El sábado 23 de octubre, entre las 12:00 y las 14:00 horas, firmaré ejemplares de mi nuevo libro 'Tari, la tortuga que vino del espacio, en la caseta 79 (Lastura) en la Feria del Libro de Valencia (Jardines de Viveros)

miércoles, 2 de septiembre de 2020

Esther Sonder: «A veces soy tormenta en marejada y otra agua que fluye bendecida»





No tenía intención alguna de convertirse en escritora, pero el deseo de que su hija Chloe supiese por ‘voz propia’ quién había sido su madre, si no superaba una inminente y delicada operación quirúrgica, la obligó a dejar un manuscrito muy a su estilo como testimonio de su ser y su paso por esta existencia. Esa poderosa razón llevó a Esther Sonder a escribir y hallar su sitio en el mundo literario. 
Hoy la autora  nos cuenta sobre Analepsia, su segunda obra, escrita en pleno confinamiento. 

Tu vida está ligada a la literatura desde que tienes uso de razón, sin embargo la decisión que te condujo a escribir y publicar tu primera novela fue la inminencia de una intervención quirúrgica y la incertidumbre de no saber si saldrías con vida de ella. Te preocupaba que Chloe, tu hija, creciera sin saber quién había sido su madre y su historia personal. Cuéntame.

Sí, así fue, de algún modo traté de escribir una novela en la que los valores estuviesen muy presentes por sí le faltase algún día Chloe pudiese sentirme cerca a través de sus páginas. Más que mi historia personal Autopsia de una bruja, es una autopsia emocional en la que a través de la historia de Gema traslado mi forma de ver el mundo e intento hacerle llegar mi amor por ella.

Nunca consideró la posibilidad de
convertirse en escritora
El amor y el miedo conspiraron para obligarte a aceptar la escritura en tu vida, y a partir de este hecho, no te has alejado de ella, ¿crees que si no hubiese sido por eso episodio crucial, quizá nunca te habrías convertido en escritora? ¿O considerabas esa posibilidad en un futuro lejano?

A lo largo de mi vida he escrito para desahogarme porque siempre he sentido estar aquí de paso y conservar unos valores en decadencia en nuestro tiempo pero jamás tuve la necesidad de compartirlo con el mundo. No encontraba sentido a mi existencia hasta que fui madre y entonces la “causalidad” me llevó a publicar, la verdad nunca consideré ser escritora.

Autopsia de una bruja, tu opera prima, ¿qué tanto tiene que ver con su autora y su modo de entender la vida? ¿Has dejado mucho de ti en la obra o no?

Mucho más de lo que nadie pueda imaginar, en ella canalicé todas las emociones que llevaba guardando durante años.

Has tomado muy en serio el tema del miedo en tus obras, y lo presentas en toda su complejidad y formas, sin embargo te abstienes de formular juicios, ¿son muchos tus miedos? ¿De qué manera les haces frente?

¡Uy, buena pregunta! Siempre he sido una persona muy temerosa supongo que por un tema educacional. Pero después de mucho trabajo interno desarrollé mi propia técnica para salirme del plano, observarlos desde otra perspectiva y de alguna forma integrarlos y aprender de ellos.

Refieres que eres muy dada a exponer temas considerados tabú en tus novelas, aunque también has manifestado que son muy comunes en el universo femenino, ¿cómo entendemos esto? ¿Solo tabú, quizá, para la sociedad machista?

Se puede decir que sí, en mis novelas se normalizan situaciones de las que aun a día de hoy, en pleno siglo veintiuno no se habla con naturalidad. Me parece importante dejar de esconder vivencias por miedo a incomodar, pues además son estas mismas experiencias las que hacen que mis lectores se sientan identificados con ellas.

Su carta de presentación literaria
Casi en plena cuarentena española lanzaste Analepsis, tu segunda novela, una historia de amor que se gesta y desarrolla en estos tiempos de la denominada nueva normalidad. ¿Hubo algún hecho o emoción preciso que te impulsó a crear esta historia en un escenario tan actual?

Sinceramente tengo una mente muy virginiana y tenía metida en la cabeza que la próxima novela sería la segunda parte de Autopsia de una bruja, ya que además la tenía totalmente estructurada. Pero la insistencia de mi amiga, la astróloga Mª Carmen Ridaura, me impulsó a escribir Analepsis y quise adaptarme a lo que estamos viviendo en este momento. Aunque Elga, he de decirte, que es más de desamor que de amor en sí. Creo que esta obra desmitifica el ideal del matrimonio.

¿Por qué el título Analepsis? Explica el significado y los alcances de esta palabra con la cual no estamos muy familiarizados, aunque sí con alguno de sus sinónimos.

La analepsis es una anacronía muy utilizada en cine y literatura para narrar hechos de forma retrospectiva. Lo que comúnmente se conoce como flashback. Respecto a por qué da título a la novela no podría contarlo sin hacer spoilers.

¿Es verdad que la escribiste en tiempo récord? ¿Fue algo adrede o simplemente ocurrió?

Ha sido algo surrealista, la escribí en doce días, pero doce días encerrada en el despacho sin poder dejar de transcribir lo que venía a mi mente. A veces me pregunto, si fue la necesidad de salir del confinamiento que me hizo sacarlo todo de golpe, o si esa historia de alguna forma ya estaba escrita y tan solo fui el canal que la volcó en el ordenador.

Chloe es la niña que aparece en la portada de tu libro, ¿hubo alguna razón, en particular,  para que eligieras su imagen entre otras propuestas?

Durante la firma de ejemplares de su primera novela 
Bueno, hay una escena en la novela en la que sale esa imagen y quién mejor que mi propia hija para darle forma, siempre conservando su privacidad pues no me gusta mostrarla ya que solo tiene cinco años.

Tanto el mundo espiritual como el esotérico, se hallan muy presentes en tus obras, ¿tienen algo que ver con tus creencias personales o son tan solo recursos para enriquecer tus historias, ¿qué me puedes contar al respecto?

Sí, el mundo espiritual y  el esotérico forman parte de mi vida desde que tengo uso de razón, de modo que no puedo eludirlos en mis obras, al fin y al cabo, entran dentro de los temas tabú que ambas novelas normalizan. Aunque siempre me gusta hacerlo desde una perspectiva escéptica y alejada de frikismos.

Sé que tu estación del año es el otoño y que tu día perfecto es ese atiborrado de nubes, ¿tal vez describe tu mundo interno? ¿Que en ti conviven la alegría y la tristeza moderadas? ¿En perfecto equilibrio?

Absolutamente, a veces soy tormenta en marejada y otra agua que fluye bendecida…, como la vida misma.

Si desean saber más de la autora y su obra
pueden  pinchar
los siguientes enlaces:
https://www.facebook.com/esthersonder7/
https://www.letrame.com/autores/esthersonder/
https://www.instagram.com/esther_sonder/




No hay comentarios:

Publicar un comentario