícil, pero creo que las emociones profundas no entienden de idiomas  y es a través de la música que simplemente desnudo mi alma. Cariño Malo es uno de los valses peruanos más famosos en Chile, y una de las canciones favoritas de mi madre y abuela.  La escuchaba casi a diario, y desde pequeña, cuando ni siquiera sabía lo que era sufrir por amor, yo ya cantaba esta canción.  Me gusta porque me trae recuerdos de las personas que amo.

Es figura imprescindible de los festivales con sabor latino
Hoy en día es la reina de la canción latinoamericana en Francia, ha sacado discos y goza de un prestigio envidiable, ¿cuál es el secreto de su éxito?

Debo confesar que cuando leo ese título en la prensa o cuando me presentan en algún concierto siempre me pongo nerviosa y me motiva a seguir trabajando día a día. El secreto ha sido la humildad, la perseverancia y el respeto a todas las personas que me apoyan, a ese público que me aplaude. Yo soy una artista en donde debo serlo, en el escenario, pero una vez que termino la actuación me gusta hablar y acercarme a las personas. Una vez un gran amigo me dijo una frase que me acompaña siempre: “Pies en el suelo y miradas en el cielo”.

Algo que nos asombró de su trabajo es que su último CD está dedicado íntegramente a la música criolla peruana, y como es lógico nuestro corazoncito dio un brinco, ¿qué la motivó a hacerlo?  Y déjeme decirle algo al respecto,  lo hace muy a la peruana, y  nadie podría decir que quien interpreta no es de la tierra inca ni menos aún, identificarla como chilena.

La música criolla peruana es mi gran pasión. Por eso es que canto sus emociones. Sus letras son incomparables. Fue la música que me enseñó mi madre y mi abuela.  Canto desde los seis años de edad y seguiré cantando esas canciones hasta que ya no me quede voz.  En lo personal, yo defiendo nuestra cultura latinoamericana.  El arte no sabe de política ni de enfrentamiento alguno. Me siento felizmente orgullosa de ser chilena – peruana.

Grabando sus canciones
Lucha Reyes es su intérprete preferida y nos hemos informado que usted cantaba sus canciones acompañada de su madre y abuela,  ¿qué tenía de especial esta cantante para que le conmoviera tanto?

Su Voz es única. Ella cantaba con el alma, a flor de piel. Cada vez que escucho una de sus canciones me emociona. 

¿Es verdad que viajó a Chincha (Ica, Perú) para conocer de cerca la cultura afroperuana  y poder hacer su disco Otra vez corazón? Y además nos han contado que toca cajón, un instrumento de raíces peruanas, ¿es eso cierto?

Sí,  viajé a Chincha, a El Carmen,  para ser más exacta.  Yo ya sabía de la música afro-peruana y aquí, en Francia, conocí a Miguel Ballumbrosio, a quien le estaré eternamente agradecida, ya que por él llegué a conocer a su linda familia, que me recibió con mucho cariño. A través de cada uno de sus miembros aprendí su cultura y su ritmo. Me hicieron parte de ellos. Ha sido uno de mis viajes más emocionantes. Sin duda, algún día volveré.  Por que más que amigos son como mi familia, y los quiero así.
El disco  se llama Ritmo, color y sabor. Se grabó en Chile con músicos de ambos países  el año 2010- 2011. Para mí es uno de los más queridos. El CD Otra vez Corazón es un trabajo recopilatorio.
Tengo conocimientos de cajón peruano. Es uno de mis instrumentos favoritos. Toco un poquito, pero siempre con el debido respeto. Me falta mucha práctica para llegar a tocar como toda una profesional.

Su madre, Dorothy Urbina sigue muy de cerca su carrera, e incluso es una de sus compositoras, ¿cuándo se anima a imitarla y dejar su alma en las letras de una canción?

Sí,  ella es uno de mis motores más importantes. Debo reconocer que hay algunas letras escritas,  solo me falta atreverme y hacerlas canción.  Por ahora soy feliz trabajando las composiciones de mi madre.

Es probable que su hija Yereleen siga sus pasos
A propósito, su hija Yereleen quiere seguir sus pasos ¿Le gustaría?

Mi hija es una joven con una linda voz, quizás más adelante se atreva a seguir mis pasos. Por ahora canta a diario la música que a ella le gusta y está aprendiendo a tocar la batería.

Pero no solo ha grabado música criolla, se ha atrevido con otros géneros, tales como salsa, balada, etc. ¿Qué le falta por probar?

