Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

jueves, 2 de junio de 2011

Pedro Méndez: “La pintura me permite construir un mundo más humano”

Su espíritu inquieto y libre lo llevó buscar un medio de expresión donde diera rienda suelta a sus fantasías, sueños y por qué no, también a reproducir sus recuerdos y el amor a la tierra que lo vio nacer. Él es Pedro Méndez Encomenderos, un artista plástico nacido en La Libertad (Perú), que se crió al contacto con la naturaleza y  hoy pasea su arte por diferentes latitudes.
Afincado en Valencia nota similitudes entre su lugar de origen y la tierra que lo ha acogido, pues en ésta también puede contemplar el mar, disfrutar de un buen clima y vivir rodeado de tranquilidad. Sin embargo, extraña caminar por sus campos de arroz, escuchar el canto de sus  ríos y, por supuesto, engreír su paladar con los exquisitos platos norteños.


¿Cómo llegar a un artista plástico a través de las palabras?

Se considera que un acercamiento consciente debe ser a través de la obra, que es el puente para lograr esa comunicación, ya que en ella se encuentra una verdadera historia por descifrar.

¿En qué momento sintió el llamado del arte?

Han pasado etapas en las que buscamos estar cerca de nosotros mismos, yo llegue a comprender que mi pasión no comienza con la vida militar sino con la pintura (en un comienzo quiso abrazar las fuerzas armadas, debido a la tradición de su familia, pero el arte lo llevó a sus filas).

¿Es autodidacta o realizó estudios de pintura?

Estudié en la Escuela Superior de Bellas Artes “Macedonio de La Torre”  (ESBAT) de Trujillo, la especialidad de Dibujo y Pintura (1989 y 1993). En cinco años hice la carrera de artista puro, y se concede el título a nombre de la nación de Artista Plástico Profesional.

¿Recuerda qué fue lo primero que plasmó en el lienzo?

Esto sí que es interesante. Pero antes de coger un lienzo, me copiaba a los súper héroes de los dibujos animados, o a los personajes de acción del cine, y claro cualquier superficie soportaba mis garabatos. Recuerdo que en un concurso interno de la ESBAT, me di cierta libertad y obtuve un meritorio premio.

¿Qué le inspira?

La vida misma, mis recuerdos, el estar completo, y despertar cada día con ansia

¿Cómo definiría estilo? ¿Qué lo diferencia del resto de sus colegas?

Estilo es la manera de interpretar tus ideas y  en el camino del arte se pasa por diversas etapas. Mi trabajo aparece como una pintura que va hacia la abstracción, que intenta comprimir las situaciones con carácter más cromático. Las diferencias entre uno y otro siempre tienden a contribuir con un mismo fin.   

Declaró para un colega mexicano que es capaz de sentir plena felicidad mediante la pintura, ¿nos puede contar cómo es la experiencia?

La pintura es un medio donde las ideas están en constante lucha con la percepción y lo que te propones,  te lleva hasta lo más recóndito. Por tanto,  me permite crear y recrear. Es ahí el taller, donde marca este estado pleno. La pintura me ha regalado muchas satisfacciones, además me brinda la posibilidad de construir un mundo más humano.

¿Se dice que los críticos fueron implacables con usted en sus inicios? Cuéntenos que no les gustaba de su propuesta.

Los inicios siempre son duros. El tiempo sobre el camino va marcando distancias. Cada quien tiene sus criterios, y son parte importante de nuestro entorno; tienen la palabra en situaciones de competición, y parten de una orientación de análisis que se contempla más un sentido estético y posiblemente inclinados a ciertas tendencias, que no encontraban en mi trabajo, pero en los últimos tiempos se encargaron de ponerle un valor que otorga méritos con honor.   


Desaguadero”  57 x 47.5 cm.  Óleo/tela

¿Qué elementos de su tierra podemos hallar en sus obras?    
 
  La tierra de la infancia, me llena de recuerdos; las imágenes me alimentan y estas se plasman...Cada trabajo nos muestra un sector...pero si es un mundo de ensueño, el paisaje, el cielo, los campos extensos, los árboles, los caballos siempre nos da algo por describir.

