El sábado 23 de octubre, entre las 12:00 y las 14:00 horas, firmaré ejemplares de mi nuevo libro 'Tari, la tortuga que vino del espacio, en la caseta 79 (Lastura) en la Feria del Libro de Valencia (Jardines de Viveros)

lunes, 15 de marzo de 2021

Geneviève Nieto: «La voz es la expresión de lo que somos»

Desde muy pequeña recibió la llamada de su otra tierra: España, y aunque Geneviève Nieto no conocía bien las razones, no paró hasta establecerse en ella. Pero en sus sueños también había una ciudad, Valencia, de la que se enamoró desde el primer instante. Es aquí donde la escritora y artista francesa volvió a cantar y empezó a publicar sus primeros libros. Y también a conectar con el mundo espiritual.

Procedes de un hogar francés donde sus integrantes son multifacéticos, en tu caso, desde pequeña te manifestaste a través de la poesía y el arte, ¿cómo descubriste tus talentos?

Lo fui descubriendo a través del juego, me encantaba en la escuela inventar historias de amor sobre compañeros de clase con quienes veía que había una afinidad y me salía con rima. Y fue muy significativo cuando nuestra profesora de Letras nos pidió que habláramos de un escritor francés. Escogí a Alphonse Daudet, miré su vida y bibliografía, y de ahí nació la magia: escribí mi primer poema. Más adelante comprobé, a través de los Registros Akáshicos, que fui un trovador en una de mis vidas pasadas.

Tus orígenes también están ligados a España, y un día fuiste al encuentro de tu otra parte, ¿la llamada era urgente? ¿Qué objetivos o sueños querías realizar en estas tierras?

Nací en Saint-Étienne, en Francia, y ya adolescente sentía que no iba a quedarme en esta ciudad. Había como una llamada. La de irme era como una sensación de que algo en otra parte me estaba esperando. Y así fue, siendo estudiante busqué la manera de viajar, trabajando de guía de ruta, luego en Valencia, me saqué la habilitación de guía de turismo. Mis primeros viajes fueron hacia España.  Después buscaba contratos de tres meses para estar aquí. Ya se me estaba guiando para venir a Valencia. De hecho cuando llegué a esta ciudad por primera vez, en 1989, sentí que aquí estaba en casa.  Además emergía  la sensación de que había ya antes en este lugar. Luego pedí venir como ayudante de conversación a  esta ciudad. Cada vez  que tenía vacaciones escolares estaba aquí, pero fue recién en 2006  que di el gran salto, dejar mi trabajo de profesora de español en Francia para desempeñarme en lo mismo, aquí, en Valencia. Desde entonces me desempeño como profesora de francés en la Escuela Oficial de Idiomas de Valencia. Lo tenía muy claro, siempre decía dejaré lo de Francia para cambiarlo por un puesto similar en la Escuela Oficial de Idiomas y así fue. Recuerdo este gran cambio con un cariño muy especial porque no sabía muy bien cómo funcionaban las Escuelas Oficiales de Idiomas. Con absoluta entrega estudié tres  días con sus tres noches las unidades didácticas que nos pedían. Me concentré en mi objetivo: de las 10 plazas, una estaba destinada para mí. Era lo que me repetía y lo daba por hecho. Terminó por cumplirse. Hacía los viajes en autobús de noche, porque por la mañana examinaba a los alumnos para el bachillerato en Francia,  y al día siguiente, me examinaban a mí en Valencia.

Mi actual compromiso con el Grupo de 40 por un trabajo por nuestra Madre Tierra, y con la  Escuela Arcturiana, me reafirma en que todo el proceso debía darse de esta manera en Valencia. Mis canciones y los videoclips de Baila para ti y Despierta ya se rodaron en plena naturaleza, en las afueras de esta bella ciudad. Y lo que está por venir,  tiene que ver con el mar. Me siento muy unida a este entorno.


Tu conocimiento del español es pleno, y lo dominas tal como tu idioma materno, al momento de escribir, ¿en qué lengua crees que te es más fácil expresarte o consideras que fluyes sin freno alguno?

Fíjate, lo curioso es que siendo de origen español por mi padre, aprendí el español en la escuela. Apenas tuve contacto con este idioma,  noté que tenía condiciones para aprenderlo. Sacaba muy buenas notas.  De ahí el propósito de hacer Filología Hispánica. Siento que puedo escribir con facilidad en los dos idiomas. Me encanta que sea así y vivirlo como un juego. Para mí es fundamental  sentirme libre a la hora de escribir. Me gusta cuando van aflorando las rimas; sin que haya, muchas veces, respeto por la métrica.

