Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

lunes, 14 de noviembre de 2016

Yolanda León:"En el fondo soy una romántica y creo que el amor puede vencerlo todo"


Desde niña le gustó rebuscar en el fondo de la Historia para hallar esas otras 'historias' que nos muestran de cuerpo entero y desnudos a hombres y mujeres que alguna vez habitaron nuestro mundo, y que al igual que nosotros amaron, cometieron errores e intentaron ser felices.  La escritora Yolanda León deja constancia en su opera prima Los límites de su consentimiento que un ser humano -en este caso su protagonista Isabel de Corverán- en una situación límite es capaz  actuar de un modo insospechado  e incluso disfrutar de este antagonismo. De allí, el éxito que está cosechando la autora valenciana, pues evidencia página a página que,  pese al tiempo transcurrido, no hemos dejado de ser sensibles un ápice y nos seguimos identificando (o solidarizando) con aquellos que son capaces de darlo todo cuando lo que más ama o le importa corre peligro. 
Afirma que no se inspiró en nadie para crear
a Isabel de Corverán 
Tu novela  Los límites de su consentimiento  narra  la forma en que una mujer, Isabel de Corverán, evita la destrucción de sus dominios en manos del ejército francés ofreciendo  sus favores sexuales durante siete noches al coronel  Armand De Sillègue del Regimiento de Dragones, famoso por su  trato cruel y despiadado a los vencidos. ¿Qué te llevó a construir una historia donde el éxito de una estrategia sexual bien aplicada salva tierras y vidas humanas?
Fue una reacción contra historias del tipo Las sombras de Grey y similares. Para mí dan una imagen de la mujer con poca personalidad, insulsa, que se somete a todo por amor a un hombre perfecto e idealizado que no lo es tanto, donde todo parece justificado a cambio de una tarde de compras o una cena en París. Ese estereotipo de mujer, superficial y sumisa me enojaba y eso hizo que empezara a plantearme qué situación llevaría a una mujer fuerte y con personalidad a tener que someterse a todos los deseos de un hombre. Así surgió Los límites de su consentimiento. ¿Qué situación puede ser más extrema que ver en peligro todo lo que amas e incluso tu propia vida?  Ese es el dilema al que se ha de enfrentar Isabel de Corverán cuando el coronel Armand de Silleguè llega a las puertas de su casa. ¿Hacerle frente cuando sabe que no hay posibilidad de escape, o entregar, voluntariamente, aquello que, de otra forma, sería tomado por la fuerza? En ese punto crítico, Isabel lo tiene claro, pero lejos de tomar una posición de víctima, comienza a conocer su propio cuerpo, descubre el placer que puede proporcionarle y cómo ese placer puede ser una poderosa arma de doble filo con el que hacer frente a su enemigo.
¿Consideras que en la actualidad el sexo sigue siendo una arma demoledora y eficaz para proteger nuestros intereses políticos, económicos y territoriales tanto a nivel personal como de gobiernos? ¿La mujer en ese sentido tiene más recursos para someter y dominar?  ¿Hay muchas Isabel de Corverá entregándose por completo al enemigo para salvaguardar a los suyos?
La Historia fue inicio de su pasión por la
escritura 
Siempre. Desde el principio de los tiempos el sexo ha sido un arma poderosa en las manos de una mujer inteligente y astuta. Tenemos muchos ejemplos a lo largo de la Historia, desde la conocida Cleopatra, a Catalina II de Rusia, reinas como Isabel de Farnesio o las grandes favoritas de los reyes de Francia, como la Montespan o  Madamme Pompadur y muchas otras mujeres que fueron quienes de verdad lograron ejercer el poder desde la alcoba en un mundo de hombres. Hoy en día la sociedad ha avanzado y, se supone, que la mujer está al mismo nivel que el hombre en todos los aspectos de la vida, pero por desgracia vemos demasiadas veces que aún nos falta. Todavía siguen existiendo ”Isabeles”. Existen mujeres capaces de usar el sexo para manejar a un hombre a su antojo. Pero por desgracia también existen “Isabeles” que no tienen elección, como vemos en casos de violencia de género, en situaciones de acoso y, sobre todo, en lugares de conflictos armados donde las mujeres seguimos sufriendo violencia como meras víctimas y espectadoras.
