Puedes adquirir mi nueva novela Y te diste la media vuelta en la librería Soriano de Valencia o a través de su web para toda España.También lo pueden hallar en papel en la librería Bravo de Fuenlabrada (Madrid). Venta en Perú: librería El Virrey de Miraflores.

domingo, 11 de septiembre de 2011

Amaro La Rosa:“En parte creo que el amor es una lotería”

Es soltero, no tiene pareja y se ha atrevido a escribir un manual para enseñar a amar. Suena contradictorio, pero gracias a dicha iniciativa  está a punto de ser fichado por una importante editorial española.
Su nombre es Amaro La Rosa Pinedo y desempeña múltiples ocupaciones en Perú. Es psicólogo de profesión, periodista, locutor, conferencista, escritor y catedrático universitario.
Sobre el amor nos dice: “Yo creo que el amor se encuentra. Soy un convencido de que las cosas no suceden por el azar en la vida sino que nos llegamos a encontrar de pronto con alguien que nos hace experimentar ese sentimiento noble y profundo y todo cambia”.
Mientras que con respecto al sexo no duda en enfatizar: “El sexo es importante pero es más trascendente la importancia que le otorgue la pareja. La vida no gira en torno al sexo. Nos puede hacer muy felices o infelices”.
De eso y mucho más abordará su libro que lleva título tentativo  “Aprender amar”, mientras tanto, he aquí sus opiniones sobre ese sentimiento que sigue siendo para muchos un misterio difícil de desvelar.
Uno de sus sueños está a punto de hacerse realidad, y es el de publicar en España, ¿qué sentimientos lo acompañan en estos momentos de espera?

Me hace recordar cuando publiqué mi primer libro. La diferencia es que en ese caso sabía que se estaba procesando y esperaba con ansias tenerlo en mis manos, verlo hecho realidad. Esto es algo diferente. Le tengo fe, pues es el único libro que preparé durante varios años, de a pocos, inspirándome mientras viajaba de un lugar a otro del Perú capacitando periodistas y conociendo de cerca la realidad peruana.

Es un profesional que nunca se ha cansado de escribir y publicar, y no es una exageración afirmar que son muchos los libros que edita al año, dígame si me equivoco.

Creo que te equivocas en parte. Tú como escritora conoces los avatares que tiene esta tarea. Todos tenemos nuestros momentos de crisis en que no nos da la gana de escribir y quisiéramos ir a cualquier lado lejano solos para disfrutar de la soledad o ir acompañados de una persona grata con la idea de desconectarnos de rutina de la vida diaria. Algunos años no he publicado, he preparado material, pero a veces no encontré editor y en otras la verdad que el trabajo terminó como artículo en alguna revista. Hay cantidad de gente que escribe, pero no siempre puede encontrarse un editor. Es por eso que, a veces tengo varios libros listos para publicar, tal como me pasa en estos momentos. Espero la respuesta de varias editoriales que espero se concreten.

En su faceta de locutor radial
Psicólogo, escritor, catedrático universitario, periodista y locutor de radio, se puede decir que paralelamente ha ejercido estas cinco carreras ¿le alcanzan las horas del día? Recuerde que por ahí siguen diciendo: “Quien mucho abarca poco aprieta”.

Lo que sucede es que todas estas cosas son muy cercanas. Estudié Psicología luego de ya haber estado frente al micro y ejercido el periodismo. La docencia está relacionada en gran medida con mis experiencias. El oficio de escritor lo aprendí en el camino y es algo que me fascina. Aprendí que hay que tener cierta disciplina en esto y no dejar de escribir para seguir puliendo el estilo propio.  Siempre he tratado de hacer las cosas bien en el trabajo que he realizado, pero he tenido por cierto mis errores, porque soy un ser humano como cualquier otro.  Procuro renovar mis cursos cada semestre. A veces en parte y en otras hago cambios más radicales pues me sentiría muy mal si repitiera el mismo curso cada año, como en la Edad Media. No juzgo a quien lo hace, pero me parece imperdonable no renovarse en esta era, en que abunda la información con solo un click. Me alcanzan los días, aunque suelo escribir y preparar mis clases hasta bien avanzada la noche, que es mi hora favorita para escribir. No es raro que a veces, cuando estoy concentrado en mi tarea me dé cuenta que se hizo de día porque la luz del sol apareció por la ventana de mi cuarto de estudio. Y eso que la hora la tengo al frente de mis ojos, en la parte  inferior derecha del monitor de la computadora. Encontré por ahí un software que como el antiguo reloj de cucú te recuerda siempre la hora, pero no lo instalé al final, porque le quitaría el encanto a esas noches de insomnio por voluntad propia. O a esas interminables conversaciones por chat con alguno de mis buenos amigos sobre un tema sustancioso.