Sé que a raíz de una experiencia de adolescencia se bloqueó tu creatividad y te fue casi imposible recuperarla, trascurrió mucho tiempo de que pudieras recuperarla por completo. ¿Qué hiciste para superar el trauma? ¿Buscaste ayuda o tú misma lo venciste?

Sus sueños la condujeron a dejar su país

Este bloqueo que mencionas viene vinculado con la voz y mi sueño de niña, pues siempre estaba en los escenarios. En casa debía aburrir a mis padres porque, de la nada, montaba un escenario. Era muy creativa cantando, bailando. Y este bloqueo o trauma de cuando era  adolescente ocurrió durante un festival de fin de curso, cuando junto a una compañera de clase, decimos  cantar una canción en homenaje a un dirigente egipcio que hablaba de paz y acababan de asesinar; recuerdo que nada más empezar la canción, hubo silbidos y nos tiraron monedas. Esta triste experiencia me marcó tanto que no había vuelto a subir a un escenario para cantar, hasta que me invitaron a un programa de televisión valenciano para interpretar mi primera canción Baila para ti, un tema que compuse con la  colaboración musical  de Carlos Mansa.  De eso hace tres años,  y ya habían pasado 40 años desde aquel incidente de la adolescencia. Nunca tuve problemas para hablar en público, tampoco en los recitales de poemas o bailar  ante la gente, pero cantar hasta ese entonces no lo había vuelto a hacer. Me esmeré mucho en la  técnica vocal,  que es lo que te da esta confianza y seguridad, y volví a dar ese paso y otros más. También  volví a  escribir,  porque todo vino a la vez.  Había publicado Un nuevo amanecer,  que era el primer paso hacia la escritura de mis poemas en francés y en español.  Decidí seguir y volver a cantar.  Me dejé guiar por la inspiración. Como bien sabemos siempre acompañados y guiados. Simplemente debía empoderarme, empezar a volver a confiar en mí, trabajar con mi confianza y seguridad.  Y en ese instante empezó  la gran aventura de regreso a casa.

Pese a que escribes desde niña, recién aquí, en España, te animaste a publicar. Tu primer poemario se titula Un nuevo amanecer. ¿El título hace alusión a tu marcha de Francia hacia España?  ¿O tiene que ver con un cambio interno?

Hubo  todo un proceso evolutivo en mi interior.  No me puse a escribir enseguida. Un nuevo amanecer hace referencia a este paso que, precisamente, hace cuatro años di cuando lo publiqué.  Mi trabajo creativo estuvo muy unido a mi crecimiento y evolución personal.  Esta llamada se manifestaba y me decía: «Y ¿ahora qué?» Y esta voz interior que me dice:  «Recuerda, te encantaba cantar, bailar y escribir con rima de niña. ¿Qué pasa? ¿Te has alejado del camino?  Y si te lo propusieras ahora, ¿qué pasaría?» Y todo se me aceleró. Al dar este paso, di el siguiente, haciendo que también estos poemas sean canciones. Como bien lo menciono en la canción Baila para ti, mi  mensaje es ‘sé tú mismo (a)’ y que ‘no importa la edad’.

¿Cómo se da tu proceso creativo cuando se trata de escribir poemas? ¿Invocas a las musas o ellas se presentan espontáneamente?