En este tipo de luchas donde el sexo es el campo de batalla y se miden las fuerzas, nadie garantiza que el que domina y gana sea realmente vencedor, pues los sentimientos van por su lado, ¿no es así, Yolanda?
Sí. Evidentemente siempre existe un componente emocional. Por mucho que se intente desvincular lo físico de los sentimientos. Aquí entra en juego el factor psicológico, como una especie de Síndrome de Estocolmo.
¿Crees que un verdadero amor es posible de gestarse en estas condiciones?  ¿El amor, como dicen, puede vencerlo todo?
Difícil pregunta. En el fondo soy una romántica y creo que el amor puede vencerlo todo. Pero en este caso no puede decirse que haya amor como tal. Sí una combinación de pasión, deseo y odio que se convierte en adictiva para los personajes. ¿En que puede evolucionar? Ya lo veremos...
Cuando se hizo acreedora a su primer
galardón literario
¿En quién te inspiraste para construir el personaje de Isabel de Corverán? ¿Trabajaste mucho antes de lograr la heroína ideal?
La verdad es que no me inspiré en nadie. Traté de ponerme en la piel de una mujer de su tiempo, pero fuerte, culta e instruida cuyo mundo está en amenaza de muerte. ¿Qué haría para conservarlo? ¿Cómo salir airosa en una situación tan límite? Así surgió Isabel. Una mujer que tiene muy claros sus objetivos y no parará hasta conseguirlos.
Armand De Sillègue, despierta sentimientos encontrados, los lectores no logran saber qué sienten realmente por él e incluso no terminan de conocerlo por completo, ¿qué tienes que decir en defensa de tu protagonista?
Bueno, para mí Armand es el malo de la película que a todas nos ha impactado y seducido alguna vez, pese a no dejar de ser el malvado. Respecto a él, solo puedo decir que es un personaje que oculta mucho más de lo que deja ver y que todo se descubrirá en su momento.
¿Qué quisiste contar con exactitud en esta tu primera obra? ¿Salió tal cual la concebiste o la obra cobró vida y te condujo a su antojo?
Desde un principio lo tuve muy claro. Como ya he comentado antes estaba cansada de los tópicos y quise escribir la historia que me gustaría leer. Quise plantear una historia en la que una mujer fuerte y con personalidad no tuviera más remedio que someterse a todos los deseos de un hombre. Que en ese proceso ella descubriera su propia sensualidad y el poder que podía tener con ello. Y un personaje masculino que fuera la encarnación de un demonio seductor, sin adulterar, no el típico lobo que termina siendo un corderito, sino un lobo hasta el fin. Sabía que era algo arriesgado y que quizá no a todas las lectoras de romántica tradicional les puede gustar, pero sí a las que, como yo, busquen algo diferente. Espero haberlo conseguido.
¿Cuáles son los auténticos o posibles límites del consentimiento en la vida?  ¿Yolanda León en los zapatos de Isabel de Corverán la imitaría? ¿Haría lo mismo?
Creo que nadie es consciente de donde pueden llegar los límites de su consentimiento hasta que la vida te pone a prueba. Como dice el dicho “Nunca digas de este agua no beberé”.  Si yo hubiera actuado igual… No lo sé. Pero creo que si todo lo que amo estuviera en peligro, haría lo que fuera por protegerlo.
Admite que ignora como podría haber actuado en el
lugar de su personaje
Tu novela tiene un buen y fundamentado cimiento histórico, ¿cuánto tiempo te demandó la investigación y documentación para crear un marco lo suficientemente creíble? ¿Fue más que la parte donde dejaste volar la imaginación?
Buena pregunta. La verdad es que me costó poco documentarme para esta novela. Soy una gran apasionada de la Historia y este periodo en concreto es de los que mejor conozco. A parte, como soy recreadora histórica me he documentado en los usos y costumbres, moda, peinados, los pequeños detalles del día a día, que hacen que de verdad uno se meta en la época.
¿Qué ambiente buscaste para dar rienda suelta a tu creatividad y plasmarla por escrito? ¿Cuál fue el proceso creativo de Los límites de su consentimiento?