Me gustaría un día cantar tango. También he sido vocalista de grupos tropicales en Chile, y actualmente canto en una agrupación peruana que cultiva dichos ritmos  llamada La gota dulce que tiene 10 años de trayectoria aquí en Francia.  En la música hay que ser versátil: saber de todo un poquito y siempre saber entregar lo mejor.

Siempre ha tratado de conservar su identidad como cantante, y a más de uno le ha dicho que no cuando le han propuesto algo que no se ajusta a lo suyo. A usted no le interesan los ritmos comerciales ni piensa en vender a la hora de cantar, y eso todos lo saben, ¿no es así?

Para mí todo ritmo y estilo en la música es de respeto. Me ha tocado defender la música que me apasiona cuando me he presentado algún festival y me han dicho: “Mira tú cantas bien, pero ese estilo no nos gusta o no conviene para el perfil de participantes que andamos buscando o cantas algo que sea más comercial (reguetón, música pop, etc.) o simplemente no podrás seguir. Y  bueno, en más de una ocasión, he  tenido que salir porque me gusta lo que canto, y no lo cambio. Así de simple.
Yo sigo en la Música porque amo lo que hago, no busco  hacer fortuna.  Yo solo quiero que la música latinoamericana se conozca, que traspase fronteras.

Asegura que en algún momento
retornará a su tierra
Se puede decir que la suerte estuvo de su lado, y no sido víctima de discriminación como otros inmigrantes, ¿cuál ha sido su experiencia?

 ¡Uy! Aquí de alguna u otra forma se siente  la discriminación.  Yo he sufrido eso en varias oportunidades. Unas veces más dolorosas que otras, pero está en nosotros saber superar esas situaciones. Nadie más que nosotros sabe lo que valemos.  La misma fuerza que nos ayuda a estar lejos de nuestro país y familia, es la  que nos saca adelante, y la que nos impulsa a seguir y luchar por lo que creemos.

A su parecer ¿qué es lo que más les gusta o disgusta a los franceses de los latinoamericanos?

Los que más les gusta es nuestra alegría. Siempre con una sonrisa sea cual sea nuestro ánimo. ¿Y lo que les disgusta?  No sé qué responder. Tal vez que cada día somos más, ja,ja,ja…

¿Es fácil la convivencia entre latinos y franceses?

Bueno, es solo cosa de adaptación y respeto por nuestras costumbres. Si todo está en  equilibrio,  no debería de haber problema alguno.

A estas alturas podemos decir que usted llegó y triunfó, ¿volverá a su tierra en algún momento?
Nunca dejó de pertenecer al cuerpo de bomberos de
su ciudad

Puedo decir que he llegado y que sigo trabajando para que nuestra cultura latinoamericana no se pierda.  No solo es mi trabajo.  Aquí hay muchos embajadores de nuestra tierra y de nuestra música, a quienes  agradezco sus consejos y amistad .La música hace de Latinoamérica un solo país en tierras galas. Volveré por ahora solo de visita por un par de meses, pero en un futuro, sí, volveré a casa.

¿Qué queda de la jovencita que servía en el cuerpo de bomberos de su ciudad?

Queda todo de esa jovencita bombero. Sigo siendo parte de la  Tercera Compañía del Cuerpo de Bomberos de Vallenar.  Ingresé un 29 de Marzo de 1997  y hasta el día de hoy sigo activa. Cada vez que vuelvo a  mi ciudad  me uno nuevamente a mi familia bomberil .Un bombero nace, no se hace, y lo es toda la vida.

¿Hay más sueños por cumplir?

Por ahora mi sueño es seguir adelante, con la misma fuerza  y ganas de siempre. 

Si desean saber más de la cantante
pueden pinchar 
los siguientes 
enlaces: 

4 comentarios:

  1. Interesante entrevista, creo que al igual que le sucede con el espíritu de bombrero, a Zahira le viene de cuna su arte, la canción, quizá se apaguen fuegos en uno y otro ámbito y se llegue con igual rapidez a donde la música como el bombero acuden al ser llamados. Un saludo y buen verano.

    ResponderEliminar
  2. Adela Leonor Carabelli6 de agosto de 2014, 1:55

    "Pies en la tierra y miradas en el cielo." Muy interesante la entrevista. Latinoamérica se expresa como una patria que se presenta al mundo, cantando sus raíces más profundas....Gracias, Elsa. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita, Adela Leonor Carabelli. Me alegro que te haya gustado. Cariños.

      Eliminar
  3. Sí, Ginés, Zahira lleva el arte en la sangre. Saludos.

    ResponderEliminar