Su espacio Sentir se emite por Instagram Live 

Mi proceso creativo se da a través de las vivencias y del estado emocional en que me encuentro. Desde la observación de cómo estoy, de lo que voy viendo alrededor mío. Simplemente a partir de mi sentir, desde lo que puede resonarme y me interpela. Durante el confinamiento de marzo de 2020, volví a escribir mucho y voy a publicar próximamente en el libro  Un nuevo amanecer II, todo lo que me llegó a través de lo que íbamos viviendo. La comunicación con nuestra Madre Tierra es fuente de inspiración, y me encanta toda la fase en la cual me he visto y me veo guiada por un trabajo de servicio a ella y a todos los seres vivientes. Mi trabajo creativo está inmerso en la labor del  Grupo de 40 y al de Escuela Arcturiana. Recordemos que no hay nada disociado. Desde nuestra labor personal hasta nuestro proceso evolutivo, el que es, más bien, grupal (que caracteriza a la Era de Acuario) y al servicio planetario. Mi trabajo artístico se ha ligado  con mi recorrido hacia las terapias alternativas -que también imparto con  respeto al  proceso de cada uno-, las meditaciones, los cantos armónicos, que se me manifestaron durante el confinamiento y con los cuales estoy en la fase de exploración, y con  todo lo que me aporta el espacio Sentir que presento  cada semana en Instagram Live.  Recibo a gente vinculada a diferentes disciplinas: desde artísticas como música, baile o canto, pasando por el bienestar personal que toca pilates, yoga o taichí hasta la escritura literaria.  Y es cierto que, recordando el banquete de Platón,  creo que llegan a mí sin buscar nada.  Ayudo a mi manera,  a través de clases de francés o terapias como Reiki, Registros Akáshicos, Meditación, Nuevas Técnicas Cuánticas De ahí surgen colaboraciones muy enriquecedoras y me siento muy agradecida. Repito,  todo está unido y lo más valioso es el camino.  Disfrutando de lo que te encuentras en  la ruta que te conduce a tu propósito. Y ocurre desde el equilibrio y la paz interior. Si  bien es cierto que,  a lo largo de mi proceso,  también estuve en los extremos, ahora comprendo que  todo era perfecto para darme cuenta de que aquello no podía llevarme hacia lo que aspiraba y que debía soltar situaciones que me estancaban  y no me hacían feliz. Es importante  hallar el equilibrio entre la materia y lo espiritual, de ese modo se logra un estado de conciencia más elevado. Confío plenamente que este año 2021 va a ser el principio de una gran concienciación planetaria para la  reparación de nuestro planeta Tierra.

Sé que también escribes las letras de tus canciones, y dos de tus temas, Baila para ti y Despierta ya,  se pueden ver y escuchar en tu YouTube, ambas composiciones poseen un mensaje de crecimiento espiritual, te encuentras muy comprometida con tu rol de sanadora o mensaje de luz, ¿no es así?

Lo que deseo a través de las letras de mis canciones es aportar mi grano de arena en el logro del equilibrio planetario, inspirar hacia una conciencia plena de valores de respeto, justicia y amor a todos los reinos del planeta Tierra, sin importar que sea mineral, vegetal, animal o humano. Que este mundo justo y equilibrado al que aspiramos todos no sea una utopía sino que sea real, de verdad. Y mi propósito, tal y como lo siento y es mi deseo más hondo, es que a través de la música, del baile, del canto se haga realidad; que se manifieste porque es lo que nos une entre varias posibilidades existentes. Y la verdad me hace feliz, pues a través de ella  se expresa nuestra verdadera esencia, sacando al niño o a la niña alegre, feliz, que le gusta sonreír, disfrutar, jugar en el momento presente,  aquí y ahora; creando desde este preciso momento, recordando que ‘creer es crear’, siendo todos cocreadores con el Creador y con toda la Creación, bases de nuestras Leyes Universales.

Le das mucha importancia a la voz, la consideras medicinal, y te has  valido de ella para estar serena y en armonía a través del canto. Con el confinamiento descubriste los Cantos armónicos, ¿es necesario saber cantar o lo importante en esto es intentarlo? 

Junto a Tara, un ser que ocupa un lugar importante en su vida

La voz es la expresión de lo que somos. Cuando alguien se expresa, puedes ver, si observas, en qué estado emocional se encuentra porque todo está unido. Desde muy pequeña canto, me encerraba horas y horas en mi habitación y cantaba.  Me sentía feliz, interpretando a mis artistas preferidos. Nuestra voz es la del alma y se debe cuidar. Desde lo que decimos o decretamos, porque el sonido es vibración y es lo que enviamos al Universo. Todo lo que se dice y se piensa encierra un gran potencial.  Si le añades la emoción y  lo ves como en una proyección de lo que quieres manifestar, entonces lo materializas. Para mí los Cantos armónicos se han manifestado para que tomara consciencia  de que estaban aquí.  Todos podemos cantarlos, no hace falta saber cantar.  Si sabes te ayuda y es una maravillosa herramienta para reequilibrar nuestros centros energéticos, regenerar nuestras células, átomos, moléculas o partículas cuánticas.  Nos sirven para recuperar nuestro equilibrio y llegar a manifestar nuestra verdadera esencia; para llegar a la auto-realización o iluminación, a través de la perfecta armonía entre lo que sientes, piensas, expresas y haces. En síntesis  logrando  ser Uno con el Creador y con toda la Creación.

