Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

martes, 3 de marzo de 2015

Jennifer Thorndike: “No creo en la autocensura”

Es una escritora que ha levantado mucha polémica con su primera novela  de título Ella. Afirma que no trata temas femeninos y que sus historias no tienen género, sin embargo, habla de mujeres y  sus personajes también lo son. Suena contradictorio, pero si uno la escucha hablar y argumentar todo tiene lógica. Les presento a Jennifer Thorndike, una escritora que ha logrado no solo cautivar a los lectores por su fuerza y sinceridad narrativa, sino también remover sus fibras más sensibles haciendo que se vean reflejados en la historia.  Y es que la relación que tenga  (o  haya tenido) una hija con su madre marca su existencia para bien o para mal.
En un mundo diseñado para hombres, como sostienen algunas mujeres, que es sobre todo el latinoamericano y en especial, el peruano, ¿cómo se observa Jennifer Thorndike mostrando su mundo y el de otras mujeres? ¿Sigue siendo complicado hablarle de tú a tú  al hombre en la literatura?
Creo que hay dos cosas con que se tienen que tener en cuenta: sobre la crítica que dice que las mujeres solo escriben sobre ciertos temas (familia, amor), cuando los hombres también lo hacen y nadie les dice nada, y sobre los lectores la resistencia que hay en leer a escritoras mujeres, que es algo que creo que está cambiando. En cuanto a hablar de igual a igual con un escritor, yo creo que se puede debatir con cualquiera.
Nunca orienta su escritura a un público
determinado 
¿A qué atribuyes que tus libros hayan impactado tanto en la crítica? ¿Será que no están acostumbrados a la forma en que abordas el tema femenino siendo mujer?
No considero que trate temas femeninos, yo hablo de mujeres y mis personajes son mujeres, pero no quiere decir que los temas tengan género. A la crítica le ha gustado (Ella) más por su crudeza y su fuerza narrativa. Y también porque muchos se han sentido identificados con la historia.
En este sentido, ¿en algunos casos ha sido más dura la postura  de tus compañeras de género?
No, para nada. Muchas compañeras han sido sumamente generosas al hablar de mi novela.
¿Hay de tu parte una intención reivindicativa a la hora de plantear y escribir tus historias?
Yo nunca voy a tratar de revindicar un tema o un personaje. Yo escribo para cuestionar y para intentar que el lector se sienta incómodo, piense y se pregunte sobre ciertos temas que son difíciles de abordar por razones morales o éticas. También para que vea que existen otras versiones de lo que se nos ha mostrado o enseñado.
¿En necesario o saludable una separación entre literatura femenina y masculina? ¿Crees que esa división prevalece en la realidad?
No es saludable, yo no creo en las identidades para las personas, menos le voy a atribuir características a la literatura. La división existe más en los lectores que en la crítica, porque  creo que las mujeres, en su mayoría, leen a mujeres mientras que los hombres no tanto. Eso es algo que hay que tratar de cambiar. Yo repito en todas mis presentaciones que se atrevan a leer cosas nuevas o cosas que no se hubieran imaginado nunca que leerían.
¿Escribes dando prioridad a las mujeres? ¿Piensas solamente en ese público?
No, como todo escritor a mí me gustaría que me lea todo el mundo. Nunca dirijo mi escritura a un lector en específico.
¿Planeaste cuidadosamente tu incursión en la literatura? ¿Tus primeros pasos con la escritura tuvieron ese mismo tacto? ¿Fuiste de esas niñas que comenzaron escribiendo poesía?
Sí empecé escribiendo poesía, pero no planeé ser escritora. Simplemente quería escribir sobre las cosas que me parecían mal, sobre lo que veía y sentía. Así comencé.
¿Cuándo te diste cuenta que lo tuyo era escribir y por qué hiciste caso a ese llamado?
La primera edición de su novela 
Desde que comencé a escribir. Me gustaba mucho hacerlo. Además, creía que era algo especial porque casi nadie lo hacía.
Dices que ahora escribes poco, pero de calidad,  ¿Cómo o cuándo sabes que un tema merece tu atención y vale la pena escribirlo?  
Creo que lo que dije fue que escribo menos por impulso y ahora pienso mucho más en las historias, en cómo hacer para que el lector se cuestione lo mismo que yo me estoy cuestionando, en crear las situaciones precisas para que el lector sienta lo que el personaje esta sintiendo. En cuanto a los temas, siempre escribo sobre lo que considero que tengo algo que decir. Si no el libro no sale bien y los lectores lo notan.
¿Cómo se da tu proceso de creación? ¿Qué necesitas para entregarte a ese momento?
Música que me ponga en un estado negativo. Sé que no es lo mejor. Para mí escribir es desgastante porque hablo de temas sórdidos que no se quieren ni deben tocar. También me meto mucho en el personaje. Siempre pienso cómo se sentiría el personaje en situaciones específicas y trato de sentirme de la misma manera. Por eso nada más escribo una o dos horas al día.
¿Temes a la hoja en blanco? ¿Te has visto experimentando esa situación?
No porque cuando me siento a escribir por lo menos ya tengo una imagen o una línea de lo que voy a contar.
¿Sobre qué no escribirías? ¿Tienes temas tabú?
No tengo temas tabú, para nada. No creo en la autocensura.
 ¿Qué opinas de la gente que escribe por encargo? ¿Aceptarías hacerlo?