Tenemos entendido que los libros que edita son especializados en psicología de la comunicación, pero hubo algunos que abordaron otros temas como el libro “La gente y su aparato” que fue una especie de anecdotario sobre el vínculo especial que se establece entre la gente y sus móviles (celulares) y otro relativo al amor y las relaciones de pareja, que es justamente el libro que publicaría aquí en España, cuéntenos, ¿cómo escoge sus temas?

Algunos de ellos han partido de los cursos que he tenido a mi cargo en las universidades en las cuales he trabajado y en algunos casos han sido escritas por encargo para cursos de programas de educación a distancia, pero por cierto con plena libertad para decidir sus contenidos. Otros como el caso de mi primer libro de Psicología de la comunicación, eran una utopía de las que hablaba mi maestro Daniel Prieto y que soñaba con ver publicadas y que luego usé como parte del curso de Psicología de la comunicación, que debo confesar es el que más veces he dictado en mi vida, ya realmente no sé cuantas, tal vez más de 50. Pero se han dado ocasiones en que mis libros han nacido en un momento de inspiración o escuchando a los demás. Por ejemplo en los últimos días me surgió la idea de un libro, que ya empecé a escribir a partir del chateo con una amiga Y no hace mucho el título de un libro que ya está algo más avanzado, lo creé a partir de lo escuchado en un programa de TV.  En este mundo de los libros tengo que agradecer a muchas personas, pero recuerdo a dos particularmente: A Gildomero Arista quien publicó mi primer libro de Psicología Social y a Charles Uculmana, quien lamentablemente ya no está con nosotros y que no solamente hizo realidad la utopía de la que hablaba hace poco sino que difundió mi obra y me hizo conocido a lo largo de todo el Perú y que inclusive en su pujanza de editor llegó hasta Bolivia. Y me consta porque la primera vez que estuve en Santa Cruz de la Sierra, una alumna me reconoció por ese libro que allí lo empleaban como texto.

¿Qué le aporta escribir? ¿De qué manera obtiene beneficios espirituales?

¿Sabes qué? Esa es una de las grandes satisfacciones que nos da el oficio de escribir; que alguien conozca y respete nuestro trabajo aunque jamás nos haya visto. Aunque también esta es la fuente de esas antipatías gratuitas de quienes sin habernos leído, y sin saber lo que significa el oficio de escribir, se convierten en 'criticastros' que se rasgan las vestiduras en contra de nuestro trabajo y le encuentran mil defectos; las más de las veces a nuestra espaldas. Por supuesto; la ignorancia es atrevida y cuando no se tiene argumentos lo único que queda es decir “¡No sé por qué, pero no me gusta!” o “¡Si lo escribió fulano no vale nada!”



Es un escritor prolífico

¿Podríamos decir que su intención es ingresar en el mundo del libro de autoayuda? En su opinión ¿la proliferación de éstos ha reemplazado al psicólogo, al cura o al mejor amigo de estas personas? ¿Cuán necesarios son hoy en día estas publicaciones para la gente desorientada? ¿Son en verdad efectivos?

Ciertamente tengo interés en escribir algunos libros más de autoayuda, pero a decir de mi experiencia con el primero, debo escribirlo en momentos especiales y esos momentos los tengo cuando viajo. Y en los últimos tiempos realmente he viajado poco. Sin embargo, tengo ya un par de propuestas avanzadas que escribo de cuando en cuando. No creo que los libros de autoayuda hayan reemplazado al psicólogo. La ayuda personal del especialista nunca dejará de ser necesaria, lo estamos viendo en esta época de crisis económica global. Tampoco será menos importante la visita al sacerdote a quien se acude en busca de paz para el espíritu, en no pocas ocasiones. Menos aún pueden reemplazar a los amigos que son algo importantísimo en la existencia de todo ser humano, que siempre serán necesarios para una vida más plena. Creo que los libros de autoayuda son útiles y que les sirven a las personas de distintas maneras. A los desorientados, para darles un norte, a los incrédulos quienes piensan que ningún profesional  podría orientarles en la vida, pero que resultan creyendo a veces mucho en contraposición con lo que ellos mismos piensan. Les sirven a las personas desconfiadas que temen acudir a un especialista por el temor de decir lo que realmente sienten o piensan, pero que no tienen temor en escuchar a otro quien escribió un libro. Por cierto, los psicólogos no estamos inmunes a momentos de crisis personal o de desaliento. Tengo en mente más de un libro de autoayuda que me dio una lección de vida importante en algún momento. Recuerdo el gran impacto que me causó una obra que no es de autoayuda, pero que deja enormes enseñanzas: El hombre en busca de sentido de Víctor Frankl.