Pues en aquella época estaba en paro y con un niño de dos años, así que solía escribir por la noche, cuando me dejaba un poco de tiempo para mí. Desde un principio supe lo que quería contar y tuve un guion bien estructurado, si bien en algunas escenas los personajes me llevaron por donde quisieron.
Tu novela se escenifica en Valencia, ¿la escogiste por ser nativa de esta tierra o porque posee un sustancioso pasado histórico?
Un poco por las dos cosas. Como valenciana, considero que tenemos una historia muy rica que merece ser contada. Qué episodio más crucial en esta que la entrada en el Reino de Valencia de las tropas de Felipe V, la quema de Xàtiva y la pérdida de nuestros Fueros.
Asegura que le queda mucho por aprender 
La Historia y la Literatura son tus dos grandes pasiones, ¿en qué momento se manifiestan en tu vida y cómo decides unirlos en tu labor creativa?
Pues desde que recuerde. Siempre desde muy niña me ha gustado rebuscar en la “historia” en minúsculas que hay detrás de la “HISTORIA” en mayúsculas que ya conocemos por los libros de texto. Me gustaba inventar historias que transcurrían en esas épocas pasadas y poco a poco esto se fue volviendo una necesidad vital, una válvula de escape. 
¿Tuviste claro desde el comienzo que tu primera obra literaria sería de corte histórico? ¿Seguirás en esa línea? Pregunto porque este año resultaste ganadora de un certamen de relato histórico organizado por el Museo de L'Iber.
Sí. Siempre. De hecho, he de confesar que la literatura de género contemporáneo no me llama nada. Y aprovecho de nuevo para dar las gracias al Museo de L´Iber por ser ese lugar en el que los amantes de la Historia y la buena Literatura nos encontramos mejor que en casa.
El grupo literario El Cuaderno Rojo es una cantera de importantes escritores en Valencia, ¿cuál ha sido tu mayor aprendizaje junto a ellos?
La necesidad de aprender y mejorar siempre. Cuando les conocí llevaba mi primer manuscrito bajo el brazo. Una novela que nada tiene que ver con mi estilo actual. Aprendí a depurar mi estilo, la importancia de una buena corrección y de una buena planificación antes de lanzarse a escribir sin saber dónde nos va a llevar la pluma. 
Ciertos críticos destacan que tu pluma es ágil, fluida, ligera y muy expresiva, ¿cómo defines tu estilo? Háblanos de tus virtudes y defectos.
No soy buena juzgándome a mí misma. Como ya he dicho antes me he limitado a escribir lo que me hubiera gustado leer. Intento ser directa, no aburrir al lector con detalles o descripciones innecesarias y, sobre todo, transmitir sensaciones. Crear una empatía con los personajes. Espero haberlo conseguido. Mis defectos… tengo muchos. Creo que aún tengo mucho que aprender; demasiadas veces dejo que los personajes me lleven en vez de llevarles yo a ellos.
A ti que te apasiona tanto la Historia, dime, ¿por qué tendemos a repetir nuestros errores? ¿Es que nunca aprendemos del pasado?
Bueno, dicen que el hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Yo creo que es algo que está en la propia naturaleza humana, en sus pasiones y ambiciones. Eso es lo que nos hace repetir errores. Pero yo confío en que, para algunas cosas, terminemos aprendiendo de una vez por todas.
Si desean saber más de la autora o su obra
pueden pinchar
los siguientes enlaces:
https://www.facebook.com/sayuri.hasekurasnape
https://twitter.com/dianne_cameron
http://www.edicionespamies.com/index.php/romantica/phoebe/los-limites-de-su-consentimiento-detail


2 comentarios:

  1. Estoy de acuerdo en que "Desde el principio de los tiempos el sexo ha sido un arma poderosa en las manos de una mujer inteligente y astuta" pero eso se debe a que muchos hombres -¿o todos?- en algunos momentos sólo son capaces de pensar con un miembro que no ha sido diseñado precisamente para ello

    ResponderEliminar
  2. Magnífica descripción por parte de la escritora de un tema tabú, en muchos casos, como lo es el sexo y mucho más enlazándolo con un importante pasaje histórico. Así que muchas felicidades a ambas por la entrevista.

    ResponderEliminar