Supongo que te refieres a cuando te piden que escribas sobre algún tema específico, no cuando se escribe pensando en el mercado. Si es eso, me parece interesante porque te hace pensar en temas que quizá nunca te habías planteado, te fuerza a escribir sobre eso y darle tu mirada. Yo he escrito cuentos así para antologías. Aunque, como dije, si siento que no tengo nada que decir, mejor no lo hago.
Participó  en la Feria del Libro de Guadalajara 2014  (México)
¿Eres exigente contigo? ¿Nunca estás del todo satisfecha con lo que has escrito?
Soy exigente, pero no es que nunca quedo satisfecha. Creo que uno mismo sabe cuándo está escribiendo algo que puede impactar y causar una reacción en el lector. Quisiera decirle lo que nunca nadie le ha dicho. A eso aspiro. 
¿Asististe a algún tipo de taller de escritura? ¿Te parecen necesarios?
Sí asistí. Me parecen necesarios en la medida que el escritor/profesor pueda trasmitir su mirada sobre la literatura a los alumnos e influenciar en ellos, dejar su marca.
Me gusta la forma en que te hablas a ti misma en tu post de despedida del blog Cromosoma Z, Niña mala escribe, ¿sueles comunicarte contigo misma a menudo? ¿Son diálogos amables o tal vez, discuten?
Hice una auto-entrevista porque me gusta la que se hace Capote en Música para camaleones. Capote es un escritor que admiro mucho. Creí que era la mejor manera de despedirme de los lectores que tenía porque no quería hacer un post melancólico o llorón. Ahora, si tengo diálogos, no, lo que sí hago es pensar mucho. Supongo que eso es comunicarme conmigo misma.
Cromosoma Z es un libro de relatos que dio mucho que hablar, ¿la crueldad es algo que llevamos dentro desde que nacemos o es algo que adquirimos al contacto de los otros?
Esa es una pregunta de debate filosófico. Yo creo que nos enseñan a comportarnos de ciertas maneras, pero poseemos un cuerpo material y está en nosotros aceptar esos discursos o rebelarnos contra ellos. En cuanto a la crueldad de mis personajes, ellos actúan de esa manera porque arrastran una historia de traumas, degradación o maltrato y por eso responden de maneras que podrían considerarse crueles. No es justificación, nunca lo he visto así, sino una explicación a esos comportamientos.
¿Es más complejo el amor entre una pareja de heterosexuales o el de dos mujeres que se aman?
No teme a la hoja en blanco porque siempre
 tiene una idea en mente
¿Hay diferencias sustanciales a nivel de emociones y sentimientos en una y otra relación?
Yo creo que es lo mismo.
Tu obra Ella, una de las 10 mejores novelas publicadas el año pasado en Perú, fue escrita en primera instancia como cuento, pero luego reparaste en que el tema daba para más y la convertiste en novela, las relaciones entre una madre e hija y viceversa, son de las más complicadas que existen, ¿se le puede o debe perdonar a una madre todo por el hecho de habernos dado la vida y criado?
Creo que sobre eso trata la novela. Que la madre les dé la vida no le da derecho a tratar a sus hijos como lo hace la mujer de (Ella). No se puede exigir a alguien que ha crecido rodeado de miedo, humillaciones, amenazas y agresiones que quiera a quien le ha infringido ese dolor solo porque es tu familia.
¿Tu novela es producto totalmente de tu imaginación o viviste de cerca experiencias que te sirvieron luego para escribir esta historia?
Imaginación, historias que he escuchado o leído y también no experiencias, pero sí sentimientos que conozco y que componen a ambos personajes. 
Algunos afirman que con el tiempo nos terminamos pareciendo a nuestros padres, en el caso de las mujeres, a nuestras madres, ¿le das crédito a estas teorías?
No, uno puede ser capaz de liberarse de lo impuesto y convertirse en alguien muy diferente. La influencia de los padres en innegable, pero si es una influencia negativa hay que alejarse de ella y no replicarla.
Pasa gran parte de su tiempo pensando
¿Has pensado dejar el  tema de la mujer por un tiempo, y lanzarte a la búsqueda de otras historias? ¿Hay otra novela o conjunto de relatos para su pronta publicación?
Estoy escribiendo una novela que aborda varios temas. Mis personajes son mujeres porque creo que me sería más difícil hablar desde la perspectiva de un hombre, tendría que investigar para que no me salgan personajes estereotipados o acartonados. No me niego esta posibilidad. De hecho mi nueva novela tiene un personaje masculino muy importante.
¿Qué te aporta Estados Unidos en tu trabajo creativo? ¿Las musas pasan más tiempo en este país?
Lo que me ha aportado, no Estados Unidos, sino el doctorado es un marco teórico y político  que antes no tenía y que influye inevitablemente en mi escritura. Ahora que lo pienso, en la novela que estoy escribiendo aparece un tema que se asocia mucho con ese país, quizá si no hubiera ido a vivir allá, no estaría escribiendo sobre eso.

Si desean saber más de la autora
o de su obra
pueden pinchar los siguientes enlaces:
http://www.ellajenniferthorndike.blogspot.com.es/
http://cromosomaz.blogspot.com.es/
http://cromzzz.blogspot.com.es/



5 comentarios:

  1. Me gusto mucho la entrevista, abierta, directa ademas de sencilla.

    ResponderEliminar
  2. Preguntas precisas y respuestas honestas, admiro el valor de Jennife

    ResponderEliminar
  3. Adela Leonor Carabelli3 de marzo de 2015, 10:06

    Me encantó la entrevista. La manera como formulaste las preguntas, y las respuestas de la escritora.....Gracias....

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias, Antonio Tomasio, Gladys Elizabeth Thorndike y Adela Leonor Carbelli. El mérito es de la entrevistada. Abrazos.

    ResponderEliminar