Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

martes, 24 de mayo de 2016

Ginés J. Vera:"La competencia es sana, siempre que no sea deshonesta"

En esencia es un escritor que ha nacido para comunicar.  Lo hace cuando escribe sus historias y  dicta sus talleres literarios. También lo es en su compromiso a favor de la alimentación sana, misión que lleva a cabo casi como un apostolado. Ginés J. Vera  con No me gustan las lentejas ha cumplido dos objetivos: complacer a sus lectores que hace mucho tiempo le pedían una novela y unir en una sola obra su amor por la narrativa y su preocupación por una nutrición saludable. 
Luego que muchos escritores amigos, lectores y alumnos de tus talleres de escritura, habían renunciado a la posibilidad de verte publicar una novela a corto plazo (pese a sus reiterados y cansinos, pedidos y ruegos), de pronto, sorprendiste a todos con la salida de No me gustan las lentejas en medio de la Feria del Libro de Valencia, ¿qué te hizo animarte de súbito? ¿Es la novela que pretendías? Lo comento porque siempre te habíamos escuchado comentar que de hacerlo saldrías con una de naturaleza histórica.
Me animó por una parte la posibilidad de volver a conectar con mis lectores en la Feria del Libro de este año, ya estuve en la edición anterior con El escritor impaciente, así como el ver que podía tener mi novela a tiempo y precisamente sobre un tema que me interesa y con el que me siento cómodo.
Sí, creo que sí, tanto en la faceta didáctica del tema, como en la de la historia que se desarrolla con la trama. La novela histórica tendrá que esperar un poco más.
Impartiendo uno de sus talleres literarios 
Entiendo que estás muy involucrado con el tema de la alimentación y por eso, sumado al título o la portada, los lectores piensan que se trata de un libro de cocina, obra de autoayuda o  novela juvenil. Desvela el misterio de una vez, ¿qué vamos a encontrar realmente en 'la novela de las lentejas', como se refieren a ella ahora?
En efecto, y te agradezco que me lo preguntes y esta entrevista para arrojar un poco más de luz. El libro es una novela, es ficción en tanto los personajes son de ficción todo y que hay una parte verídica, la que podemos encontrar no solo en los medios de comunicación sino a la orden del día en muchos hogares: la relación entre la alimentación y la salud. También hay otros temas que trato sutilmente para que los lectores los tengan en cuenta como son el acoso escolar, la anorexia o los secretos familiares.
¿Es cierto que tardaste solo una semana en escribirla? ¿Es posible lograr algo de calidad en tan poco tiempo? ¿A qué dificultades tuviste que hacer frente para cumplir con tus objetivos?
Hay una parte de la novela que la he tomado de unos episodios que escribí en 2014, sobre ellos regresé para novelar lo que a principios de año, y así se lo planteé a principios de año a la editorial que me lo ha editado, iba a ser un libro más didáctico, sin ficción. Me llevó un mes largo con muchas horas de trabajo, lo cual no significa que la calidad sea inferior a si hubiese invertido dos años o más o menos tiempo. La calidad la advertirán los lectores cuando la lean, tal y como ya me han transmitido los que ya la han leído.
Lo más dificultoso, por así decirlo, fue dotar de verosimilitud a los personajes en tanto la parte real, la técnica por así decirla, fue más fácil de exponerla. Creo haber logrado los objetivos y seguro que los lectores verán el perfeccionismo de Celia, el humor del abuelo Carlos y la vivacidad de Santi así como los guiños en cada caso al tema vertebral de la novela.
En su faceta de periodista junto a Elsa Punset
En verdad resultaste ser El escritor impaciente. Has hecho honor al título de tu anterior libro, ¿cuánto de lo que enseñas en tus talleres aplicaste a la hora de poner en marcha tu proyecto?
En los talleres dicto consejos, sugerencias y herramientas narrativas que muchos docentes de talleres venimos impartiendo en distintas escuelas o de forma autónoma, incluso la presente en algunos manuales de narrativa y estilo. También procuro enseñar mediante ejemplos, animar a que practiquen y trabajar sobre sus textos más allá de la teoría. Por descontado que me aplico mis enseñanzas y trucos del oficio, incluso les transmito a mis lectores ese bagaje propio sobre todo para que no cometan errores ni ajenos ni los míos, siempre con humildad.
¿Cuál fue el máximo reto de tu novela al margen de los tiempos? ¿Quizá sensibilizar sobre un tema y a la vez entretener?