Es un artista es constante búsqueda, ¿qué le hace falta? ¿Adónde quiere llegar? O tal vez, sería mejor preguntarle, ¿qué quiere comunicar?

Es más una búsqueda interior. Es una lucha conmigo mismo. Encontrarme a mí mismo, y esa lucha es infinita. Recuerdo una performance, la llamé “Imágenes paganas”, un sentimiento de necesidad de actuación personal como elemento principal, donde mi voz retrataba un mundo de poesía ante situaciones dramáticas que se sucedían por entonces.  Esta protesta buscaba nuevas sensaciones con elementos nuevos de investigación. Me embadurné el rostro y me propuse ir caminando hasta la galería. Por las calles quería ver la reacción de la gente, a la que me acercaba tan solo para obsequiarle una mariposa…y claro de las Monarca. Fue una luz sincera que me hizo masticar la adrenalina dentro de una experiencia en una propuesta conceptual. 

¿Es posible hallar la esencia del creador en su arte?

El arte es consecuencia de la fuerza interior y es un medio donde podemos reivindicar nuestras convicciones y propios valores. Los símbolos que trazamos son las señales que delatan nuestra manera de pensar y nos lleva a identificar o leer las creencias que se manifiestan de manera casual o estéticamente estudiadas; que comprime y define toda una vivencia personal. El color nos puede sintetizar una relación entre el creador y su arte, pero relativamente, también puede que tengamos que recurrir a la intuición en vez de aferrarnos a ese mundo que tratamos de descifrar.  

Ha paseado sus trabajos por diversos puntos del planeta, ¿con qué lugares y gente se queda?

Gracias a la pintura, y a la gente comprometida con ella, tengo la suerte de conocer amigos y compartir historia con las culturas más grandes de América, y que están unidas por un hilo.  No paramos hasta llegar a Teotihuacan; antes habíamos pasado por entre la montaña de las Monarca en México. Querían mostrarme su orgullo en alusión a Machu Picchu. Admirable Metepec en Toluca, gente cálida y humana. También Mendoza en Argentina, donde existe una gran movida cultural. Gracias a ellos.  Si no es aquí, nos encontraremos donde menos imaginamos…y en Francia a mis entrañables, amigos, muchos recuerdos…Cómo olvidar a mi Perú. Cariños a  mi gente y amigos.

Se ha establecido en Valencia, ¿por qué escogió, justamente, esta tierra como centro de operaciones para la difusión de su arte?

Valencia es para mí como mi ciudad de origen, Trujillo. Admiro la tranquilidad, el clima, y el mar. Es una ciudad llena de historia, moderna y multicultural.

¿Tiene fecha para su próxima exposición?

De momento no, pero las posibilidades están abiertas.

¿Qué extraña de su Pacasmayo?

Todo. Los caballos, los río, caminar descalzo por las pozas de arroz, pero también la comida.

 “Cautivo”  1.20 x 1.00 m.  Óleo/tela

“Días de redención”  1.20 x 1.00 m.  Óleo/tela

Si desean conocer más del artista pueden visitar su blog pinchando el siguiente enlace: http://pedromendezencomenderos.blogspot.com/



8 comentarios:

  1. Alabo el gusto de quien tiene ese don de ver y ser capaz de plasmarlo con colores. Belleza bailando en nuestras retinas como recuerdos que se harán recuerdos. El caballo de Desaguadero me ha mirado y yo le he sonreido. Gracias a Pedro por hacernos estos regalos y un saludo con mi enhorabuena a Elga.
    Ginés

    ResponderEliminar
  2. Ginés: Celebro que te haya gustado. A mí me pasa lo mismo. Hay magia en esos trabajos. Un beso, Elga

    ResponderEliminar
  3. Bellos colores, hermosos paisajes y el campo inspirador.
    Muy bueno.

    ResponderEliminar
  4. Los colores son de gran un impacto y muy frescos, estan geniales estas pinturas.

    ResponderEliminar
  5. Profundos mensajes, y alegre entorno.

    ResponderEliminar
  6. Falto preguntar en si que significaban esas escenas

    ResponderEliminar
  7. Gracias por sus comentarios. Es verdad, quedaron muchas preguntas por formular. Será para la próxima. Muchos cariños a todos, Elga.

    ResponderEliminar