El hecho de haber escrito un libro sobre el amor ¿lo convierte en un experto en la materia? ¿Qué de nuevo nos puede decir sobre él o nosotros? Sigue siendo una asignatura pendiente, ¿no?

¡De ninguna manera! No me considero un experto en la materia. Un libro no nos hace expertos tal como una golondrina no hace el verano. Simple y llanamente he escrito algunas páginas sobre el tema, con la mejor intención de que pueda servir como reflexión para quien ama o para quien no es amado y seguro requiere pensar el por qué de lo que le pasa. Para ser un experto en la materia debería haber estudiado mucho sobre el amor, investigado y publicado. No basta con amar para ser experto en el amor. Desde luego, el amor es una asignatura pendiente. Se aprende amando y como ocurre cuando se aprende algo, siempre existen ensayos y errores a través de los cuales vamos aprendiendo. Creo que en este particular lo peor es la necedad de pensar que ya se sabe todo y que nadie nos puede enseñar; pues todos tenemos mucho que aprender. Como en toda asignatura siempre hay aprobados y desaprobados; y algunos de estos últimos llevan la asignatura muchas veces pero jamás la aprueban. Pero si les preguntas, se creen especialistas de alto nivel en el tema

Nuestra incursión en Internet, ¿ha agravado o mejorado nuestras relaciones con el sexo opuesto? ¿Hemos aprendido a relacionarnos? ¿Nos comunicamos más eficazmente o definitivamente estamos peor que antes?

Aquí entramos en el terreno de los mitos sobre la tecnología, en este caso el que dice que Internet nos ha alejado de los demás. No creo sinceramente que estemos peor que antes. Han surgido nuevas formas de comunicarnos Las dificultades o deficiencias que existen en las personas existen desde antes. Se han creado nuevas formas de comunicarnos que resultan imprescindibles ahora. No sabemos qué nos traerá el futuro, pero estimo que siempre será importante saber sacarles partido para construir relaciones humanas saludables.

¿Por qué hay tanta gente incapaz de conquistar el amor o a la que le dura tan poco? ¿Es la suerte un factor digno de tomarse en cuenta o la culpa es sólo nuestra por no saber amar?

En parte creo que el amor es una lotería. De veras. Formamos pareja y a veces sacamos el premio mayor, pero otras veces no es así. Pero aparte de la suerte están las oportunidades que tenemos de conocer gente, de ser auténticos, de saber respetar a quien nos ama. Esto nos abre un panorama mejor para el amor. Ahora bien es cierto que los humanos somos a veces torpes en el amor, nunca aprendemos, siempre caemos en lo mismo y después nos quejamos de que no nos amen cuando no hemos sabido entregar amor. Las telenovelas también se dan en la vida diaria.

En la violencia de género, ¿hay mucho de desamor o ese es otro tema?

Creo que este problema en parte cultural, pero también de falta de decisión y de criterio de respeto mutuo. Si alguien forma una pareja y recibe golpes o maltrato psicológico, Pues ahí está el detalle como diría el gran Cantinflas. Es ese el momento de decir adiós, sin pensarlo mucho, pues quien maltrata una vez lo hará nuevamente. Es en parte un amor mal  entendido, que supone que la persona tiene una suerte de derecho de propiedad sobre su contraparte, lo que le permite hacer lo que se le viene en gana con su contraparte…porque es su pareja.

Según su opinión, ¿a qué se debe que los matrimonios y, en general,  las relaciones de pareja en  la actualidad duren un suspiro? 

Escuchaba hace poco a una colega que lo que falta es aguante. Al menor inconveniente la gente dice me divorcio y sanseacabó. Ninguna  pareja es perfecta de modo que el molde de uno encaja en la otra persona. ¡No hay persona perfecta! Cada uno tiene lo suyo y pienso que debemos aprender a tolerar los errores o los defectos. Esto si es que se ama a la pareja. Sin amor no hay vuelta que darle, la relación resultará insoportable. Otra de las cosas que noto es que la gente apenas se trata, se deslumbra con su contraparte y decide casarse. Es necesario alternar con la pareja y con los suyos, durante cierto tiempo, pues así tendremos una idea más clara de con quién estamos. Pero naturalmente, no es lo mismo que un artefacto que tiene garantía. Puede haber 'fallas de origen' que ya hacen la situación insostenible.