Sí, imagino que sí, saber dosificar la parte emotiva y ficcional frente a la didáctica, la probada sobre los alimentos o los hábitos nutricionales.  Creo que también es un reto dotar al libro en su aspecto físico del interés suficiente para que los lectores cuando lo vean en una mesa de librería se acerquen, curioseen y se animen a llevárselo a casa para leerlo. Es la pega de los libros, no ya la competencia, que los compramos por impulso, antes de saber si nos gustarán o no, por eso es importante también el continente además del contenido.
Se podría pensar que tu obra  solo está dirigida  a quienes están preocupados por su talla o peso, ¿es urgente cambiar el concepto o la visión que tenemos sobre los libros orientados a este tema? Casi siempre creemos que alimentarnos bien significa hacer dietas rigurosas y matarnos de hambre, o en el mejor de los casos, el consumo de platos aburridos u horribles.
Participando en una maratón de microrrelatos 
Mi novela cuenta una historia familiar aunque toque temas de salud y alimentación, pero la historia es, a mi entender, emotiva y realista, actual, podría pasar tal cual. Hay muchos libros en el mercado sobre estos temas, en efecto, creo que popularizados por alguien llamémosle famoso que trata de vender más su marca personal que los conceptos saludable que por otra parte sí son importantes y requieren el interés de los lectores.
Hay dietas casi para todos los gustos, algunas se han demostrado eficaces para un grupo más o menos numeroso de seguidores. La Dieta Mediterránea no solo ha sido avalada científicamente sino que ha sido declarada patrimonio de la Humanidad. Alimentarse es una cosa, nutrirse es otra y concienciarse de que un porcentaje elevado de enfermedades está relacionado con la alimentación una labor seria aunque puede ilustrarse a la población de formas comprensibles y amenas por ejemplo a través de charlas o de libros entretenidos.
Entiendo que haces charlas sobre nutrición y eres invitado frecuente en los medios de comunicación cuando se toca este tema, ¿te pasó algo particular durante niño respecto a las comidas? ¿Por qué estás tan comprometido con la alimentación?
De niño creo que tampoco me gustaban mucho las lentejas, aunque comía bien por lo que recuerdo y me contaron mis padres. A partir de mi formación universitaria y mi interés por esta área de la salud fui adquiriendo conocimientos y desde unos años hago una muy humilde labor de promoción de la salud. No soy ni dietista ni nutricionista, no ejerzo como tal, por eso animo y divulgo. Creo en la nutrición y su relación con la calidad de vida, con la mejora de nuestra salud no solo física sino mental a través de unos correctos hábitos de alimentación y ejercicio físico.
Interviniendo en un acto literario
Se resaltan las bondades de la dieta mediterránea dentro y fuera de España, pero he escuchado decir que en las casas de Valencia no se come tan bien como antes, ¿qué hay de cierto en estos comentarios?
Si le preguntamos a las familias, al menos cuando lo he hecho en España, me encuentro que me responden eso que dices. También la comunidad científica lo avala, hay estadísticas y estudios sobre cómo hemos ido alejándonos de unos hábitos saludables hacia otros que a veces nos han venido impuestos de países anglosajones o por la industrialización de nuestra sociedad. Regresar a la Dieta Mediterránea sería un buen objetivo para recuperar esos buenos hábitos y mejorar nuestros niveles de salud y nuestra calidad de vida física y mental.
En mi tierra se recomienda comer lentejas una vez por semana, de preferencia los lunes para asegurar la entrada de dinero, pero al margen de supersticiones, ¿por qué no ha de faltar este plato en nuestra mesa?
Este año 2016 se ha declarado el año internacional de las legumbres. Esa fue la idea que le llevé a la editorial en enero a la hora de abordar un libro para un gran público y que al final ha resultado ser esta novela No me gustan las lentejas. Los especialistas nos recuerdan de la importancia de las legumbres en nuestra alimentación por sus propiedades nutricionales. Deberían incluirse más en nuestros hábitos semanales, quizá con esta efeméride ya no diré mi novela, estaría bien concienciarnos y hacerles un merecido hueco en nuestras mesas. Comamos más legumbres no solo en invierno ni los lunes.
Firmando ejemplares de su obra en la Feria del Libro
Posees talento para escribir otro tipo de obras y lo has demostrado, ¿te preocupa que el público pueda encasillarte en el tema de la alimentación?
Espero que no, me refiero a lo de encasillarme, lo del talento es algo que han de valorar mis lectores. Confío en que quienes me lean, quienes se acerquen a esta novela disfruten de la historia y además despierte la curiosidad en ellos.
Al respecto,  me ha llegado información que da cuenta que ya estás involucrado en la redacción de otra novela. Tiene que ver con el terror, ¿sigues aparcando el género histórico?
