Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

martes, 23 de junio de 2015

Nieves Vargas: “Escribo sin impedimento y por placer”


Es libre de manifestarse en el campo que le apetezca. No se pone límites y dice que sigue siendo la misma chica que llegó a Madrid a la conquista de sueños.  Así es Nieves Vargas, actriz, poeta, compositora y hoy narradora, que muy segura de sus posibilidades presenta su primera novela Esperando la noche.
Te conocí como actriz, luego incursionaste en la poesía, prueba de ello es el libro Poemas desgajados de la vida, ahora das el salto a la narrativa con tu novela  Esperando la noche,  ¿cuándo te sentiste lista para expresarte en prosa?  ¿La actuación estuvo antes, iba paralela a la escritura o estuvieron siempre allí y se turnaron para salir?
Como bien dices, nos conocimos cuando me  inicié en el teatro; buscando oportunidades como todos en los noventa. Recuerdo perfectamente cuando me dijo el presidente de la ANEA (Asociación Nacional de Escritores y Artistas del Perú) de ese entonces, José Castro Pozo: “Nieves, tienes que conocer a una gran poeta y escritora”.
Me haces regresar al pasado y miro mis inicios en el teatro. Por aquel entonces, tenía el impulso propio de una joven. Fue una época maravillosa de la cual tengo grandes vivencias.  Sin embargo, con el tiempo he adquirido experiencias nuevas, por supuesto.
Vengo de una familia aficionada desde siempre a la actuación, amantes del buen teatro. Ellos han actuado en mi pueblo toda la vida. Lo anecdótico es que yo jamás actué ahí.
Mi infancia estuvo inundada de la melodía de una vieja guitarra que hacía sonar mi abuelo. Él y mi hermano fueron autodidactas. Mi abuelita cantaba y mi madre heredó su timbre de voz. Como te darás cuenta, lo que hoy expreso, en un campo u en otro, lo he heredado a través de los genes.

Durante una actuación con sus excompañeros de la ANEA
¿Qué diferencias encuentras a la hora de expresarte en narrativa? ¿Cómo se da el proceso de creación en cada uno de los casos?
La poesía nace sola en un determinado momento de la vida, cuando atraviesas situaciones casi siempre difíciles. La narrativa es un suceso real o imaginario; son procesos totalmente diferentes, opuestos; en uno interviene el alma, en el otro la imaginación para dar forma a lo que se narra.

Sé que antes de decidirte por Esperando la noche descartaste un par de novelas, ¿por qué? ¿Qué querías expresar que no te daban aquellas historias? ¿Tendrán alguna oportunidad esas que dejaste de lado?
Efectivamente, porque no era su momento de salir a la luz. A todo autor le sucede, selecciona sus creaciones, las va sacando  de una a una.  El orden no cambia su contenido.

Esperando la noche está basada en la historia de alguien que conoces, según entiendo, ¿nos puedes contar qué fue lo que te impactó de ese personaje de la vida real para que lo llevaras al papel? 
Esperando la noche es una historia real. Puede parecer la simple vida de una joven, pero va más allá, es profunda y humana. Me impactó conocer a un ser humano tierno, dulce, pacífico con una vida llena de hechos terribles, casi imborrables.

¿Con qué te gustaría que se quedaran tus lectores al finalizar la lectura de tu novela?  ¿Buscas solo entretener o invitas a la reflexión?
Obviamente con la ternura, con un mensaje de amistad.  Lo resalto porque en  estos tiempos que vivimos se ha perdido la lealtad a los amigos. El sexo se consigue fácil, pero es difícil encontrar el amor. Con esto quiero decirte que invito a la reflexión individual.

Desarrollando en Madrid una sus facetas: la actuación 
¿Eres una actriz que escribe o escritora que actúa? ¿Cómo te ves a ti misma en cada una de tus facetas o roles?
Soy simplemente un pasajero de la vida que lleva consigo un bagaje de sueños. Cada papel que he desempeñado en estos años significaron momentos que me han dado grandes satisfacciones personales; he conocido maravillosas personas, las cuales con el correr del tiempo se convirtieron en grandes amigos.

¿La poeta Nieves Vargas seguirá escribiendo? ¿Qué aprendiste con la publicación de Poemas desgajados de la vida? ¿La poesía es más exigente que la narrativa?
Nieves Vargas sigue escribiendo poemas aunque no sé si llegue a publicar.  Déjame decirte que con ellos aprendí algo muy importante. Pese a que vivimos rodeado de tantas cosas mecánicas, hay buen porcentaje de personas que aman este arte (escribir poesía)  y lo acunan como a un niño. Yo me alegro que sea así, porque los poemas son un homenaje a la ternura olvidada.
No es que sea más exigente, la poesía es escribir con el corazón, los sentimientos del alma,  y una historia es darle forma a la vida de otros jugando con la imaginación.

Haces unos meses aparcaste la actuación, sin embargo, me ha llegado la noticia de que volverás haciendo algo novedoso, ¿nos puedes adelantar algo?
¿Cómo haces para enterarte de mis nuevos retos? (ríe). Bueno, es un proyecto por estudiar, me plantearon volver a los escenarios, pero nada concreto aún. Yo lo tomo como lo que es: sólo una propuesta.