,¿Por qué busca la gente se empeña en hallar el amor a través del sexo? ¿Es posible llegar a él mediante el uso de este recurso?

El sexo es un componente. Hay personas que se entienden muchísimo en la cama, pero que mejor son buenos amigos ya que cada uno tiene su propia vida y no quiere dejarla. El sexo no es lo único, pero sí es importante y por tanto en este terreno hay que hablar sinceramente con la pareja, con la naturalidad y el respeto que se tiene para cualquier otro aspecto de la vida en común.  Hay quienes los usan como vulgar chantaje. “Si te portas de tal manera tendremos sexo”. En caso contrario “No…así me ruegues”. Eso no es amor sino manipulación”.



Las musas lo visitan cuando viaja

Debido a que empiezan antes con los juegos del amor, los hombres y mujeres llegan muy trajinados a sus vidas maduras, y algunos a pesar de haber tenido numerosas parejas, nunca llegaron a enamorarse o, es más,  siguen esperando el amor de su vida con una mochila de fracasos colgando del hombro ¿qué le sugiere este análisis?

El problema no es tener la mochila sino el uso que le demos a lo que contiene. Si dejamos allí los fracasos, sin detenernos a analizarlos para obtener enseñanzas, es posible que eso sea una carga pesada, de la que cueste librarse; peor aún, cada día será más pesada. El haber fracasado antes no nos priva de enamorarnos. Lo importante creo, es nunca perder la conciencia de las cosas.

¿El amor se busca o se encuentra?

Yo creo que el amor se encuentra. Soy un convencido de que las cosas no suceden por el azar en la vida sino que nos llegamos a encontrar de pronto con alguien que nos hace experimentar ese sentimiento noble y profundo. No creo en que se le deba buscar con desesperación, por más que nos sintamos solos, pues lo peor que puede pasarnos es que optemos por alguien para salir de nuestra soledad y que luego nos demos cuenta que fue una simple ilusión que funcionó en una noche de ensueño, como en el cuento de Cenicienta, pero con el agravante que solo bailó con la persona equivocada y que sus zapatos se perdieron en el desierto.

¿Qué espera la mujer del hombre y viceversa? ¿Buscan, quieren, anhelan lo mismo?  O ¿estamos a años luz el uno del otro?

Yo creo que siempre cada uno tiene sus metas propias, pero lo importante es que cuando ambos se integren como pareja sientan la necesidad de forjar metas comunes. Y que disfruten de los éxitos de su pareja como disfrutan de los propios. Quien ama debe dejar de lado el egoísmo. Cada sexo tiene lo suyo. Que existen diferencias es cierto; pero esto no tiene por qué servir para desunirnos.


Sus alumnos afirman que es un profesor muy exigente

¿El sexo es lo fundamental o trascendente en la pareja como nos quieren hacer creer?  Lo pregunto porque tras esos escasos minutos él o ella se queda con la compañía de ese ser humano muchas más horas al día, al año, etc.,  y en ese caso, si le hemos dado más relevancia a lo físico es muy poco lo que podemos rescatar de ese otro (u otra) tras el acto amatorio, ¿no le parece?

Te doy la razón en lo último. El sexo es importante pero es más trascendente la importancia que le otorgue la pareja. La vida no gira en torno al sexo. Nos puede hacer muy felices o infelices. Recuerdo que discrepamos en un programa de radio con un especialista en sexualidad quien decía que al fin y al cabo era lo mismo el sexo con o sin amor, pues siempre terminaba en un orgasmo que era simplemente fisiológico. No creo eso, pues tiene algo muy diferente el sexo cuando se comparte con la persona que se ama. Así hayan pasado muchos años y ya no sean ella y él los jovencitos que se conocieron sino dos personas mayores subidas de peso. Aquí lo que mata a la pareja es la rutina.

¿Podemos enamorarnos más con la cabeza que con el corazón? Nos evitaríamos menos problemas, ¿es eso posible?

Tal vez nos evitemos problemas mayores siendo más racionales, pero eso no siempre es posible tratándose del amor. Somos humanos y el sentimiento va más allá y a veces en contra de la razón. Ocurre cada caso que nos lleva a preguntarnos ¿Cómo se enamoró de esa persona? ¿Qué de bueno le encontró? Cada uno mira con ojos distintos las cosas y si se trata del amor no hay receta que valga.