La novela de terror que comentas no sé si la abordaré, hay un plazo y creo que he agotado mi cupo de ‘escritor impaciente’. En cuanto a la histórica, pocos géneros tan rigurosos y tan necesitados de que se les dé el tiempo necesario, no es para impacientes. Cuando tenga lista la próxima novela te lo haré saber para darte la exclusiva y si quieres, me invites de nuevo a tu blog.
Tú que eres un escritor de retos, ¿alguna vez pondrías tus ojos en la novela romántica o erótica?  ¿Apostarías por el amor o el sexo?
Si es por un reto me lanzaría a ello, claro, aunque sí puedo elegir me inclino por las emociones fuertes, por la erótica, más provocadora, quizá con un punto de thriller, seguro que vería de maridar bien ese ingrediente para cocinar un buen plato literario.
Admite que en literatura se inclina por las emociones
fuertes
Dijiste en una anterior entrevista que abrirías un taller on line para escritores que se hallan fuera de nuestras fronteras, ¿ya hay fecha para eso?
En estos momentos tengo en mente retomar ese tema más allá de quienes ya se están poniendo en contacto a través de mi perfil en las redes sociales para concretar propuestas de trabajo tutorizadas online. Pero sí, confío en que en breve pueda inaugurar un proyecto ambicioso en la línea que apuntas.
¿Es necesario tener un tipo de preparación previa para inscribirse en tus talleres o simplemente está dirigido a la gente que le gusta escribir?
Dicto talleres a varios niveles, tanto para gente que empieza como para quienes ya tienen unas bases, para quienes no han escrito pero sienten la llamada de las letras o quienes han escrito una o más novelas y tal vez precisen un servicio de corrección de estilo o asesoramiento cara a la promoción o a participar en talleres o antologías.
Ahora que existe mucha oferta de talleres en Valencia, muchas de ellos, impartidos por escritores populares, reconocidos o galardonados,  ¿por qué los interesados tendrían que inclinarse por los tuyos? ¿Cuál es tu garantía de calidad?
La competencia es sana, siempre que no sea deshonesta, algo que en Valencia se da mayoritariamente salvo contadas excepciones. En mi caso ni mercadeo con el coste de las sesiones ni con las ilusiones de quienes vienen a preguntar o a inscribirse. Algunos alumnos se reenganchan después de participar en alguno corto, también hay quien viene tras haber probado en otros talleres y haber comparado.  La calidad es la confianza generada antes, durante y después de las sesiones, es una seña de identidad que he venido manteniendo desde el año 2010 cuando comencé mi labor docente.
Por estos días muchos escritores están optando por la autopublicación debido a que no encuentran  cabida u  oportunidades en las editoriales conocidas o de prestigio,  ¿qué deben tomar cuenta quienes están pensando en publicar por su cuenta para no ser víctimas de estafa? ¿Cuáles son los peligros a los que se expone un autor en esas circunstancias?
 En plena entrevista con radio Manises
Ha habido grandes escritores que se han autopublicado, ejemplos hay muchos, te apunto por ejemplo estos Fiódor Dostoievski, Jorge Bucay, John Grisham o Federico Moccia. Si uno quiere autopublicarse debe de ser precavido ante las editoriales que piden mucho y dan poco, que no son transparentes con la condiciones del contrato, que tal vez no garantizan la distribución y comercialización de los libros pues es fundamental, lo previo, la impresión, puede realizarse con o sin un sello editorial. El peligro siempre es que nos estafen o nos prometan algo que no se cumpla, en especial, y pido perdón por insistir, en la etapa posterior a tener los libros impresos: la comercialización es clave a la hora de recuperar la inversión, lo que no se ve no vende; la visibilidad y el marketing segmentado es clave en un sector como el editorial.
No todo fluye como debería luego de la autoedición de una obra. Es mucho peor si el escritor carece del respaldo de su  editorial. Aquí es donde realmente comienza el calvario, ¿también sueles darle una serie de pautas al respecto a tus alumnos? Sin duda es dura esta parte del camino.
Acompañado de la escritora Chloe Queen durante la
presentación de su libro 
En efecto, también asesoro e imparto talleres/seminarios de marketing literario, precisamente para quienes se autoeditan o quieren aprovechar las herramientas disponibles para mejorar los resultados de la promoción. La distribución es importante, el marketing necesario. Es la parte compleja y la que desalienta, pero no por ello debemos desistir ni desilusionarnos como autores, solo tenerla en cuenta y apostar por la profesionalidad.
¿Qué es lo más difícil que te ha acostado aceptar del mundo literario y sus habitantes?