Otra de tus pasiones es bailar, pero no te has quedado solo en tu práctica individual, pues has organizado una serie de festivales con las más diversas clases de danza: Bhangra, flamenco sevillanas, Zumba, Sh'Bam, salsa, bachata y  danza oriental. E incluso giros sufís, una forma de meditación en movimiento, que no sé si serán considerados un tipo de baile. ¿En verdad dominas todos ritmos?

A estas alturas de la entrevista, ya tus lectores saben que me encanta bailar. Si alguien toca música, me levanto, y desde ese sentir, nace el baile y sigo lo que estoy escuchando. Si se me pone en una pista de baile, puedo bailar horas y horas. He viajado mucho, y a lo largo de mi recorrido a través de diversas ciudades, se me dio la oportunidad de conocer y apreciar numerosos tipos de baile, por tanto a partir de lo que más me gustó, logré desarrollar una interpretación muy mía de cada una de estas danzas. También me apunté a Danza africana en Francia. E incluso a Samba. Bailo con soltura las Sevillanas, algo de Flamenco, por supuesto desde mi sentir, aunque atendiendo a la técnica.  Participé en  festivales de fin de curso aquí y en Francia. El Bhangra me encanta,  lo disfruto muchísimo. Respecto  a la danza oriental estoy en ello.  La persa me fascina. En cuanto a los giros sufís, confieso que puedo estar bailando sin parar. Al hacerlo me siento libre, no me mareo y esto de girar es un estado de presencia y conciencia; en efecto es una meditación en movimiento. Recuerdo que cuando era niña lo de los giros estaba en mí ya como una memoria celular, me subía en estos tíos vivos que llamaban “tourniquets” y me ponía en medio; no me sentaba y me ponía a disfrutar de la  gran velocidad que experimentaba desde el centro. Luego quitaron estos juegos.  No sé el nombre exactamente,  pero sabía  cómo referirme a ellos en español. Y en cuanto a Zumba  y Sh´bam,  me di  cuenta de que tenía facilidad para coger rápidamente los pasos.  De igual forma podría  añadir a esta lista bailes, otros géneros como la salsa, la bachata o el chachachá, que me encantan. Mi canción Baila para ti, refleja mi vínculo y pasión por el baile.

Publicaste Dialogo con tus guías, tus maestros y seres queridos, a partir de una serie de experiencias personales que querías compartir,  y refieres que te esmeraste en escribir esta obra debido a la importancia que tiene para ti el tema que toca, ¿cuál crees que es el aporte más significativo de tu libro y de los que pronto verán la luz bajo el título Nuevo amanecer?

Su primera obra 

Decidí hacerlo cuando seguía la mentoría de Laín García Calvo, justamente  el prólogo lo escribió él. La aventura del Best Seller me duró poco, pues comprendí que mi proceso era muy diferente de quienes compartían en ese momento conmigo.

La intención o propósito de mis libros es poder orientar a partir de mis propias vivencias, lo que he experimentado;  mi recorrido y proceso con la certidumbre de que podía ayudar a otros seres.

Por aquel entonces tenía muy claro los títulos de los otras obras, que formarán parte de una trilogía, y que aguardan su tiempo preciso. Ya sabes todo es perfecto dentro del Plan divino, ni antes ni después, sino en su debido momento.

El reconocido coach Lain García Calvo, uno de los líderes en crecimiento personal en Hispanoamérica, te asesoró durante la primera etapa de tu creación literaria, ¿lo consideras uno de tus maestros? ¿Qué consejos te dio respecto al libro?

Como bien sabemos que no ocurre nada por casualidad sino por sincronicidad, Lain García Calvo apareció en mi vida para romper un patrón heredado relacionado  con el tema económico. Laín es un fantástico coach para bajar lo más espiritual, explicándolo para que se entienda bien en lo más terrenal. Fue una gran vivencia participar en sus eventos y tenerlo como mentor, pero llega un momento en que te das cuenta -desde la gratitud inmensa del proceso- que en ti se hallan todas las respuestas. Es entonces que es preciso realizar un período de retiro profundo, a solas contigo misma para realmente ver quién no eres y abrirle paso a quién, en verdad,  eres.  Obviamente me siento muy agradecida a quienes me han ayudado en mi proceso, entre ellos a Lain, por supuesto.  

Meditas, practicas yoga, enseñas francés, colaboras con otros creadores, no paras nunca, sin embargo tengo entendido que estás inmersa en varios proyectos relativos a la búsqueda del ser, la paz mundial y la iluminación  del planeta, ¿qué nos puedes contar?