¿Qué porcentaje de gente sabe hacer bien el amor?

Ya empezaron los problemas. Siempre fui muy malo para las matemáticas y jamás se me ocurriría pensar así en este terreno. ¡Por lógica y por salud mental! No podría responderte con estadísticas porque eso sería tan falso como aquellas encuestas aparentes que se muestran para algunos productos y que rezan que “Lo usan nueve de cada diez estrellas de cine”  que “rinde mucho más que el resto”, etc. Pienso que el amor no se hace sino se comparte y ello significa que ambos disfruten en común los momentos de intimidad y sepan confiar en su pareja y decirle lo que le parece bien o mal. No se trata de una pelea de lucha libre donde cada uno quiere salir ganador sino donde ambos deben participar y amarse plenamente. Hay en esto mucha ignorancia y muchos mitos que hay que dejar de lado y algo más hay que pensar en términos de cada pareja. No miente aquella persona que le dice a su nueva pareja: “¡Te quiero de una manera distinta!” o “¡Te quiero como nunca he querido!” Aunque suene a mentir universal, es cierto…se quiere a cada persona de diferente manera. 

Mientras esperamos la llegada de nuestro príncipe o princesa, ¿es mejor estar solo que mal acompañado? O ¿qué me dice de aquello de que siempre hay un roto para un descosido?

Efectivamente. Es mejor no dejarse llevar por relaciones intrascendentes, que pueden traernos poco o nada de felicidad y que de pronto pueden hacernos daño.

Podemos confiar en usted que es un hombre soltero y que ha tenido muchas parejas, y que todavía cree en el amor…y está solo.

¡Por supuesto que puede confiarse en mí! Definitivamente creo en el amor, sé lo que es experimentarlo y creo en que siempre existen oportunidades en la vida de encontrar el amor. No se puede estar solo todo el tiempo. Es algo pasajero en todo caso; que hay que saber mantener con tranquilidad. Aunque no lo crean muchos de quienes no me conocen de cerca, sigo siendo un romántico… con sus toques de práctico.

Una reflexión final.

La vida está llena de oportunidades y debo confesarte que en el amor yo las dejé pasar; no sé si algunas o muchas, pero las dejé pasar. He recordado anoche en uno de mis sueños a varías mujeres valiosas a las que tuve a mi lado. En algunos casos hubieran razones de peso para alejarnos, pero en otras fueron banalidades, cosas sin importancia que nos alejaron y que seguramente conversando se hubieran solucionado. Algunas de ellas son ahora excelentes amigas, buenas madres y buenas compañeras para sus esposos. No me arrepiento, por cierto,de lo que he vivido ni tampoco me juzgo como no lo hago con los demás. Le doy gracias a Dios por la vida y por todo lo que he vivido. Hombres y mujeres somos distintos y creo que muchas veces lo que nos falta es sabernos leer mutuamente, sabernos interpretar para vivir más felices juntos.

Si desean saber más del autor o conocer a profundidad su trabajo pueden pinchar:
O escribirle a:
amarolarosa@gmail.com





5 comentarios:

  1. Enhorabuena, amiga.......muy bueno el reportaje y una gran curiosidad por leer ese libro....Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Una entrevista en profundidad y con el sosiego de quien ha escrito y vivido hondamente. Creo que seguiré su consejo pues los libros sobre el amor aunque no enseñen a amar, invitan a la reflexión.
    También hay poesía en las honduras de estas palabras de Amaro La Rosa.
    Enhorabuena Elga y felicidades al entrevistado.
    Ginés

    ResponderEliminar
  3. Una entrevista, muy profunda en tus preguntas, un tema muy interesante. El concepto sobre el amor, el sexo y la convivencia,no voy a aventurar que son acertados o no,cada cual de un mismo concepto,entiende cosas diferentes.
    Solo expresar mi comunión con Amaro La Rosa en estos conceptos. Un abrazo.Gracias por compartir tu trabajo.

    ResponderEliminar
  4. Querido anónimo: Gracias a ti, por darte un tiempo para leer mis notas y tener la gentileza de dejarme un comentario. Cariños, Elga.

    ResponderEliminar
  5. Muy buena entrevista! no sabia mucho de mi profesor, pero ahora veo que es una persona muy importante. Y créanme que si es una persona muy, pero muy exigente en cuanto a los cursos (:

    ResponderEliminar