Apenas llegaste a Madrid te integraste a un grupo de teatro y nunca paraste de trabajar, ¿qué lecciones has aprendido? ¿Cómo es el ambiente de trabajo, qué te aportaron los compañeros que tuviste y a qué tipo de público te enfrentaste?
Tuve suerte. Es difícil expresarlo, uno se llena de muchos sentimientos encontrados. Pues, te diré que fue un ambiente muy agradable. Un grupo receptivo y colaborador. Los compañeros se volvieron mis amigos, confidentes. Son como mi familia en Madrid.
En cuanto al público, es gratificante hacer teatro porque los tienes ahí, cerca, dando sus energías. Eso no tiene precio.

Su primer poemario publicado en España
¿Ser una artista inmigrante te acarreó problemas a la hora de conseguir una oportunidad en el mundo de la actuación?
No. Para nada, yo me he sentido como en casa.
¿Es más complicado abrirse campo como actriz o escritor o es exactamente lo mismo?
Son diferentes. Pero siempre hay público para todos. Sin embargo, puedo decir que todo proyecto que se realiza encuentra piedras en el camino. Si todo se obtiene fácil no tendría razón de ser.  El luchar por lograr un nombre en la vida, es lo realmente valioso. Lo importante es que tus metas se hagan realidad y no se queden frustradas las aspiraciones.

¿Vas encontrando tu camino en la literatura? ¿Tienes metas precisas en este campo?
Pienso que he dado mis primeros pasos. El tiempo lo dirá. Como dice el refrán: “Nada está dicho en esta vida”.
Hablar de metas es un camino lejano, por ahora tengo el placer de ir de la mano con Esperando la Noche.

Escribir es una actividad solitaria, todo lo contrario que la actuación, ¿eres una creadora que disfruta más de su soledad que de sus momentos de interacción con la gente o te da exactamente igual? 
Para mí todo está entrelazado: la gente y cuanto me rodea es el complemento de inspiración secreta. Lógicamente se requiere soledad al escribir, justamente es ahí el momento sublime que fluyen los relatos, la poesía o una composición. Nada es igual. Una cosa lleva a la otra, como cada persona es un mundo por descubrir.

Tu creatividad no tiene límites, lo digo porque además, de la actuación y la literatura, has
Con la autora de la nota tras la presentación de la obra
ingresado a otro ámbito que es la composición. ¿Desde cuándo te hallas esta actividad?  ¿Qué tipo de canciones escribes y sobre qué temas?  ¿Es cierto que pronto grabarán tus canciones?
Te confieso en secreto para que nadie se entere (risas) que lo primero que escribí en mi vida, fue una canción para mi abuelita. Escribo desde siempre.  No me he centrado en nada que  limite libertades. Soy una hija de Succhurán (Cajamarca, Perú) y he nacido en libertad recorriendo aquel hermoso valle.
Está la propuesta. Solamente espero la respuesta de la cantante.

Has apuntado muy alto y quieres que en algún momento David Bisbal grabe tus canciones. ¿Él lo sabe?  ¿Qué temas tienes preparados para su estilo?
Sí que me lo has puesto difícil. Eso para mí es un reto. Es un sueño, y claro sería un privilegio. Él no lo sabe. Ni que existo. Son baladas para todo aquel que cante ese género, pero también tengo valses, marineras, mulizas y huaynos.

Si tuvieras que escoger ¿con cuál de tus facetas te quedarías y por qué?
No escojo. Soy libre. Escribo sin impedimento y por placer. No quiero ser como el pez que vive sólo en el agua. Sigo el consejo de mi madre: “Ve por los caminos sin descansar, hasta alcanzar la cima del cerro más alto. Cuando estés ahí arriba contempla la belleza del paisaje que te rodea, sin olvidar tus raíces”.

¿Tus sueños van cumpliéndose o algunos se están resistiendo?
Los llevo de la mano.

¿Qué tanto queda de la chica que salió de Perú en busca de oportunidades?

No he cambiado, soy la misma. Solamente he aprendido a expresarlo.


Si desean saber más la autora
pueden pinchar
los siguientes
enlaces:
shttp://editorialcirculorojo.com/esperando-la-noche/
https://www.facebook.com/nieves.vegavargas?fref=t
https://www.youtube.com/watch?v=sjGiUHq7uw4


3 comentarios:

  1. Hay que apuntar siempre alto, admirable la actitud y entrega profesional de Nieves Vargas. Mi enhorabuena, Elga.

    ResponderEliminar
  2. Creo Nieves que tanto la poesía como la narrativa, son como hermanas. Provienen del seno materno de la Literatura una en prosa la otra en verso, y ambas se expresan con el alma, el corazón y la imaginación. Has mencionado la ANEA, por la que han pasado varios escritores y artistas que desde esta parte del mundo siguen creando y promocionando su arte. Felicitaciones por tu libro y espero que coseches éxitos con él.
    Y para nuestra diligente Elga, felicitaciones también por la entrevista.

    ResponderEliminar