El primer  título de su trilogía
Desde muy joven estuve dispuesta a ayudar en función de lo que estaba a mi alcance. Un día al terminar una meditación expresé el deseo de que se me guiara para ayudar a otros seres, y hubo un gran cambio en mi vida. Todo se detuvo en cuanto a lo que hacía de Raja Yoga para llevarme hacia la Escuela Arcturiana y el grupo GOF de 40 (40 grupos de 40= 1600), del que soy miembro, y las Nuevas Técnicas Espirituales o Cuánticas, con técnicas desde la titilación, el poder arcán o poder de pensamiento, la telepatía, la biorelatividad, entre otros,  que son técnicas avanzadas que te llevan para contribuir a la reparación y ascensión del planeta Tierra y de la Humanidad a un nivel de conciencia más elevado, lo que sería a la Quinta Dimensión. Las actividades o ejercicios se practican de manera grupal desde la noosfera, es decir desde el poder de pensamiento,  a través de él se puede llegar a un estado superior evolutivo de la biosfera, lo que nos lleva hacia el proceso evolutivo del planeta Tierra y de la Humanidad. En esta Era de Acuario -donde  se está llevando a cabo el proceso evolutivo personal, grupal y planetario, sin olvidar que es una gran colaboración-, hoy  más que nunca se cumple «Lo que es arriba, es abajo; lo que es adentro, es afuera». Y por lo tanto si arriba están unidos desde el Triángulo Sagrado, compuesto por los Maestros Ascendidos de la Gran Hermandad con el Maestro Jesús o Sananda, la Virgen María, Buddha o el Maestro Saint-Germain, de igual modo también se vincula  con Seres Estelares como Arcturus, con quienes nace este proyecto de ayuda al planeta en su fase de ascensión, además  la de la Humanidad, Las Pléyades, Andrómeda, Antares, Sirio… y los Nativos Americanos, con quienes trabajan codo a codo para reparar el aura de la tierra mediante técnicas avanzadas de la Quinta Dimensión, previo permiso de los seres terrenales, con la finalidad de lograr una  colaboración para bajar la energía superior y luz superior, y permitir la ascensión del planeta a un nivel mayor de Conciencia y de la Humanidad en su proceso evolutivo. Tal como sucedió con la evolución del Hombre de Neanderthal a Homo Sapiens, y lo que sería ahora al Homo Omega dentro de este Reino espiritual, no entendido en el sentido de religión sino de un nivel de conciencia superior. Con las Ciudades Planetarias de Luz, repartidas por el planeta, entre las cuales la ciudad de  Valencia desempeña un papel importante entre otras, pues se constituye en una reserva oceánica para preservar los mares,  océanos y la vida que habita en ellos. Recordemos que estamos en una Nueva Era, la de Acuario, y nos hallamos en una época de transición y profundos cambios. Por lo tanto es una gran colaboración por un bien común: por el de nuestra Madre Tierra y de todos los seres vivientes.

De niña albergaste muchos sueños, ¿los has cumplido? ¿O estás en camino?

He cumplido unos cuantos sueños a lo largo de mi proceso evolutivo, el de poder desempeñarme como profesora de francés, tanto en Francia como aquí.  También el de ser Guía de Turismo, en ambos lugares. Ahora voy a por mi sueño de niña: cantar y  bailar.  Y llegar  al mundo entero con mis canciones con mensajes.  Que la gente pueda cantarlas, bailarlas y ser felices.  Quiero seguir expresando lo que soy escribiendo poemas, haciendo colaboraciones con otros artistas. Pretendo cumplir mi propósito que es uno: seguir como sanadora planetaria y ayudar dentro de un bien común en las áreas que pueda ser útil por un mundo justo y en equilibrio.

Si quieren saber más de la creadora y su obra 
pueden pinchar los siguientes
enlaces:

 

 


2 comentarios:

  1. Muchísimas gracias Elga por nuestro reencuentro en esta vida y lo que encierra todo lo evocado a lo largo de esta entrevista. Sería como una canción en francés "Juste une mise au point", era una canción de Jackie Quartz sobre las "plus belles années de ma vie", los años más bonitos de mi vida, un balance sobre lo vivido que nos hace recordar que no hay nada bueno ni malo, sólo es lo que es para hacerte ver lo que toca y poner en su centro lo que no lo es, sentirse en paz y en equilibrio. Simplemente gracias gracias gracias Elga. Merci. Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por participar. Ha sido muy grato conocerte y que los lectores se enteren de tu trabajo poético y espiritual. Todo lo mejor para ti.

    ResponderEliminar