Creo que antes lo apunté, la competencia desleal en la docencia de talleres, quienes mercadean con las ilusiones de la gente, de los escritores. Son habas contadas, por eso no me preocupo en exceso, sigo mi camino y filosofía consciente de que quien provoca el mal no revela fortaleza sino una profunda debilidad.

Si desean saber más  del autor o sus obras
pueden pinchar
los siguiente enlaces:
http://ginesverab.blogspot.com.es/
http://librosenlamaleta.blogspot.com.es/
https://www.facebook.com/ginesveraescritor/?fref=ts
https://www.youtube.com/user/ginesvera1


13 comentarios:

  1. Hay tanto que agradecerte, Elga, que daría sin duda para otra entrevista. Gracias y mi deseo sincero de que este blog siga tan estupendamente en cuanto a salud y éxitos, no me cabe duda de que así será pues lo tienes muy bien alimentado. Gracias y, como suelo decir, salud y letras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A ti, Ginés, por la fuerza que te acompaña, tu entrega hacia los demás y la ilusión que siempre le imprimes a tus proyectos. Te admiro, y gracias por concederme esta entrevista.

      Eliminar
  2. ¡Qué preciosa y muy útil entrevista! Me ha encantado la sinceridad y la serenidad con las que se enuncian los variados problemas de la creación literaria. Felicidades!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estar ahí, siguiendo mis pasos. Recibe mi cariño.

      Eliminar
  3. Que buen artículo, me encanto la sinceridad y su redacción !!! Esta muy bueno !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias por acercarte a mi blog y leer la entrevista a Ginés. Es, sin duda, un escritor honesto y comprometido con la literatura. Un abrazo.

      Eliminar
  4. Una entrevista muy nutritiva. Alimenta el espíritu. Enhorabuena, queridísimos amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estar siempre ahí. Un abrazote.

      Eliminar
  5. Qué decir de una excelente entrevista donde, parafraseando una cita de mi última novela: "Tanto monta, monta tanto..." Por la calidad de las preguntas y no menor de las respuestas. Felicidades a ambos amigos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por estar siempre ahí. Un abrazo José.

      Eliminar
  6. Hola buenas noches Elga, me gusta mucho el título, de esta entrevista y lo bien redactada.
    Y su mucha información, para los que no sabemos a donde recurrir..Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Espero haber ayudado a muchos como tú. Gracias por tus comentarios. Me animan a seguir en esta tarea. Un abrazo.

    ResponderEliminar